Juan Sánchez: "Las epidemias nos cogen siempre confiados y sus efectos pueden ser colosales"

Fue concejal de Cultura y Patrimonio Histórico y teniente de alcalde durante el mandato 1987-1991 y es catedrático jubilado de Secundaria

Carmelo Ojeda

Juan Sánchez:
Juan Sánchez Martín (Foto TA)

Fue concejal de Cultura y Patrimonio Histórico y teniente de alcalde de Telde durante el mandato municipa 1987-1991 por el PSOE. Su labor es aún recordada por positiva. Profesor de Física y Química de Secundaria ya jubilado como catedrático de la materia. en septiembre del pasado año pregonó las fiestas de la playa de Ojos de Garza, de la que es un enamorado.

 

Sigue vinculado a la Agrupación Socialista Juan Negrín que años atrás le rindió un homenaje.

 

1.- La primera pregunta es obligada: ¿Cómo se encuentra? ¿Cómo está pasando estos días y semanas de confinamiento forzoso?

Bien, tranquilo, aunque preocupado por la situación sanitaria que estamos viviendo y por lo que nos deparará en el futuro inmediato la crisis económica que se avecina y que puede lastrar los sueños de varias generaciones.

 

Mucho mejor de lo que esperaba, viviendo cada día como si no existiera el ayer, ni el mañana.

 

2.- ¿Desarrolla alguna actividad por teletrabajo o de alguna otra forma?

Al estar jubilado, no realizo tareas laborales; pero procuro tener ocupada la mente con actividades lo más variadas posibles para que no se oxiden las neuronas.

 

3.- ¿En qué emplea las horas del día?

En leer la prensa digital y artículos científicos de actualidad, especialmente los relacionados con el coronavirus y con la historia de las epidemias en Canarias, etc. y, ya, a otro nivel sobre la lucha canaria, una de mis grandes pasiones; así como ver algunas películas de cine clásico en la televisión.

 

4.- ¿Ha recuperado alguna afición perdida en estas jornadas de cuarentena?

Bueno, me he reconciliado con las redes sociales en las que no he sido muy activo, he tratado de restablecer el contacto con esos amigos con los que tenía algo pendiente por compartir; así como mantener una relación fluida con las nuevas generaciones de la familia.

 

5.- ¿Qué reflexión personal hace de lo que está pasando en todo el mundo en estas semanas?

Me ha venido a la mente lo que hace poco tiempo me comentaba en Ojos de Garza, entre vaso y vaso de vino, un buen y perspicaz amigo, médico, al señalar que este mundo estaba más preocupado por la cirugía estética que por la investigación biomédica básica, las enfermedades raras o las asociadas al cambio climático.

 

6.- ¿Qué es lo que más le ha llamado la atención de lo que está aconteciendo?

Que en principio, todo el mundo le echa la culpa a alguien, sin analizar el, propio comportamiento. Cuando la pandemia se oteaba por el horizonte, yo pecador me confieso a Dios, estuve en dos concentraciones multitudinarias en el Carnaval de Las Palmas y el 8 de marzo estuve en el Corte Inglés y en la manifestación en la Plaza de Santa Ana, eso sí acompañado de un ingeniero, dos médicos, una diplomada en Enfermería y una profesora de Educación Infantil.

 

Y los que desarmaron la sanidad pública en nombre de la iniciativa privada y el liberalismo, ahora acusan a esta de sus dificultades para dar respuesta a este gigantesco desafío. Yo les condenaría, como al Dios Atlante, a llevar, de por vida, sobre sus hombros el peso de sus decisiones.

 

7.- Telde ha sido uno de los municipios menos azotados por el virus ¿Cómo ve la situación local?

El que la pandemia no se haya cebado con nosotros es una satisfacción, aunque algún amigo se haya quedado en el camino, pero este es un problema global con el que tenemos que colaborar desde lo local y, personalmente, con nuestro compromiso de no enfermar para no infectar a los demás. Sí me gustaría destacar el esfuerzo de las Policías Municipal y Nacional por hacer efectivo el confinamiento y de todos los trabajadores públicos y privados por mantener los servicios básicos para la ciudadanía.

 

8.- ¿Cuánto tiempo cree que tardaremos en recuperarnos de la crisis económica derivada de la pandemia?

Eso depende, en este mundo globalizado, si la solución es simultánea a nivel mundial las cosas pueden normalizarse más rápidamente de lo que pensamos; pero si es a cuentagotas, las cosas se pueden complicar y ralentizarse la recuperación económica.

 

También depende del tiempo que tardemos en lograr una vacuna y en sintetizar los fármacos específicos para este tipo de virus, que eliminarían muchas de las incertidumbres sanitarias y las derivadas económicas que ello comporta.

 

9.- ¿Se puede sacar alguna lectura positiva de esta calamidad global?

Ninguna, salvo la necesidad de una potente sanidad pública, con una red sanitaria preventiva y otra asistencial íntimamente conectadas. Aunque las epidemias siempre nos cogerán confiados en que con los adelantos actuales lo tendremos todo controlado, y así se hundió el Titanic. Ocurre igual que con los fenómenos geológicos, cuando se producen, nos superan ampliamente por lo colosal de sus dimensiones.

 

10.- ¿Cree que todo volverá a ser igual cuando se levante el confinamiento? ¿Qué va a hacer el primer día que se pueda salir a la calle?

Sí, la naturaleza humana al cabo de poco tiempo olvidará, como ha ocurrido en otras ocasiones, y pesarán más los deseos de disfrutar de la vida que la prudencia sanitaria, sobre todo en una sociedad tan hedonista como la actual.

 

Depende de las condiciones en que se vaya levantando el confinamiento; pero en una situación ideal: caminar, visitar a mi familia -especialmente a los niños, para verles jugar con esa innata capacidad de abstraerse de todo lo que les rodea- y por la tarde jugar una partidita de dominó en El Casino con los amigos.

 

Comentarios

  • Antonio Cejudo
    04/05/2020 - 10:53

    Sin lugar a dudas uno de los mejores concejales que ha tenido nuestro municipio con un gran nivel cultural.

    105
    4

Enviar Comentario

X