13/11/2017 - 18:32

Las Remudas se doctora en Alicante

El proceso comunitario que se desarrollo en el barrio teldense obtiene respaldo académico

Las Remudas se doctora en Alicante
Protesta en 2012 por el cierre del proyecto El Patio (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- Al proceso comunitario de Las Remudas no le avala solamente la experiencia. Una investigación ha sido objeto de una tesis doctoral que centra la atención en el impacto que ha tenido la intervención en el entorno urbano y social.

 

Ha obtenido el respaldo de la Universidad de Alicante, con sobresaliente el trabajo fue realizado por una profesional del grupo técnico que lleva varios años trabajando en Las Remudas y que quiso buscar respaldo científico al proceso comunitario desarrollado en el barrio en los últimos 15 años, según se detalla en una información de Cristina González publicada en Canarias7.

 

La tesis defiende que la salud de los individuos es el resultado de un conjunto variado y complejo de variables que, en buena parte, vienen determinadas por factores sociales. Cuando se trata de barrios en desventaja social han de desarrollarse procesos comunitarios que busquen transformar las causas que originan los problemas, y en los que han de trabajar conjuntamente, durante tiempos prolongados, los responsables políticos como los profesionales y vecinos.

 

Transición

Una de las investigaciones se centró en las acciones desarrolladas para mejorar el entorno. Mientras que el segundo trabajo de investigación, tal vez el más emocional y personalizado, analiza la influencia que la intervención del proyecto El Patio y las transformaciones vividas han tenido en la transición a la edad adulta de algunos de sus jóvenes, a través de entrevistas a profesores, educadores, familias y, especialmente, a ocho de ellos que en aquellos años eran adolescentes.

 

La mayoría recuerda un barrio con drogas, peleas y robos, que en muchos casos detestaban. Otros escondían que eran de Las Remudas. Les avergonzaba. Los integrantes del proyecto no lo tuvieron fácil. Al principio pensaban que eran policía secreta o en otras ocasiones le robaban materiales, hasta que lograron ganar su confianza. El premio Reina Sofía en 2008 ayudó a potenciar la autoestima.

 

Fue un orgullo para muchos y ya no escondían de dónde eran. El nivel de delincuencia juvenil descendió «clarísimamente», constata un criminólogo. «Yo siempre he dicho que si esto no llega a pasar en Las Remudas, hubiese estado en la cárcel o en la droga. Aparecieron en el momento justo», apuntó uno de los jóvenes.

 

Nuevo resurgir

Aunque la falta de apoyos hizo desaparecer al proyecto El Patio en 2013, los profesionales y vecinos del barrio han mantenido con dificultades el trabajo iniciado. No quieren retroceder sobre lo que el lugar ha avanzado en estos años; son conscientes de la importancia de sostener el proceso comunitario y del necesario compromiso de las administraciones públicas. Ahora ha empezado una nueva etapa gracias al apoyo económico del Cabildo y La Caixa, además del respaldo que les da el Ayuntamiento.

 

Experiencias vitales 

En Las Remudas quedó demostrado que una comunidad organizada, que reflexiona y se compromete en la tarea común de avanzar, puede proporcionar a los jóvenes experiencias vitales positivas y un entorno protector que favorezca su tránsito saludable a la edad adulta.

 

«Ha marcado mi vida, ayudó a conocerme y darme una identidad»

Uno de los jóvenes que participó en la tesis, que por motivos personales prefiere no dar a conocer su identidad, lo tiene claro: fue una experiencia muy positiva porque permitió «hacer barrio». Reconoció que su vida hubiera sido otra si el proceso comunitario y el proyecto El Patio no hubieran actuado en el momento de su adolescencia. «Ha marcado mi vida bastante», especialmente porque le ayudó a conocerse y a forjar su propia identidad.

 

Tenía problemas de estudio y de comportamiento, pero después siguió una formación. Reconoce que antes evitaba decir que era de Las Remudas, pero después dejó de esconderlo. «Ayudó mucho a alejar a los jóvenes de la droga, estaba al alcance de la mano. Abrió otras puertas, otra forma de ver el mundo», relata en la actualidad.

 

Comentarios

  • kevin
    14/11/2017 - 18:51

    Yo trabaje en el patio y para mi fue una de las mejores experiencias de mi vida, el barrio las remudas lo que tenia era mala fama porque en todos los años que trabaje allí me sentí muy querido arropado y cuidado. Nunca fui con el miedo de hay estoy en las remudas xk repito era la fama allí hay de todo como en todos los barrios yo tuve la suerte de cruzarme con los mejores.

    2
    0
  • Un vecino del barrio.
    14/11/2017 - 10:14

    Cuando entro el patio en Las Remudas, ya habia desaparecido la mala fama del barrio, aquellos que formaban todo ese alboroto en el barrio ya eran mayores o estaban en la carcel, el patio entro en las remudas en un local y tambien en el colegio Guillermina Brito, y yo personalmente vi a alguno fumando un porrito con algunos de los jovenes que alli iban. No conozco a nadie que se avergüence de ser de Las Remudas y llevo aqui 40 años, asi que no pinten el barrio como algo que no es. Al igual que en todos sitios hay personas buenas y malas, personas trabajadoras y no trabajadoras, drogadictos y no drogadictos, deportistas y no deportistas, jovenes que cogen un camino u otro, pero esto pasa en todos lados, San Gregorio, San Juan, San José, La Herradura, Salinetas, ect... solo por nombrar barrios en Telde. Creo que se le esta dando al barrio algo que no es y que no ha sido, se vendio droga y se sigue vendiendo, pero esto es menos del 1% de los que vivimos aqui, a ver cuando ponen el lado muy bueno de Las Remudas, como trabajadores, buenos estudiantes, buenos deportistas, o sacan a las de otros barrios que vienen a comprar la droga aqui, que tambien seria interesante.

    11
    3

Enviar Comentario

X