26/06/2013 - 15:22

El pregonero salva unas fiestas de San Juan 2013 de Telde para olvidar

El pregonero salva unas fiestas de San Juan 2013 de Telde para olvidar
Antonio Cerpa, durante el pregón de las fiestas de San Juan 2013 (Foto TA)
Si por algo pasará a la historia la última edición de las fiestas patronales de San Juan, que finalizaron este lunes, será por el magnífico pregón pronunciado por Antonio Cerpa en la Casa Condal. El resto de actos, para olvidar. Peor, imposible. Han sido, con diferencia, las fiestas menos motivadoras, más deslucidas, del devenir reciente de lo que es el núcleo fundacional de la ciudad, que se merece un respeto que algunos se empeñar en no atender.
 
Cerpa marcó un antes y un después con un texto enternecedor, lleno de lirismo, pero, a la vez, pegado a la realidad de unos “tiempos tristes y convulsos”. Su mensaje reivindicativo hizo saltar las alarmas en la mal llamada clase política local y agentes sociales de Telde por la inequívoca llamada de atención ante la mediocridad de los gobernantes, su pasividad ante el “drama horroroso” del paro, las luchas cainitas, el insulto soez, la intolerancia, la incapacidad para el acuerdo y la crispación castradora. Vamos, que para vivir a más de 2.000 kilómetros de distancia, en Madrid, dibujó con todo lujo de detalles lo que se vive y se sufre en Telde. Por todo ello, muchas gracias Cerpa.
  
No sé si el apreciado amigo, colaborador de TELDEACTUALIDAD, puso su mirada en Telde cuando escribió estos párrafos de su fustigador pregón, pero lo cierto es que bordó el escenario político y social que se vive en el municipio, una situación que ya hemos dicho por activa y pasiva que nos lleva al suicidio colectivo como sociedad, como cuarta ciudad del Archipiélago.
  
Telde es una urbe que por los 650 años que arrastra se merece unas fiestas patronales que ayuden, ahora más que nunca, a la cohesión social y no una programación dispersa y paupérrima en contenido, actos que ya no motivan a los teldenses ni a foráneos o que simplemente son incapaces de reinventarse para adaptarse a los nuevos tiempos.
  
La plaza de San Juan, antaño epicentro de los festejos más señeros del municipio, era estos días atrás el vivo retrato de un desierto. Hasta el concierto del grupo Ataycate se llevó al improvisado recinto ferial arenoso montado en la Hoya del San Pedro, junto a cochitos y otras atracciones, que con el bullicio reinante hicieron inaudible el  recital de esta formación musicial.
  
La exposición de elementos etnográficos y la feria de artesanía pasaron casi desapercibidas, arrinconadas en la Casa Condal, con el consiguiente malestar de los profesionales que participaron en esta preciosa muestra.
  
El recorrido literario ya no es lo que era. El cronista oficial de Telde, Antonio González, lo intenta cada año, cosa que es de agradecer, pero el evento no ha vuelto a tener la brillantez de sus primeras ediciones. Sólo congrega a unas decenas de personas, casi siempre las mismas. El de San Francisco feneció y el de San Juan ha entrado en coma profunda. Necesita urgentemente un revulsivo, so pena de desaparecer ante la falta de atractivo.
  
El Festival del Buen Rollo, en el auditorio José Vélez del parque urbano de San Juan, fue un fracaso absoluto a pesar del elenco de buenos humoristas y cantantes. El rollo no funcionó y fue otro de los puntos negros de estas fiestas. Nos gustaría saber quien fue la cabeza pensante que propuso este escenario en un mes ventoso y fresco como junio para un evento de estas características que a lo sumo suele concitar el interés de unas pocas cientos de personas, cuando se dispone de un teatro municipal que es el marco idóneo para este tipo de festivales de humor.
  
La popular romería fue de los pocos actos que mantuvieron el nivel de otros años, aunque la concurrencia a la baja se dejó notar y bastante.
  
Hasta el espectáculo callejero de Los mechones de San Juan, en Melenara, decayó sobre manera. A nadie se le esconde que la crisis hace estragos en las aportaciones económicas para financiar este pasacalle, pero es precisamente en estos momentos cuando los organizadores deben estrujarse el seso para que la muestra de conjuros no pierda su encanto y se convierta en más de lo mismo.
  
En fin, reiteramos las gracias a Antonio Cerpa porque con su pregón salvó a las sanjuaneras teldenses de 2013.
 
Carmelo J. Ojeda Rodríguez es catedrático, director de TELDEACTUALIDAD y ejercicio durante casi 20 años de redactor de Canarias7 en Telde.
 

Comentarios

  • El visor
    18/08/2013 - 08:01

    Tenía que llegar un teldense, culto y reflexivo, para decirles a estos señores que nos gobiernan, que están equivocados en sus planteamientos. Esta no son formas de servir a un pueblo, que la mayor parte de lo que hacen, es puro y duro escaparate. Se han hecho los dueños del pueblo y hacen y deshacen a su antojo. Eso si, que sus colegas estén bien puestos, con formación o sin ella, todo da igual y " aquí no pasa nada".

    0
    0
  • Gato Pardo
    09/07/2013 - 08:51

    Llevo pididendo 3 años la fiscalizacion del ayuntamiento de telde, todo lo que ocurre en esta cuidad es un desproposito y una tomadura de pelo para los ciudadanos... hecho la vista 12 años atras y me dan ganas de llorar, con lo que era Telde y lo que es ahora...

    0
    0
  • ineptos y torpes
    02/07/2013 - 11:49

    Este gobierno lo que quiere es eliminar todo lo que hacia la anterior corporación .Es decir por ver a uno ciego se sacan los ojos ,mucho cargo de confianza para no hacer nada si .cobrar a fin de mes . Felicidades a Antonio Cerpa

    0
    0
  • Miguel Yedra Morales
    28/06/2013 - 00:14

    Ni en la posguerra se han vivido unas fiestas sanjuaneras nada igual. Si estas fueron la fiestas Fundacionales de la primera ciudad de Canarias, apaga la luz y vámonos. A pesar de la Crisis la ciudad de Arucas, aunque con recortes, vibró por sus fiestas Paronales. Lo de Telde fué un fiel reflejo del desastre del pacto que desgobierna Telde. Dimitan por favor los teldenses no nos merecemos tantas humillaciones.Fuera tanto cargos de confianza .pues hay mas Jefes que Indios ......

    0
    0
  • Paco Falcón
    27/06/2013 - 09:46

    Muestra de lo poco o nada que tenemos que celebrar. No esta el alma pa fiestas ¿verdad?. Me sumo a las felicitaciones para D. Antonio Cerpa y solo deseo que estos gobernantes no acaben, ademas de con las ganas de festejo, con el poco humor que nos queda.

    0
    0

Enviar Comentario

X