10/03/2019 - 09:24

Franco sale del armario

Cristóbal D. Peñate

Cristóbal D. Peñate

El Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria siempre le fue a la zaga al de Santa Cruz de Tenerife pero en los últimos años le ha ido acortando tanta distancia que incluso en muchos actos está por encima del chicharrero, por lo que se ha hecho más popular y conocido en el exterior.

 

La gala del drag queen es el acto estelar del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, incluso más visto y seguido que la Gala de la Reina. Ese es un caso evidente en el que el carnaval palmense ha adelantado al tinerfeño. La gala del drag queen tiene más seguimiento y también ha generado en los últimos años más polémica, que ha hecho ruido de altavoz al carnaval de la capital grancanaria en la península y parte del extranjero.

 

Hace dos años se armó la de dios porque un drag queen se mofó de la crucifixión, de la Virgen y del sursum corda, montando un cristo que acabó en los tribunales. Un colectivo poco cristiano denominado Abogados Cristianos presentó una querella contra el drag queen, que lógicamente fue sobreseída en el juzgado de guardia.

 

Este año la gala de Drag Queen sirvió para hacer mofa y burla de la Guardia Civil, el himno nacional y Franco, que está muy de moda gracias a Pedro Sánchez. El Carnaval de Las Palmas no ha sido el único que ha resucitado al dictador ya que en otras fiestas similares de la península lo han paseado incluso dentro de su ataúd. Figuradamente, claro.

 

No me extrañaría que algún colectivo de abogados franquistas presente de nuevo una denuncia contra el drag queen burlón que ha hecho salir del armario al gallego chico y de voz aflautada que lleva más de 40 años enterrado en el mausoleo del Valle de los Caídos.

 

Esa posible denuncia sería rechazada con toda seguridad por el juez de turno pero daría juego al colectivo franquista que ahora está tan de moda en España a raíz del protagonismo que ha ido adquiriendo Vox en las últimas semanas, sobre todo a raíz de las elecciones en Andalucía.

 

Quizá veamos a Ortega Smith (hurra por ese apellido tan español, español, español) como abogado acusador en un juicio contra un drag queen, igual que ahora lo estamos viendo en el gran juicio del procés de Cataluña más como un teleñeco que como un letrado.

 

Los ultras no suelen tener sentido del humor y por eso generalmente pierden no solo el juicio en singular sino todos los juicios en plural.

 

Es absurdo recordar a estas alturas que el carnaval es una fiesta transgresora y gamberra. Una de dos: o suspendemos los carnavales o hacemos lo propio con los abogados ultras. Es más probable hacer de prestidigitador con lo segundo: nada por aquí, nada por allá.

 

Cuando se pierde el humor y el juicio, solo queda esconderte bajo las sábanas del fantasma que llegas a ser.

 

Cristóbal D. Peñate es periodista.

 

 

 

Comentarios

  • Francisco Jones
    17/03/2019 - 08:45

    ¿Aguantamos la dictadura franquista? ¿ES QUE TIENES 80 AÑOS?Queda muy poca gente que viviera en la dictadura,y en los últimos años no se puede decir que era realmente dictadura,lo que pasa es que la izquierda no tiene soluciones ,ni proyectos de futuro.Atacar a Franco es su futuro ,JAJAJA pues vaya.

    1
    0
  • Isaías González
    13/03/2019 - 19:21

    Me temo, estimado, que si no nos ponemos la pilas nos van a llegar por la extrema derecha estos impresentables seguidores de Franco y nos van a hacer recular e involucionar después de tantos años de democracia, afortunadamente más de los que aguantamos de dictadura franquista.

    0
    0

Enviar Comentario

X