25/11/2022 - 13:40

La Policía cree que siete niños del Liceo Francés (Telde) sufrieron abusos y lo intentaron tapar

Se sospecha que alguien tratara de ocultarlos y manipular a los menores desde dentro del centro

La Policía cree que siete niños del Liceo Francés (Telde) sufrieron abusos y lo intentaron tapar
Imagen del colegio
TELDEACTUALIDAD/AGENCIAS

La Policía sospecha que los abusos sexuales denunciados por un grupo de padres del Liceo Francés de Gran Canaria pudieron afectar a al menos siete niños muy pequeños, de tres a cinco años, y que es posible que alguien tratara de ocultarlos y manipular a los menores desde dentro del centro.

 

Una vez levantado el secreto, EFE ha tenido acceso a documentos de la instrucción cuyo contenido se reproduce en esta información citando con nombres supuestos a los investigados, para evitar que a través de ellos se identifique a los menores: Aurelio, cuidador de los niños en las siestas hasta el final del curso 2021-22; Miguel, profesor del equipo directivo; y Ángel, un empleado no docente.

 

El juez de Instrucción número 3 de Telde ya interrogó a los tres el pasado 21 de octubre y los dejó en libertad sin medidas cautelares, pero con cargos por delitos contra la libertad sexual.

 

En ese interrogatorio, se les preguntó por los hechos presuntos que expone la Policía en el atestado inicial de la causa, registrado dos días antes, donde se dice que los tres «podrían haber obrado en connivencia» para abusar de los niños durante las siestas.

 

Los presuntos abusos, relatados por los pequeños con el lenguaje de su edad, habrían consistido en besos y tocamientos en sus partes íntimas y habrían afectado a cinco niños y dos niñas. La Policía cree que hay además otros dos niños y una niña que también pueden haber pasado por lo mismo o, al menos, haberlo presenciado.

 

El instructor policial hace esta advertencia al juez en su atestado: «Dadas las circunstancias, esta instrucción entiende que puede estar dándose por parte de la dirección del centro o de algunos docentes como Alicia (nombre supuesto) cierta ocultación de información», refiriéndose a las «evasivas» con que el Liceo respondió a la Policía a las razones por las cuales el principal sospechoso, Aurelio, este año ya no trabaja para el colegio.

 

Sospechas de encubrimiento

También aprecia indicios de «encubrimiento de los hechos, ya que una vez se sospecha de abusos sexuales por parte de un docente del centro (Miguel), no se le aparta momentáneamente de sus funciones, sino que se trata de manipular a los menores para que cambien su versión de los hechos, tratándose de niños de apenas cuatro años».

 

La Policía detalla al respecto que, cuando la primera madre denunció que temía que su hijo sufría abusos o algún tipo de comportamiento inadecuado en el colegio, una cuidadora del colegio llevó a ese niño con otro docente, el investigado Miguel, y entre los dos, presuntamente, intentaron que cambiara su relato.

 

De hecho, el atestado resalta que cuando Miguel devolvió al niño a su madre, este docente le dijo que «podía estar tranquila, que su hijo había cambiado la versión» y reconocía que «todo es una broma».

 

«Que no, mami. Era una broma. Ese hombre (refiriéndose a Miguel) es bueno y tiene hijos. No pasó nada», le dijo acto seguido el pequeño a la mujer, que relata esos mismos hechos en una carta enviada a la Consejería de Educación el 10 de octubre, para pedir que se abra una investigación sobre lo sucedido en ese colegio.

 

Pero cuando la madre preguntó después a su hijo de dónde había sacado eso, añade la Policía, el niño respondió que se lo había dicho Alicia, una de las cuidadoras que ahora se encarga de vigilar las siestas, al no realizar esa tarea el principal sospechoso, quien desde el 1 de septiembre ya no trabaja para el Liceo Francés.

 

A petición de los denunciantes, el juez de Instrucción ha citado a declarar el 29 de noviembre a Alicia, esa educadora, y a Manuel (nombre supuesto), otro empleado del centro -no docente- al que algunos niños mencionan también en sus relatos sobre las siestas.

 

Sospechas de que había denuncias ya el curso pasado

Los denunciantes, precisa la Policía, han pedido que se investigue por qué el cuidador de las siestas ya no trabaja este curso en el centro y también por qué el Liceo Francés trasladó a otros países al director y la directora de primaria del colegio de Telde, para averiguar si ya el curso pasado se tenía conocimiento de la situación que supuestamente vivían los niños.

 

El expediente incluye una «nota informativa» en la que dos policías de la Comisaría de Telde dan cuenta de que «un inspector de zona» les ha comunicado que «desde el equipo directivo» del Liceo Francés «le manifiestan que el año pasado un padre de un menor de 5 años denunció en la Consejería de Educación» que el cuidador de las siestas «besaba a su hijo en la comisura de la boca así como en sus genitales» y que este año otro padre ha denunciado hechos similares.

 

En la causa figura un «informe confidencial» del Liceo Francés en el que se asegura que su actual directora decidió «abrir Protocolo de abuso el día miércoles 5 de octubre de 2022» cuando una madre acudió al centro para denunciar que su hijo decía que alguien le había dado «besitos en la comisura de los labios».

 

El informe del colegio recoge asimismo la supuesta retractación del niño («era broma», «es bueno y tiene hijos»), confirma que el día 11 de octubre otra madre denunció en el centro presuntos abusos y añade que el día 13 acudió al Liceo un inspector de Educación que les instruyó para que llevasen el caso a la Fiscalía de Menores.

 

Al declarar como testigo ante la Policía, la actual directora del centro, que asumió esa función el 1 de septiembre, aseguró que no habían tenido conocimiento antes de las primeras denuncias de este curso de ningún comportamiento de ese tipo y que el traslado de su antecesor y de la anterior directora de Primaria a colegios de otros países responde a la «rotación» de los funcionarios franceses.

 

Por su parte , el principal inculpado ha declarado ante el juez que dejó de trabajar en el centro el 1 de septiembre de 2022 por «petición propia» para incorporarse a otro empleo y que jamás ha abusado de los niños. Los mismo han manifestado los otros dos imputados que hasta ahora han comparecido en el Juzgado.

 

Comentarios

  • Carla hernandez
    26/11/2022 - 13:57

    Increíble 😱😱😱

    4
    0
  • Mila Díaz Quintana
    26/11/2022 - 00:53

    Que fuerte y que asco , como puede pasar estas cosas a día de hoy.Ya no es fácil ya no puede una fiarse de nadie .

    2
    9

Enviar Comentario

X