02/12/2018 - 11:03

A hacer puñetas

María Mir-Rocafort

María Mir-Rocafort

Se acabó una de las campañas. En mayo nos espera otra. Los españoles todos necesitamos muchas cosas porque de muchas carecemos, aún los que parecen tener en abundancia, pero si nuestras carencias nos hacen reflexionar sobre la situación política, a nuestras necesidades se agregará perentoriamente una alta  dosis de aspirinas.

 

Jamás, juro por lo que más quiero, que soy yo misma, que jamás había oído tantos disparates en una campaña electoral, y eso que he vivido campañas en tres países y dos continentes. No voy a alargar el preámbulo con una lista de los disparates más horripilantes. Quién no los haya escuchado y detectado es que no ha seguido los discursos de las derechas en Andalucía. A quien habiéndolos escuchado no se le hayan erizado todas las púas del alma es que, o bien comulga con los mismos panes que las derechas o tiene serios problemas de comprensión.

 

Confieso que la campaña de Andalucía me ha dejado lela. Todavía me pregunto cómo es posible que hombres hechos y derechos se atrevan a decir barbaridades ante cámaras y alcachofas sabiendo que sus caras y voces van a salir en radios y televisiones y se van a escribir en prensa quedando en las hemerotecas la huella indeleble de su estupidez. ¿Hay alguien que a estas alturas no tenga la certeza objetivamente demostrable de que los tres líderes de la tres derechas se han empleado a fondo   para pasar  ante todo el país por rematadamente ignorantes y estúpidos?

 

La memoria me ofrece una respuesta. Ayer mismo salía en las noticias un individuo, a todas luces imbécil, que se reía como lo que era por haber sido acusado de abusos a varias menores. Mientras ese ser infraevolucionado hacía payasadas ante su propio móvil, los locutores informaban de que era youtuber  y de que tenía más de ocho millones de seguidores. O sea, que es posible que Casado, Rivera y el otro no sean tan ignorantes y estúpidos como quieren parecer; es posible que estén tan convencidos de que la masa es ignorante y estúpida que para conseguir millones de votos descienden al nivel del fango sin importarles la opinión de las personas en el sano uso de sus facultades mentales. De ser así, no podemos ni siquiera concederles la excusa de la ignorancia y la estupidez. De ser así, el único veredicto racionalmente posible es que no tienen ni escrúpulos ni vergüenza.

 

Mañana, esos tres obtendrán miles de votos; dos de ellos, tal vez  millones. Por mi horrorizada mente pasan millones de americanos, de húngaros, de austríacos, de italianos que han votado por quienes les han vendido las ideas más infrahumanas, más disparatadas.  ¿Qué está pasando? ¿Será que la televisión y los móviles y las redes han conseguido alterar la conciencia de la mayoría produciéndole el mismo efecto que el SOMA a los seres humanos robotizados de Un mundo feliz de Huxley? Ese sería, desde luego, el mundo ideal para los dueños del dinero chupasangres. Me cruza por la cabeza el deseo negro de que mi hijo no tenga hijos, pero mi deseo de vivir y de que mi hijo y los hijos que tenga  vivan en un mundo humano me agitan la esperanza.

 

Mañana (este domingo), la mayoría rechazará las mentiras y los disparates que las derechas le han querido vender. Mañana, la mayoría de los andaluces demostrará, una vez más, que no está dispuesta a renunciar a la cultura profundamente humana que ha dado a España y al mundo la filosofía, el arte incomparablemente andaluz.  Los que desconocen las cualidades de la tierra que parió a   Zambrano,  Murillo, Falla, Machado, Lorca, se encontrarán con que una mayoría, ni tan ignorante ni tan estúpida como se pensaban, les mandará con sus votos a hacer puñetas.

 

María Mir-Rocafort es analista sociopolítica y columnista

 

Comentarios

  • Francisco Sánchez
    04/12/2018 - 14:34

    Ya llego VOX .Por culpa de esta clase política Española de esta oligarquía de partidos. Que no a arreglado la corrupción política empresarial y bancaria ,el hambre , la pobreza,los nacionalismo rebeldes ,................... .

    0
    0
  • Moisés
    03/12/2018 - 11:25

    La de andaluces que han votado a los zeñoritos que aun ven a caballo. Memoria de pescao.

    0
    0
  • Paco Falcón
    03/12/2018 - 11:23

    Pues no ha sido así. A mas del 40% de los andaluces no les ha importado la que se nos viene encima y se han quedado en casita, permitiendo que la derecha, en todo su abanico, sea el próximo gobierno.

    0
    0

Enviar Comentario

X