07/04/2018 - 12:02

Banderas estigmatizadas

TA ofrece una reflexión del periodista teldense Gaumet Florido sobre el significado de las enseñas

Banderas estigmatizadas
Gaumet Florido (Foto TA)

No me gustan las banderas. Tampoco las rechazo. Salvo aquellas que representen totalitarismos o se usen para enaltecerlos, las respeto en tanto que símbolos de una colectividad.

 

Por eso entiendo a quienes les emocionan, ya sea la bandera de España, la oficial canaria, la de las siete estrellas verdes, la ikurriña, la senyera o la estelada. Me es indiferente. Dicho esto, me cuesta comprender el rechazo visceral, obsesivo y, a veces, agresivo que pueden generar estos símbolos.

 

En los organismos oficiales han de figurar los que tienen ese rango, pero fuera de ahí, ¿qué problema hay? ¿Por qué se prohíben ciertas banderas en los estadios?, ¿por qué se etiqueta a la gente por llevar una u otra?

 

Me surgió esta reflexión a cuenta de un, a mi juicio, inofensivo tuit que esta semana colgó Lydia Valentín, que se coronó otra vez campeona de Europa en halterofilia. Posó con una bandera nacional y escribió algo así como que no podía ser más española.

 

Se le montó una buena, con tuits de ida y vuelta con gente acusándose mutuamente de todo. Derechona, corrupción, antiespañolismo, independentismo, en fin...

 

Y me llevó a discrepar una vez más de ese estereotipo que vincula a la bandera española con el fascismo, con Franco, con el PP o con aquello que mejor le venga al que esté deseando verla para increpar a quien la porte.

 

Escuchaba días atrás una anécdota que contó Pablo Iglesias, líder de Podemos, tras la final del Mundial de Sudáfrica que ganó España. Al acabar el partido vio a ciudadanos nacidos en Senegal o Bangladés enfundados en la bandera de España, eufóricos tras la victoria del país en el que vivían y trabajaban. Es decir, se dio cuenta de que esa misma bandera con la que él se sentía y se siente incómodo, servía para abrigar la alegría de españoles de adopción.

 

La vida está cargada de matices. Las banderas, también.

 

Gaumet Florido es periodista y redactor de Canarias7 en Telde.

 

Enviar Comentario

X