27/11/2017 - 13:51

La 'prueba' del delito 

Una esclarecedora imagen de los minutos posteriores da todavía más fuerza a la hipótesis de que el incendio de las ambulancias fue intencionado

La 'prueba' del delito 
En la imagen se aprecia claramente la distancia que existía entre algunos de los vehículos (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD
Telde.- A medida que avanzan las investigaciones policiales sobre el incendio que se declaró en la madrugada del pasado sábado junto a la estación de guaguas de Telde, calcinando ocho ambulancias de la empresa Aeromédica Canaria, cobra todavía más fuerza si cabe la hipótesis de la intencionalidad del siniestro, extremo que ha llegado a reconocer el propio dueño de la compañía.

 

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y ésta habla por sí sola. La fotografía, tomada minutos después, si no segundos, de que se declarase el incendio en la calle Acuarelista Elías Marrero, muestra cómo no hizo falta que el fuego se propagara. Casi al mismo tiempo de originarse, se registraron varios focos en la hilera de vehículos, destinados a cubrir el servicio de Transporte Sanitario No Urgente (TSNU) en Telde y otros municipios de Gran Canaria, que se encontraban aparcados en esta vía ubicada junto a la antigua y hoy abandonada terminal de guaguas.

 

Llama especialmente la atención la distancia que existía entre la primera y segunda ambulancia (suficiente para que el incendio no saltara de una a otra) lo que lleva a los investigadores a descartar la tesis de que las llamas pudieran afectar primero a uno de los vehículos y luego, por efecto de la propagación, se extendieron al resto.

 

En muy poco tiempo el fuego cobró fuerza y se empezaron a escuchar las detonaciones en las furgonetas de Aeromédica Canaria, empresa que actualmente se encuentra envuelta en un conflicto laboral a cuenta de la negociación del convenio colectivo.

 

En busca de uno o dos motoristas
Según ha podido saber TELDEACTUALIDAD, la Policía Nacional está peinando las gasolineras del casco y extrarradio de la ciudad en busca de pruebas que indiquen la autoría de lo que, según todo parece apuntar, se trataría de una fechoría, un delito.

 

Dada su virulencia y otras evidencias encontradas en la escena, los investigadores sospechan que el autor o los autores (las pesquisas apuntan a dos personas) acudieron primero a una estación de servicio en busca de combustible o cualquier otro acelerante con el que se ayudaron para desencadenar el incendio. Y es que hay que recordar que los bomberos del parque zonal de La Garita emplearon 24.000 litros de agua y 80 de espumógeno en las tareas de extinción, que culminaron a eso de las 07.00 horas. Es más, tuvieron que solicitar refuerzos al parque de Arinaga.

 

Recopilando imágenes de gasolineras y cajeros

Los agentes de la Policía Nacional se encuentran recabando imágenes de las cámaras de seguridad de las gasolineras o cajeros cercanos. Buscan una motocicleta que se haya movido por el casco de Telde en un rango de una hora y media, entre las 02.30 y las 04.00 de la madrugada.

 

Los investigadores, que esta misma mañana volvieron a inspeccionar concienzudamente la zona y los vehículos, también reúnen testimonios y cualquier grabación que pudiera arrojar algo de luz sobre el caso.

 

Por lo pronto tienen claro que el autor o los autores entraron por la carretera general de Melenara y que, tras provocar el fuego, huyeron rápidamente por la Avenida del Cabildo o por la autovía, ambas muy transitadas pese a la hora en la que tuvo lugar el siniestro.

 

 

Comentarios

  • Loli
    29/11/2017 - 08:08

    Que? Pero q titular es ese?? Es q alguien duda q no fuera intencionado?

    1
    0

Enviar Comentario

X