23/08/2009 - 21:20

El delito de la irresponsabilidad en lo público

El delito de la irresponsabilidad en lo público
Grietas en las instalaciones (Foto La Provincia-DLP)
La verdad es que hay momentos en los que, al leer la prensa cotidiana, en este caso el periódico La Provincia, en su edición del viernes, día 21 de agosto de 2009, concretamente la página 2, te quedas en la inopia, en las nubes, en lo abstracto o en el coño de la Bernarda, pero lo cierto es que te embarga una sublime incertidumbre, una incredibilidad ante lo que sucede.
 
Te sume en una soberana impotencia por no poderlo evitar y una gran decepción ante la pasividad e inoperancia de aquellos que, teniendo en sus manos el don de la Justicia, no actúan y pasan soberanamente del flagrante delito de la irresponsabilidad en lo público, como si con ellos no fuera la cosa y por consiguiente no les atañe ningún tipo de actuación, como si no estuvieran obligados a preservar desde la Fiscalía el derecho de la ciudadanía a sentirse protegidos por esa señora de esbelta figura que denominan Justicia.

Nos referimos al artículo relativo al estado de deterioro de las instalaciones deportivas, del Complejo de Ciudad Alta y todas las incongruencias y sandeces que en el mismo se especifican como manifestaciones de nuestros políticos, sí de esos que, debieran estar para gestionar correctamente lo nuestro y además defendernos de los especuladores, sinvergüenzas, ladrones y demás etnias del ramo que afecten o infecten a lo público, en definitiva a lo que es de todos nosotros… ¡Coño!... que para algo le hemos votado, precisamente para todo lo contrario de lo que realmente están haciendo.

Analizando punto por punto el texto del mencionado artículo, entresacamos las siguientes conclusiones, a nuestro pesar y para nuestro cabreo, que dicho sea de paso, seguramente a nadie le importa, ya que, la despreocupación generalizada de la ciudadanía y el no exigir responsabilidades a éstos y a los otros, es el campo que abonan estos aprendices de políticos para reírse, en nombre de la democracia, de todos los hijos de vecino.

“Un complejo lleno de rajas. Dos de los siete campos de fútbol han sido cerrados por falta de seguridad, pero el resto del recinto de La Ballena también acumula desperfectos. Los vestuarios, gradas y accesos se han convertido en un peligro para los usuarios”. Este estado de desastres se refieren a unas instalaciones deportivas que costaron una millonada y que se realizaron sobre un terreno que antes era un vertedero, sin compactación alguna ni estudio geológico que garantizara su eficacia y seguridad. Los autores de esta magna obra, fue el Grupo de Gobierno del Partido Popular capitaneado por el Sr. Soria, cuando dirigían los designios del Ayuntamiento capitalino.

Estos hechos, de por sí, ya constituyen una clara irresponsabilidad y una manifiesta manipulación de los intereses del dominio público, espíritu totalmente contradictorio con la razón de ser y estar en los lugares que ocupaban y por lo cual cobraban unos sueldos astronómicos respecto a cualquier mortal de a pie. Por ello simplemente, la Justicia debiera exigir responsabilidades y la Fiscalía debiera actuar imputándoles de los delitos a que hubiere lugar, por mancillar y vilipendiar los intereses de la comunidad, con repercusión económica negativa sobre el Erario Público y a lo que debieran responder con su patrimonio privado en caso de resultar culpables, porque, a pesar de los pesares estamos obligados dentro del actual Estado Democrático a preservar el principio de inocencia, no nos queda otro remedio y, además nos conviene aludir a esos derechos para ampararnos en las exigencias que también como contrapartida nos corresponden.

Llegados a este punto, asistimos al pleito del patio del colegio, en el cual los chiquillos se dicen a la cara lo que les parece para justificar sus propias carencias y donde al parecer ese… “y tu más que yo”, es lo que predomina y además, lo que sirve para justificar y tapar esos delitos de irresponsabilidad en lo público.

El portavoz del PSOE, actual Grupo de Gobierno en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, manifiesta abiertamente: “La obra se llevó a cabo para ganar votos. El complejo sólo sirvió para que algunos se pusieran medallas. Soria sólo pensó en su interés personal y electoral.”

Luego pasa a hacer unas exposiciones de augurero: “Soria realizó el complejo a sabiendas de que el terreno del antiguo vertedero era inestable y que las instalaciones se hundirían con el tiempo” y, nosotros nos preguntamos… ¿Cómo coño sabía este señor lo que iba a pasar?... ¿Era adivino o un lumbreras agazapado?... ¡Ñoooos!... ¡Vaya fichaje!

Para más abundar, es capaz en sus diarreas mentales, de aseverar: “Si se hubiera pensado en el interés de la ciudad la obra no se habría hecho, porque en aquel momento todos éramos conscientes de las dificultades que planteaba la actuación”. Es decir, que ustedes lo sabían y en vez de irse a la Fiscalía y denunciar esta estafa de lo público, callaron para ofrecer más credibilidad ante el fallo de los gobernantes de entonces y encima les acusan de ser los únicos responsables y, nosotros nos preguntamos… ¿No tiene tanto delito el que ordeña la vaca como el que mantiene la lata?... ¿No tiene tanto delito el que roba como el que compra lo robado?... a mi como ciudadano no me vale nada que ustedes digan que… ¡Ya lo sabía!... precisamente porque no se molestaron en evitarlo.

Si la construcción de estas instalaciones en su momento costó una millonada y que además como se asegura, anualmente se gastaban 250.000 euros en su mantenimiento, lo que ha originado una inversión en la conservación de 12 millones de euros en menos de siete años, lo sí que es una locura y que además colma el vaso de la paciencia ciudadana ante tales estafas, es que se diga que para reponer los numerosos deterioros que actualmente ofrecen dichas instalaciones, tengan que gastar 300 millones más. El tema es de locos o de gente de muy poca vergüenza, que se ríen de la ciudadanía sin rubor alguno.

Por lo que se menciona en este último párrafo y como consecuencia del rollo anterior, sentimos vergüenza ajena ante las declaraciones hechas por la portavoz del Partido Popular, saliendo al paso del tema y que en el intento de coger al toro por los cuernos, lo agarra por la cola, con el consiguiente revolcón, uno más no importa, total… para el efecto que tiene hace sobre la ciudadanía, lo que puedan pensar nos trae sin cuidado.

En un afán de eludir responsabilidades y de echar balones fuera, que no lo conseguirá jamás, aunque piense que “agua pasada no mueve molinos” o que “a río revuelto ganancia de pescadores”. No se le ocurre otra cosa que decir y espeta: “Lo que pretende el Partido Socialista es cargarse una obra emblemática de José Manuel Soria” y, nosotros nos preguntamos… ¿Si ante las irregularidades que en menos de siete años ofrecen dichas obras sigue pensando que es una obra emblemática, qué garantías nos pueden ofrecer y que nos espera en caso de tomar de nuevo el Gobierno Municipal?... ¿Sabe que el concepto de lo emblemático según la Real Academia Española, viene a significar: Significativo o representativo?... Si chapuzas como esta obra les significa o les representa… Dios nos coja confesados y… ¡Por favor!... que sean islas y no cagadas de moscas.

Después de este vano intento en echarse fuera de la cancha para no ser responsables de la pérdida del encuentro, asegura además: “Los campos de La Ballena se hicieron contando con los informes técnicos correspondientes y constituyó una inversión fantástica de Soria para potenciar el deporte base de la ciudad. Los problemas que afectan a los campos comenzaron poco después de su inauguración para las elecciones de 2003 y se deben a la falta de mantenimiento que ha habido durante estos dos últimos años de gobierno socialista.” En este punto nos perdemos totalmente y pensamos que es cuando se dan las circunstancias que de “el conejo me arriscó la perra”, por ello, sin saber dónde coño mirar, nos preguntamos una vez más: ¿Si ellos dieron por concluidas las obras para inaugurarlas en el período preelectoral y apuntarse el tanto, por qué no se han exigido responsabilidades de dirección a los autores de los proyectos y los directores de las obras?...
 
¿Seguramente también cobraron algo más de los famosos 420 euros?... ¿No existe una Responsabilidad Penal y Civil al respecto?... ¿Para que carajo están ahí si no para defender los intereses de la ciudadanía?... eso sí que es una dejación de sus responsabilidades y no que los que vinieran detrás se vieran obligados a seguir gastando dinero y conservar lo inconservable, al parecer en vez de unas instalaciones deportivas lo que construyeron fue un saco sin fondo en el cual ocultar una y mil irregularidades. Al parecer los actuales gobernantes debieran dedicar el tiempo a sostener el piso de dichas instalaciones para que no se hunda cada vez más, menudo encargo. Mejor hubieran invertido en otros deportes menos costosos y más suntuosos, como los acuáticos, la navegación o la pesca del salmón.

Finalmente concluye que todo pasa por una campaña de desprestigio hacia su partido para ocultar las irresponsabilidades de los actuales gobernantes, que tampoco son santos de nuestra devoción, pero les arenga a que se ocupen de una vez de buscar soluciones a los problemas de la ciudad y además recrimina al edil de Deportes que dejara sin gastar 1,6 millones del presupuesto de 2008.

En este punto, ya me perdí totalmente y aunque eché manos a un diccionario titulado “Las artimañas de los políticos dentro del Sistema Democrático Español” (que no existe), para intentar comprender algo, solo consigo plantearme más dudas y por consiguiente más preguntas: ¿Denunciar las irresponsabilidades de quien fue responsable es tratar de ocultar las irresponsabilidades de los actuales responsables?... ¿Se heredan las responsabilidad y los disparates de una legislatura a la otra sin que medie la Justicia ante tales delitos?... ¿Es de obligado cumplimiento gastar el dinero consignado aunque no haga falta su inversión?... ¿No es eso también la irresponsabilidad que se conoce popularmente como tirar con pólvora ajena?... ¿No van estos comportamientos contra los intereses de la ciudadanía a la que se deben en cuerpo y alma?... esto último es un decir, porque les falta lo más importante… el espíritu de servicio. Son tan inoperante e innecesarios como “la bandera que el viento se llevó”… otra diarrea faraónica de corte político que en su momento se dio y que seguimos sin entender… ¿Para qué sirvió además de para gastar innecesariamente un porrón de euros?

El delito de la irresponsabilidad en lo público, vemos que actualmente se salda en nuestro Estado Democrático, con insultos y acusaciones de las partes que intervienen en este encuentro deportivo, en el que nadie suda la camiseta pero que si juegan con nosotros los ciudadanos, se ríen de nuestros intereses, nos roban el balón, cometen todo tipo de infracciones y mientras tanto el arbitro del encuentro, en este caso la Fiscalía, no pincha ni corta, no defiende a los indefensos, en fin… que no toca ni siquiera el pito.
 

Comentarios

  • Juan Bermudez
    27/08/2009 - 09:02

    El repaso que da a los dos grupos políticos es edificante y clarificador, tanto uno como otro tiene culpabilidad manifiesta en el tema, pero a quien sí le mete el dedo en el ojo de lleno es a la Fiscalía, la pagamos entre todos y... ¿Qué coño hace para salvarguardar lo nuestro?... ¿Connivencia?

    0
    0
  • Mario Martel
    25/08/2009 - 09:02

    Creo que el meollo de la cuestión está en lo que se denuncia y no en las palabras que se emplea, aunque me mosquea que por lo del "coño de la Barnarda" se altere nadie, hace bien poco Alfonso Ussia puso 14 veces en un articulo "hijos de puta", pero claro el otro es un profesional y este "majadero" creo que es un aficionado aunque con muchos aciertos. y arrestos. Enhorabuena, me ha gustado.

    0
    0
  • Chavi el del ocho
    24/08/2009 - 08:29

    La verdad es que se enrolla un rato "el majadero", aunque a veces no me entero muy bien de lo que pone, pero en términos generales le va a la tribu. No se corta un pelo y ya que tiene razón, debiera ser más agresivo y directo con los mamones que hay en la política. Le otorgo el garrote de oro, un quince pal majadero.

    0
    0
  • Ciudadano Kent
    24/08/2009 - 08:25

    Sr. Luis: La expresión del "coño de la Bernarda", no es improcedente en estos momentos, es una expresión de desdén e impotencia acompañada de una rabia interna al no poder evitar estos atropellos. Hay otros escritores o articulistas mucho más afamados que "el majadero", que las usan a menudo y nadie se sonroja por ello (depende de la categoría o la fama del autor) el Sr. Ussia, nuestro admirado Camilo José Cela, Quevedo y muchos más lo hicieron y nadie se rasgó las vestiduras por ello. En cuaqluier caso, creo que lo importante del artículo, es la denuncia clara que hace de la nefasta actuación de los políticos y, creo que el planteamiento es interesante y aceptable, ya que, no insulta directamente a ninguna persona en concreto, aunque discrepe de la forma de actuar y las consecuencias que la misma nos trae a los ciudadanos. Con todos mis respetos.

    0
    0
  • El rayo verde
    23/08/2009 - 23:58

    Creo que este señor no se ha pasado ni un ápice en la expresión. Lo que ocurre es que la ciudadanía está hasta el gorro,de tanto "mamón" como hay en la política , convirtiéndola en su centro de negocios, donde trincan para ellos y para su partido ,con los que pagan favores que los hacen intocables. Pero lo triste del caso es que nadie va a la Fiscalía, quizás porque piensan hacer lo mismo cuando esten en el poder . Me da mucha pena ver a una España mafiosa y otra ingenua e inoperante. Una que tiene las ideas clarísimas, que es llenarse los bolsillos. Otra que no tiene ni puñetera idea de lo que es progreso. Y unos votantes que mientras les den fútbol y programas casposos se sienten felices. !Que lástima de Democracia¡

    0
    0
  • luis
    23/08/2009 - 23:27

    Se han pasado con la expresion "coño de la Bernarda", totalmente improcedente en un artículo periodístico

    0
    0

Enviar Comentario

X