23/11/2008 - 22:38

Cuando se tergiversan los términos en Telde

Cuando se tergiversan los términos en Telde
Biblioteca de Arnao (Foto TELDEACTUALIDAD)

En nuestro anodino empeño de remediar las diásporas mentales de algunos iluminados, nos encontramos con dos clases de elementos. Aquellos que conscientemente meten la pata en su afán de destacar sobre la mayoría y, los que demuestran con su ausencia que el meollo de la cuestión les importa bien poco o nada.

L@s primer@s, pletóric@s ell@s, de una ignorancia supina y una prepotencia desmesurada, no son capaces de ver los árboles aún teniendo delante de sus narices el bosque y, al igual que cierto caballero de cuyo lugar no quiero acordarme, se confunden en el paisaje, tomando aquellos por gigantes o cuando no por montañas.

Montañas que nacen y, que lejos de erosionarse con la lluvia, el viento o el paso del tiempo, se acrecientan y cual bola de nieve que rueda ladera abajo, aumenta y aumenta día a día, hasta llegar al punto de creer a ciencia cierta estar en posesión de la verdad o cuando no, de la sabiduría oficialmente establecida (como si ésta existiera por el mero echo de versarla).

L@s otr@s, que debieran estar en el lugar idóneo y que no se les ve el pelo en el momento que se bendice la mesa, sobre todo en la casa que generalmente comen con asidua suntuosidad, y que además, en el momento de partir el pan ellos se encuentran en otra fiesta; de igual, menor o peor realengo, pero eso sí… más popular, populosa y televisiva. Demuestran con su comportamiento no tener claras las luces de su atardecer y confunden las terminologías de responsabilidad con la de popularidad, haciendo dejación de otra terminología por la cual si cobra… la obligatoriedad. Obligatorio parece ser, que se considere necesario e imprescindible subirse a todos los carros que pasen, por si se acaba el carrusel, pero en este empeño puede que pierdan el carro que más les pueda favorecer y no lleguen al final del trayecto, o tomen uno equivocado y cuando lleguen,… ya sea tarde.

No damos nombres, porque esa nunca ha sido nuestra forma de actuar, pero aquellos que se ven identificados en los dos párrafos anteriores, debieran tomar conciencia y pensar que existen otros foros donde la oficialidad tiene obligatoriamente que estar presente.

Se les ha elegido para esas cuestiones y por si fuera poco, además se les paga para ello bastante bien, con lo cual l@s que teníamos que vernos honrad@s con su presencia hemos sido premiad@s con su reconfortante ausencia, para el caso da lo mismo. Es una manera más de tergiversar los términos. Sólo estuvieron l@s que quisieron estar y consideramos que éramos suficientes.

Ahora me asalta la duda… ¿Será una majadería más de las nuestras?

 
X