10/09/2017 - 08:56

¡Vivas al Santo Cristo de Telde!

TA ofrece una reflexión del sacerdote y párroco Francisco Martel

¡Vivas al Santo Cristo de Telde!
Francisco Martel (Foto TA)

FRANCISCO MARTEL

Amigos-as, estoy seguro que las fiestas del Santo Cristo no dejan indiferente a nadie, ni a devotos ni a cristianos que se alejaron de la Iglesia, a veces con algo de razón. Una vez más con gusto recuerdo la vez que cargué con el santo Cristo que me dio escalofrío al echarle piropos de cerca con todo mi corazón.

 

Al parecer la preciosa imagen traída en siglos pasados de las Américas fue hecha por los indios tarascos de Michoacán. Sí, una vez más invito a los amigos que tienen fe a que recen por tantas personas que hoy están crucificadas por el paro, por enfermedad o por dependencia a drogas… Por mi parte prometo en estos días rezar un poco más al Cristo de Telde para que bendiga también a todos los que se han apartado de la fe y para que dé salud a tantos enfermos que esperan su bendición sanadora.

 

Amigos lectores-as, sé que el Cristo de Telde no deja indiferente ni a devotos ni a ateos serios, aunque sean duros de pelar que siempre los hay. Les confieso que cuando yo me acerco a la Basílica de San Juan le echo piropos a esa preciosa imagen aparecida en Bocabarranco hace siglos, a quien miro despacio rezándole por las muchas personas que hoy continúan clavadas por la droga, por el paro y por las infidelidades.

 

También desde este escrito doy gracias a tantos párrocos que han pasado por Telde como D. Teodoro, D. Juan Artiles D. José Hernández, D. José Francisco, haciéndonos valorar el santo madero de la Cruz donde Jesús nos salvó. Sí, le pido al Cristo teldense que nos bendiga a todos los que le suplicamos diciéndole con mucha fe: Santo Cristo del Altar Mayor, Santo Cristo de las Misericordias, Santo Cristo de las Aguas, Santo Cristo del Atlático, ruega por nosotros.

 

Amigos lectores-as de TeldeActualidad, les animo en estos días a pasar por la Iglesia de San Juan para rezar con fe al Santo Cristo que hace milabros visibles e invisibles, y a quien le pedimos que nos aumente nuestra fe y que eche una buena mano a muchos que quieren hoy salir de la droga, del paro, del egoismo, de infidielidades. De paso sería bueno también que le pidamos con fe para que nos mande políticos serios y sacerdotes que estén a la altura de sus compromisos.

 

Francisco Martel es sacerdote y párroco.

 

Comentarios

  • Susi Arencibia
    10/09/2017 - 11:11

    Saludos padre Martel

    0
    1
  • Susi Arencibia
    10/09/2017 - 11:09

    Muy bueno primo Bendiciones

    1
    1

Enviar Comentario