23/12/2014 - 20:42

Miedo escénico en Telde

Miedo escénico en Telde
Foto de familia de la Corporación de Telde (Foto TA)
El Pleno ordinario de este lunes iba para breve, dicho en términos periodísticos. No tenía enjundia ni para abrir una noticia a dos columnas. La sesión corporativa se ajustaba al guión de los plenos tradicionales de diciembre, de guante blanco, en los que impera siempre el “espíritu navideño”, pero Guillermo Reyes, que no había abierto la boca en toda la reunión, se reviró y la cosa cambió de repente.
  
El Gobierno de Telde había decidido apoyar la moción de Nuevas Canarias sobre las escuelas infantiles, aun cuando en el texto de los nacionalistas, defendido por Carmen Hernández, se vertían críticas contra la mayoría que preside Mari Carmen Castellano por el cierre de estos centros y el cambio de modelo de gestión, de pública a privada.
  
Como ni Francisco López, vocero del PP, ni la concejala de Servicios Sociales, Sonsoles Martín, quisieron asumir la defensa de la posición del Gobierno local, el marrón le tocó al edil de Educación, Daniel Martín, que lo hizo a su estilo, dejando claro el apoyo del Ejecutivo a la propuesta de Nueva Canarias porque venía a “afianzar” el objetivo de la mayoría. Eso fue lo que dijo.
  
Reyes escuchaba atento la intervención y no daba crédito a las palabras del nacionalista de CC. No pudo más y pidió sobre la marcha la palabra, se retorció en su asiento y se marcó con vehemencia un alegato que metió el miedo escénico en el cuerpo de la alcaldesa y de las filas de su partido, el PP. “Estamos locos” fue la expresión que repitió hasta en dos ocasiones como mínimo para echar en cara a Martín y, por ende, a todo el Gobierno su cambio de postura sobre las escuelas infantiles.
  
El compañero Pedro Hernández, redactor de La Provincia-DLP, recogió en la crónica del Pleno que la exposición desconcertó al PP y no le falta razón en esta apreciación porque se ajusta perfectamente a lo que se vivió en ese momento en el salón dorado de las Casas Consistoriales de San Juan, con poco público pero con las cámaras de Telde Televisión para quedar constancia visual de la situación que llevó a la alcaldesa a pausar el Pleno y convocar una reunión de portavoces para definir la posición definitiva del PP y de sus socios (CC, CCN y concejales no adscritos).
  
Erre que erre, Reyes aprovechó el receso para insistirle a la alcaldesa que lo “coherente” era un pronunciamiento en contra del Gobierno a la moción de NC, pero el CCN puso tierra por medio y el centrista Juan Martel dejó claro que sus dos ediles no secundarían el consejo envenenado de Ciuca y que la abstención sería su posición. Al final, los centristas se salieron con la suya y todo el Ejecutivo se decantó por la abstención, dejando así sólo al grupo de Reyes en la negativa a apoyar la iniciativa de Nueva Canarias.
  
El Pleno no dio para más. Bueno sí, unas cuantas anotaciones más. Nueva Canarias, que se amparó en varias informaciones de TELDEACTUALIDAD para interpelar al Gobierno, quiso pasarle factura a su exconcejal Héctor Suárez por el lamentable episodio de la suciedad en las calles de Los Llanos tras la visita de Papá Noel. Carmen Hernández le pidió a la alcaldesa que tomara “cartas en el asunto” ante la “inexperiencia” y/o incapacidad de gestión de Suárez.
  
El concejal no adscrito, afiliado ahora a CC, permaneció callado ante el chaparrón de críticas desde las filas del partido por el que obtuvo el acta de edil. Se refugió en el silencio. ¿Miedo escénico quizás? Lo cierto es que no fue capaz de pedir la palabra para dar una explicación a lo denunciado en el Pleno por NC y avanzado un día antes por este medio digital haciéndose eco de críticas de vecinos y comerciantes de la zona.
  
Fea y reprochable actitud la de Suárez, la de evitar dar la cara ante una denuncia con trascendencia pública, como también lo fue la negativa de Carmen Hernández y su equipo de ediles a posar al término del Pleno con el resto de los miembros de la Corporación en una foto de familia por las fechas navideñas.
  
La idea del socialista Alejandro Ramos la acogió con agrado la alcaldesa pero no los nacionalistas de Nueva Canarias, contagiados acaso por el miedo escénico que minutos antes había insuflado en el Gobierno el portavoz de Ciuca. Reyes y sus ediles sí que participaron en el retrato familiar, el primero de la Corporación presidido por la foto oficial del nuevo Rey de España Al fin y a la postre, a ellos también les gustan las fotos y especialmente ahora a las puertas de una campaña electoral que barrunta muy dura en Telde.

Carmelo Ojeda es catedrático de Geografía e Historia, fue profesor de Enseñanza Secundaria, redactor de Canarias7 en Telde y actualmente dirige el periódico digital TELDEACTUALIDAD.
 

Comentarios

  • Otro artista
    30/12/2014 - 16:38

    ¿Miedo escenico? y por qué no cobardia.

    0
    0

Enviar Comentario

X