11/08/2019 - 11:47

Viva Felipe VI, ecuánime Jefe de Estado

Francisco Javier Burón

Francisco Javier Burón

Su ‘majestad’, Felipe VI, ha dado toda una lección de ‘político de Estado’ al que es, por el momento, presidente en funciones. Y éste ha respondido con la ‘callada’ por respuesta y con una incoherente ‘tardanza’ de nada menos que 50 minutos, casi una hora en su visita (protocolaria de verano) al palacio de Marivent.

 

Todo un ‘desatino’ al que se suma el del año anterior de 15 minutos. Este año ha ‘sobrepasado’ lo que es un breve ‘retraso’ y lo ha convertido en toda una ‘reseña’ que se debe tener en cuenta, a tenor de lo que un monarca debe permanecer a la espera de una ‘cita’ ya anunciada (a bombo y platillo) y en la que Sánchez ha sido de todo menos ‘delicado’, cometiendo un error de ‘bulto’.

 

Sus más de 70 entrevistas (me parecen muchas para estar en verano y ‘en funciones’) a realizar las tendría que haber ‘delegado’, al menos las últimas, para no tener que hacer esperar a S.M. Felipe VI. Pero la ‘parafernalia’ que se ha montado el ‘funcionario a presidente’ es de una prepotencia inigualable. Lo sencillo que hubiera sido dejar en mano de uno de los 8 ‘ministros funcionarios’ (llamo así a los políticos socialistas ‘en funciones’) que el día reseñado salieron a dar mensajes llenos de un ‘pesimismo’ pero, a la vez, para que se notara que están por la labor de la siguiente ‘investidura’ aunque sin mucha ‘chicha’.

 

Le encarga a la Sra. Calvo que ponga al frente de su ‘agenda social’ y todo solucionado en lo referente a esa ‘demora’ asombrosa del que pretende ser puntual en los ‘asuntos de Estado’, quien emula al rey pero que ni ostenta el ‘rango’ ni los asuntos que el monarca maneja entre manos. ¡Todo un sin saber muy bien de ‘gobernanza’!

 

Eso en cuanto a los 50 minutos de ‘demora’ que son toda una ‘ofensa’ que Sánchez ha propiciado a don Felipe VI, y a la que el rey no respondió como debía pero dio todo un ejemplo de ‘templanza’ y saber estar, ‘virtudes’ lógicas en un Jefe de Estado que conoce muy bien la ‘compostura’ que prevalece, ante todo. ¡Viva nuestro rey!

 

Y si nos adentramos en los ‘tejemanejes’ que se ha propuesto Sánchez en este mes de agosto en el que está propiciando a su ‘ejecutivo’ un mes ‘laboral’, dejando sin vacaciones a los que forman parte de ese gobierno en funciones (si el ‘líder’ tiene que quedarse una semana ‘laborando’, sus ‘secuaces’ también, sigo siendo ‘el presidente’), hemos de decir que, hasta el momento, no ha logrado poner ‘pie en pared’. Tantas reuniones con los ‘agentes sociales’, no le han dado el fruto que él pretendía. Más al contrario, le están negando la ‘sal’. No consigue sus ‘propósitos’ por más que se empeñe en ello.

 

El tema, como ha señalado el ‘susodicho’ (ya no voy a poner ‘pelele’, aunque nos demuestre a todos los votantes que su ‘egolatría’, va más allá de lo ‘indecible’) está muy ‘crudo’ y no se ve un horizonte ‘despejado’: entre que el cambio de clima está haciendo ‘estragos’ y la polución de las grandes ciudades ya casi no deja ver la casa de enfrente. Más bien el horizonte está ‘enrarecido’ pues Sánchez tan solo nos habla de un ‘gobierno progresista’, que nadie más que el PSOE tiene la ‘alternativa’ a formar ese gobierno y que los demás grupos políticos deben ‘sustentar’ y ‘alimentar’ la formación del mismo.

 

Sr. Sánchez, “yo soy el presidente”, déjese de ‘monsergas’, de ‘chorradas’ y de ‘falsas promesas’ (hubo un presidente, ‘el presidente’ para el que esto firma: don Adolfo Suárez quien usaba la frase ‘puedo prometer y prometo’ y casi siempre respondía a lo que se ‘comprometía’) que los ciudadanos ya están hartos de tantos ‘compromisos’ que se diluyen sin apenas poder saber en qué consistían los mismos.

 

Tantos ‘ministros’ de su ejecutivo tratando de ‘abrir puertas’ en diversas ‘mesas negociadoras’ con fines sociales para captar votos para la próxima investidura, tiene toda la pinta de ‘conducirnos’ a nuevas elecciones. Lamentablemente eso no es bueno para España y menos para un PSOE que camina ‘en paralelo’ a un Sánchez que va ‘por libre’ (como ya he comentado en otras ocasiones). Si el Partido Socialista y el presidente en funciones no se ‘solidarizan’ por el bien de ambos, no van a conseguir antes del 23 de septiembre una ‘alianza’ que les facilite poner en marcha la XIII Legislatura.

 

Según van corriendo los días, parece que Sánchez no ha encontrado todavía la ‘senda’ por la que transitar para obtener los acuerdos necesarios y no tener que ir a nuevas elecciones. Pero las ‘componendas’ del líder socialista no parecen dar con el camino más seguro que le lleve de nuevo a La Moncloa. Este viernes ha declarado: “a finales de agosto y principios de septiembre tendré un nuevo encuentro con ‘Podemos’ para tratar de ‘cerrar’ un acuerdo que será el definitivo para poder sacar esta legislatura adelante”. Palabras que han resonado como una auténtica ‘tomadura de pelo’, para la fuerza ‘podemita’.

 

Y como estamos en verano y los temas a tratar, salvo el más relevante que es conseguir un gobierno que haga frente a las vicisitudes que acucian a España, no son especialmente urgentes, el artículo no va a tener más trascendencia que la ‘reseñada’ en el titular y de la que me quiero hacer cargo en este último párrafo pues me parece que la figura del rey de España es mucho más importante que la ‘desidia’ con la que está afrontando Sánchez su posible y definitiva posibilidad de ser ‘investido’.

 

Tal es así que cuando nuestro rey, Felipe VI (en Mallorca) a su llegada al palacio de Marivent declaró que “el momento que atraviesa España es delicado y la manera de salir de este ‘bloqueo’ es tratar de eliminar los inconvenientes y buscar de una manera democrática y con garantías el poder conseguir ese gobierno con el que salir de esta ‘crisis’ en la que nos encontramos” (es una traducción ‘libre’).

 

Como es natural, estas palabras de nuestro rey, molestaron a Sánchez, que no soporta que nadie le pueda ‘ordenar’ lo que debe hacer ya que él se basta y se sobra para tales ‘menesteres’. Aunque la realidad le dice lo contrario: corrija el ‘camino’ que los españoles no hemos pedido ese ‘gobierno progresista’, hemos solicitado un gobierno para España, que nos saque del ‘laberinto’ en el que usted, Sr. Sánchez, nos ha metido.

 

El Jefe del Estado es y seguirá siendo, si no se ‘modifica’ la Constitución, S.M. el rey don Felipe VI. ¡Mal que le pese a “yo soy el presidente”! porque a este paso, puede que ‘retorne’ a ese callejón sin salida en el que se metió hace unos años y del que salió a ‘trancas y barrancas’, después del ‘pufo’ en el que nos dejó a todos. Basta ir con ‘honestidad’ y una dosis grande de ‘generosidad’: si no ofrece nada a los partidos constitucionalistas, no le van a dejar ser presidente porque también ‘los otros’ tienen la oportunidad que usted ahora está disfrutando, como candidato a la presidencia del Gobierno de España.

 

¡Escuche con atención, Sr. Sánchez las palabras expresadas por S.M. el rey, Felipe VI que seguro le serán de gran ‘utilidad’! ¡Deje de ‘deambular’ de un lado para otro que lo único que va a conseguir es volver al ‘anonimato’!

 

No escatime esfuerzos pero lo poco que haga sea dentro de la ‘sinceridad’ que debe ostentar un político de ‘altura’, y así podrá estar satisfecho de dedicarse a una profesión que le proporciona ‘casi’ unas miras como si fuera un Jefe de Estado.

 

¡Viva nuestro monarca don Felipe VI por entender la democracia que reina en España y por, ende, entender el momento que atraviesa nuestra ‘nación’!

 

Hagamos de esta legislatura algo grande pero con el ejemplo de un partido de gobierno que si quiere que los demás se sumen a su ‘proyecto’, pongan toda la ‘carne en el asador’ pues de otra manera, no conseguirán la ‘abstención’ de unos ni la ‘colaboración’ del resto. Sr. Sánchez: “no deje para mañana lo que pueda hacer hoy”, que ya se sabe que “a quien madruga, Dios le ayuda”.

 

Y remato con otro refrán que resume este escrito en el que mi ‘loa’ a nuestro monarca es más que ‘notoria’: “a quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija”. Y no diga que no soy ‘condescendiente’ con usted, Sr. Sánchez, que como aquél decía: “más vale pájaro en mano, que ciento volando”. ¡Agárrese a lo que tiene y no ‘pulule’ por otros ‘lares’ donde le pueden dar un ‘castañazo’!

 

¡No ‘desperdicie’ su última (o penúltima como se suele decir oportunidad ya que el tren solo pasa ‘una vez en la vida’! ¡Que Dios reparta ‘suerte’!

 

Francisco Javier Burón Monís es ciudadano de Telde.

 

Comentarios

  • Mayte Sarmiento
    12/08/2019 - 17:05

    Ahí ha dado con la madre del cordero. Cualquier cosa más compleja que el "mi mamá me mima" es un jeroglífico para algunos.

    3
    0
  • javier burón monís
    12/08/2019 - 10:31

    A Elián tan solo comentarle que el 'ronzal' habría que ponérselo en su boca. Pero prefiero 'hacer oídos sordos' ya que "a palabras necias...". El que habla de realidades es un 'servidor' pero no supeditado a ningún poder. A Paco Falcón le deseé un buen verano y responde con unos 'jeroglíficos' que no comparto, ya que los refranes no se 'reviran'. Y "si no quieres caldo, dos tazas". Javier Burón.

    0
    0
  • Vicente Artiles
    12/08/2019 - 09:16

    En esa línea sucesoria al trono de España, después de la Infanta Leonor (1) y su hermana la Infanta Sofía (2), está el Excelentísimo Señor Don Felipe J. Froilán Marichalar (4) y su hermana la Excelentísima Victoria Eugenia (5). ¡ Dios nos libre ! QUE EL REY FELIPE Y SUS DOS HIJAS VIVAN MIL AÑOS. ¡¡ MIL !!

    23
    1
  • Paco Falcón
    11/08/2019 - 17:35

    Discrepo ecológicamente (¿o es enérgicamente?): "Vale más ciento volando que pájaro en mano" y aplíquese al ser humano, libre y no esclavo, del dinero, del poder o de reyes no electos y ricachones perdidos con el esfuerzo de todos. Ah, estaba bien lo de ecológicamente...

    2
    2
  • Elián Galván Sosa
    11/08/2019 - 14:12

    Da gusto comprobar que todavía quedan súbditos que estarían dispuestos a ponerse el ronzal en la boca para tirar de la carroza de El Preparao si fuera menester.

    3
    0

Enviar Comentario

X