08/11/2009 - 21:49

'Toy asombrao'

'Toy asombrao'

No es habitual usar la palabra “asombrar”, dentro de la actual dialéctica, ya que, en pocas ocasiones las personas pretenden con ella, expresar el hecho de hacer sombra o de oscurecer un color con otro, si bien, en este caso, las aplicaciones de la misma son diferenciadamente opuestas.

De otra parte, cuando se piensa lo contrario de lo que se ha expresado, se puede entender que… hacer sombra puede significar oscurecer la labor o la imagen de un tercero, bien sea para guardar reserva del protagonismo o simplemente para minimizarlo y dejarlo en el anonimato. Hay quien refiere que la labor de menganito hizo sombra a la desarrollada por siclanito, es decir que la anuló o la oscureció en su realización. Por el contrario, cuando menganito trabajó siempre a la sombra de siclanito, quiere decir que hubo una reserva anónima y el protagonismo se lo apropia el segundo.

En cualquiera de los casos, encontramos otras definiciones para la palabra “asombro”, como reacción propia de “asombrar” y, en este caso, la cosa es bien distinta, ya que, puede significar: Susto, espanto, aturdimiento, desconcierto o fascinación, entre otras.

No se podría entender fácilmente la definición de asombrar frente al asombro, ya que, las mismas andan por veredas distintas, salvo… claro está, que pensemos en la actualidad socio-política de nuestro querido país.

Con asombro vemos que a diario la prensa publica nuevos casos de corrupción en el mundo de la política y que… ya van… no sé cuantos, tantos que perdemos la cuenta. Y el denominador común de todos ellos es que se dan a todos los niveles, en el estatus municipal, en el provincial, en el autonómico o en el nacional.

Al parecer da lo mismo el estadio o categoría social donde aquellos se cometen, aunque las víctimas de las estafas seamos siempre los mismos, los contribuyentes o si ustedes lo prefieren… los votantes. En fin, que en muchos casos la actualidad es una simple cortina de humo que ensombrece la realidad de lo acontecido y cuando la verdad salta a la prensa, cuando menos, te asombras de tantas triquiñuelas, falsedades, mentiras y corruptelas, que en su momento te vendieron como verdades históricas.

Con espanto puedes observar que tanto en la televisión como en la prensa escrita, ante el insulto que pueda suponer que te acusen de no ser honrado, un político conteste… “y tu más que yo”. Es decir, que el muy hijo de la Gran Bretaña no es capaz de desmentir a su acusador, de demostrar su honestidad y honradez, de tan siquiera sentirse ofendido y lejos de rebatir las acusaciones, querellarse formal y jurídicamente contra aquel, lo que hace es replicarle con otras tantas acusaciones, descalificaciones o insultos, como si de chusma barriobajera se tratara, en cuyo ambiente si todos son iguales de irregulares la cosa va bien, cuando en verdad debieran ser el ejemplo más honesto, cuerdo y recto de nuestra sociedad, ya que, son los que administran nuestros intereses, los intereses del municipio, de la comunidad o de la nación.

El aturdimiento se apodera de mi persona, cuando después de una hora de debate, que es como se llaman ahora los espacios en los que los personajes se insultan y se acusan de una y mil corruptelas, terminas sin enterarte de que ofertas creíbles y factibles de realizar pudo hacer alguno de los contertulios y que convenga a mis intereses como ciudadano, que justifique mi voto llegado el momento o lo que es peor, que no me suma en el desencanto de no creer en nada ni en nadie.

Es de locos, agotan el tiempo insultándose y acusándose mutuamente y, se han olvidado de ofertar un proyecto para captar el voto o la credibilidad de la ciudadanía. Eso nos ocurre por tener políticos de pacotilla como los que tenemos, que en ninguno de los casos se merecen cobrar lo que cobran, aunque algunos tengan titulación, porque de los otros que carecen de ella es mejor no comentar nada. Queremos dejar bien claro, que tener una titulación no crea el derecho a ejercer honestamente como político, lo puede hacer también quien no la tenga, sólo habría de ser honrado y tener amor a su gente o a su tierra, desde la más pura honestidad, cosa que se nos antoja si no difícil, si imposible.

Existe actualmente gente, que habiendo realizado estudios universitarios y habiéndose titulado debidamente, son luego unos petardos como profesionales, ya que, los estudios que realizó le fueron impuestos y por esa profesión no siente vocación alguna. Estos descerebrados se suelen arrimar al socaire de un grupo político como un parásito a su víctima, donde es considerado por aquello de la titulación y en poco tiempo le vemos ocupando cargos dentro de dicha afiliación política y, a la primera de cambio posesionado de un lugar en la candidatura de aquella.

Nuestro desconcierto se acrecienta cuando, con mayor o menor fortuna, ves que es capaz de salir electo y comprobar como este tipo de joyas son los que manejan luego nuestros designios, son los que deciden con sus resoluciones que calidad de vida hemos de tener, que dicho sea de paso no nos la dan ellos, nos la pagamos nosotros mismos con nuestros tributos, si es que sobra algo de ello después de sus intervenciones. Estos personajes, sin vocación profesional y menos aún política, desde sus inicios son deshonestos, ya que, han realizado unos estudios impuestos o a conveniencia de una sobriedad económico-social cómoda y holgada, pero en ningún caso vocacional. Estos son los elementos que hoy salen en las noticias de prensa protagonizando los escándalos de corrupción que marcan un hito histórico en nuestro país, sea al nivel que sea.

Me fascina comprobar la pasividad generalizada de la población ante estos escándalos tramposos, parece que cada cual piensa que esa copla no le afecta a él directamente y, no es capaz de protestar enérgicamente de alguna forma, reclamando con firmeza la salvaguarda de sus derechos ante la sociedad en general y ante la Justicia en particular. Nadie tiene derecho alguno, por muy importante que se crea dentro del status político-social, a lesionar mis derechos como ciudadano dentro del Estado Democrático en el que vivimos y menos aún este tipo de mafiosos. Este derecho se preserva en los primeros artículos del texto de la Constitución Española, que conste que no me lo he inventado yo, pero sí estoy seguro que es lo primero que aquellos mancillan.

No dejo de comprender y no puedo dejar de admitir, que se ha vertido mucha tinta desde la promulgación de la Democracia hasta nuestros días, en aras de tratar de mejorar nuestra sociedad día a día, de conseguir una equidad social y una calidad de vida que englobe a los individuos de todas las clases sociales, por igual.

Se de antemano, que el contenido de este artículo puede no servir de nada y que, todo sea una vez más el producto de una majadería de las nuestras, pero… se han parado a pesar que sucedería.

¿Si las listas electorales fueran abiertas?... Que los electos podrían ser de diferentes ideologías y no habría tantas posibilidades de compadreo ni corruptelas. Que todos pretenderían destacar sobre los demás realizando obras y trabajos convincentes al electorado. Que los parásitos que rellenan las actuales listas no tendrían cabida alguna y que posiblemente todos los electores nos veríamos representados con mayor equidad numérica e ideológica.

¿Si amén de tener o no cualquier titulación universitaria los políticos tuvieran obligatoriamente que hacer tres años de Ciencias Políticas y ejercer otros tres años dicha carrera antes de poderse presentar a unas elecciones?... Que posiblemente muchos piensen que se coarta el derecho democrático de la generalidad respecto a la igualdad de sus posibilidades, pero hemos de pensar que son personas que luego van a decidir sobre nuestras vidas y de alguna forma debiéramos ser menos melómanos y más prácticos. Estas exigencias van acordes a los sueldos que luego van a ganar, con una sola legislatura resuelven el resto de sus vidas socio-económica y les queda además la posibilidad de seguir trabajando y no vivir del cuento.

¿Si a los políticos y a los familiares de primera consanguinidad se les hiciera un Inventario de Bienes antes de iniciar el período gubernamental y se cotejara el mismo al finalizar aquel?... seguramente sería mucho más difícil que mediante la corruptela se enriquecieran algunos a costillas del cargo ocupado.

¿Si los políticos hubieran de responder con su patrimonio privado de las decisiones y acciones económicas negativas que afectan al erario público y por ende a la ciudadanía?... seguramente serían pocos los que aceptaran esta condición, ya que, se acabaría aquello del refrán… “el pueblo es el que paga” y la responsabilidad les afectaría directamente, cosa que no le conviene a ninguno de ellos, ya que, lo fácil es tirar con pólvora ajena.

Pero está claro, que todo esto puede ser un sueño en una noche de otoño, que ya se encargaran los actuales políticos de impedir la modificación de las leyes que puedan afectar a lo antes dicho y que seguiremos todos como borreguitos tragándonos lo que nos echen, agradeciendo y conformándonos con las migajas democráticas que nos echan y que al parecer pensamos que nos preservan de un gobierno dictatorial, cuando en verdad vivos la dictadura democrática de la mayoría electa, algo muy próximo a un totalitarismo enmascarado, situación ésta que me espanta al no querer verme atrapado en esa complicidad, en esa comodidad y en esa falta de compromiso generalizada, para exigir esas modificaciones de las Leyes Electorales que de alguna forma me den más tranquilidad ante esa rara especie llamada clase política.

Ante todo lo cual, sin llegar a entender la realidad, no me queda otra expresión que… “toy asombrao”.

 

Comentarios

  • Nombre:
    06/02/2010 - 13:41

    eW7TnH zeccnpuxzrkp, [url=http://atyxddfnsftw.com/]atyxddfnsftw[/url], [link=http://ogdezmddkcbc.com/]ogdezmddkcbc[/link], http://iukzjwcclyqx.com/

    0
    0
  • el del telescopio
    14/11/2009 - 22:38

    Parte de esa lucha podría estar en lo que comenta el amigo "Chavi del ocho", poner en el voto la inscripción de REFORMA DE LA LEY ELECTORAL-LISTAS ABIERTAS, y como dice serían votos nulos, los cuales han de ser unidos a las actas y por ello al menos figuraran en elgún sitio que no sea la papelera del olvido. Yo también y todos los que nos identificamos con esta idea, debiera hacer lo que se ha propuesto.

    0
    0
  • Chavi el del ocho
    10/11/2009 - 09:01

    La veda es que no se que pretende uste... que se le acabe la tema a los políticos... mira que bien... ¿qué le han hecho a usted ellos... los pobrecitos?... Hermano, en este país nunca avanzaran las cosas democraticamente, no sabemos respetar a los demás y menos aún hacernos respetar... yo por no estar de acuerdo con el sistema y pensar lo mismo que uste, siempre voto en blanco y de ahora en adelante voy a escribir en el voto (que será nulo) la palabra... REFORMA LEY ELECTORAL, si somos muchos, a lo mejor nos hacen caso. Los votos nulos hay que unirlos a las actas de escrutinio... ¿NO?... así no nos ignoraran, ánimo y palante.

    0
    0
  • jutoba
    10/11/2009 - 08:27

    nunca des un consejo sin que te lo pidan, podria ser que fuera como tirar una piedra al mar (se perderia) baleares amigo de kanariña ok

    0
    0
  • NUEVA_kanaria
    09/11/2009 - 14:12

    ... Mi asombro se queda en un tal véz,,, un quizá,,, un hasta pronto,,, ___ no podía evitar dejar un comentario en éste maravilloso pergamino de seda " ... A quien le importe la LUNA.... los perros que le ladren... " ___ una frase que no podía dejar pasar desapercibida, de mi gran amigo y cantautor jerezano de Cádiz " Fernando Polavieja " , cuyo trabajo se centra en la musicalización de poetas como Alberti, Carlos Edmundo de Ory, etc___ Besos amigo Fernando, de esta isleña de todas partes y ninguna.

    0
    0
  • Ciudadano Kent
    09/11/2009 - 14:03

    No cabe la menor duda que tiene razón y que a los políticos no les interea cambiar las leyes que regulan el sistema electoral y menos aún lo de las listas abiertas, si no como van a enchufar a sus colegas, pero lo que si que no tiene duda alguna es que en vez de "el sueño de una tarde de otoño" es más "el sueño despierto de un iluso"... ¿Qué pretende?... ¿Qué la democracia avance tanto que cierre las fisuras de corrupción que el actual sistema permite?... ¿Cree que alguna vez seremos como los suecos o los holandeses?... no se olvide que somos de ascendencia latina y lo primero que se aprende es como vulnerar las leyes y no cumplirlas. En todo caso, al menos se atreve a denunciar lo que piensa, cosa bien distinta es que como usted mismo dice... le sirva de algo.

    0
    0
  • Alexis
    09/11/2009 - 12:08

    Vd. asombrao, yo también. Recién llegado a vivir al municipio, era asiduo oyente de radio Independiente de telde. En más de una ocasión llegué a escuchar las tertulias, en las que estaban Sres. cómo D. Luis Padrón, El sr. Artiles Carreño, el Sr. Ramírez, y el Sr. Ortega. He dejado a éste para lo último, pues sabiendo que es un destacado miembro del PSOE, siempre ha defendido las listas abiertas. Siempre les escuché decir que la única manera de defender los intereses de los municipios, eran la listas abiertas, en las que cada concejal con su ideología a cuesta, defendiera ante el consistorio, sus tesis, siempre encaminadas a la defensa del municipio, y no de las siglas partidistas. Me agrada que hayan más personas que piensen como aquellos tertulianos.

    0
    0
  • Zenaida Amador Betancor
    09/11/2009 - 11:34

    ¡ y quien no lo está! asombraos estamos muchos , y ¡ claro que nos hemos planteado todas esas preguntas,y también estamos muchos en la mísma situación de no querer ser cómplices de esta situación ni de vernos atrapados en ella, pero como bien dice la falta de compromiso y el pasotismo generalizado que existe, para exigir esas modificaciones en las Leyes electorales, nos tienen las manos atadas a muchos, aunque no soy de las que se conforman con las migajas ni me quedo comodamente sentada a esperar a que me las tiren, si no se puede hacer desde una comunidad involucrada la lucha se hace desde el individualismo, y eso es lo que muchos intentamos, moviéndonos y no viendo pasar todo esto desde la comodidad y el conformismo.

    0
    0

Enviar Comentario

X