13/11/2017 - 12:41

Álvaro Monzón echa raíces en el Elder

El escritor y activista medioambiental teldense protagonizó una conferencia sobre sus trabajos editoriales y la evolución del senderismo en la Isla

Álvaro Monzón echa raíces en el Elder
Álvaro Monzón, durante su intervención el pasado jueves en el Elder (Foto Jesús Ruiz)

TELDEACTUALIDAD
Telde.- El activista ambiental y escritor teldense Álvaro Monzón ofreció el pasado jueves una conferencia en el Museo Elder de la Ciencia y de la Tecnología. Acompañado por el cronista oficial de la Isla y también de la capital, Juan José Laforet, habló sobre sus trabajos editoriales y la evolución del senderismo en Gran Canaria, actividad de la que es un gran apasionado.

 

Crónica del acto
por Jesús Ruiz

El último e interesante trabajo bibliográfico “Descubriendo Gran Canaria 5 Rutas a Pie”, realizado por el ecologista, miembro del Colectivo Turcón Ecologistas en Acción,  escritor e investigador de los caminos, paisajes, senderismo y de verdadera vocación por conservar los espacios en todos sus ámbitos y entornos naturales, conocedor y buen observador de nuestra naturaleza insular de Gran Canaria, Álvaro Monzón Santana, fue presentado en el Museo Elder de la Ciencia y Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria, el jueves 9 de noviembre.


Presentado por el Cronista Oficial de Las Palmas de Gran Canaria y Gran Canaria, Juan José Laforet Hernández,  que expresó el intenso trabajo que Álvaro Monzón ha dedicado en sus publicaciones, y las fuentes que han servido a los rotativos los temas referentes al senderismo, entre ellos uno de los que se adelantó en el tiempo fue Álvaro Monzón, de las numerosas ediciones, desde que empezó a elaborar sus ediciones basadas en trabajos de campo, fichas, etc. con un carácter muy útil, enriqueciendo el conocimiento público por la amplia información ofrecida en esta especialidad del deporte en la naturaleza, el senderismo como una base cultural para conocer el medio, la naturaleza y los espacios de la biosfera.  


Laforet, deportista nato con participaciones en pruebas de gran dureza como la Transgrancanaria, entre otras, en las que los paisajes se suceden por los diferentes rincones de las rutas establecidas para estas pruebas, con esplendido paisajes, dificultades extremas, cambios de nivel, agentes atmosféricos cambiantes, y otros elementos específicos como es la preparación física y mental, pero disfrutando, descubriendo y conociendo la piel de nuestra geografía isleña, en otro orden como el senderismo, recomienda la lectura y observación de las diferentes rutas expuestas en las publicaciones de Álvaro Monzón. 


El cronista oficial de la isla y la ciudad, expone experiencias y anécdotas que en sus diferentes participaciones como la Transgrancanaria, en la que conociendo los diferentes paisajes y entornos naturales de esta prueba deportiva que ha alcanzado un nivel nacional e internacional, la obra de Álvaro se hace imprescindible ya que muchas de las rutas, senderos, que ha ido recopilando y publicando son escenario de paso en estas duras pruebas deportivas.  


“Álvaro no surge por casualidad, lo hace por iniciativa propia, por su capacidad de emprendimiento, amor a  la geografía, cultura, naturaleza de esta isla, a la montaña en general que la disfruta en gran manera, y como él he tenido la suerte de disfrutarla en muchos rincones de Gran Canaria que nos hemos encontrado casualmente y ha surgido la charla con otros compañeros sobre los caminos en los que estábamos, porque es una de las grandes riquezas. Detrás de estas obras y experiencias personales hay una enorme cultura, una gran referencia a la geografía, naturaleza, historia, etnografía, de los paisajes de Gran Canaria.


Álvaro Monzón, para mí retoma una línea que ya tiene tiempo en Gran Canaria, y me hace pensar en la Memoria Digital de Canarias de la Biblioteca de la Universidad de la ULPGC, titulado Gran Canaria a mediados del siglo XIX. En el primer capítulo: “1851 La capital y los pueblos”, de autor desconocido, libro editado en 1947 por el Ayuntamiento a propuesta de Simón Benítez Padilla, hombre que camino y pateó nuestras montañas, y él apuntaba a que posiblemente fuera de una persona oriunda de Artenara.
El libro describe la ciudad y los pueblos, pero dando unas curiosas descripciones de los caminos, de las rutas, de las dificultades, las mide en leguas, edición ilustrada con dibujos y elementos curiosos que se pueden encontrar en los trayectos. La fecha de 1851 es el año del cólera en la que la gente huye a los pueblos en la medida de lo posible.

 

Unos años después  llegan una serie de extranjeros que recorren las rutas y algunos las recogen en libros, periódicos, diarios personales, dejando fotos, ya describen y constatan rutas. Aparece el Museo Canario con salidas a buscar restos y se establecen rutas, que habría que estudiar y retomar actualmente, como la ruta, muy bonita,  incluida en el libro La historia del caballo en Gran Canaria, el viaje de Agustín Millares Torres, de San Mateo a Las Tirajanas y vuelta por la costa.


En las primeras décadas del siglo XX ya hay una pasión por descubrir el paisaje interior de la isla, también por los propios, no solo por los extranjeros y mostrar a los visitantes. Uno de los más simbólicos, La ruta de Unamuno, cuando visita las cumbres de la isla, cuando pone de manifiesto su famosa reflexión que da origen a la conocida denominación ante el paisaje que ante sus ojos se extendía, la Tempestad Petrificada. 


Nada más crearse la Escuela Luján Pérez, la necesidad de buscar el paisaje interior, de ahí surge el indigenismo y su expresión artística, en la búsqueda del paisaje interior, no solo geográfico sino etnográfico natural, y encontramos imágenes de la Escuela Luján Pérez en la cumbre. Con esto llegamos al gran libro de Fray Lesco, editado años después en recopilación del Museo Canario Juan Rodríguez Doreste, gracias a los artículo guardados por su mujer y ahí, nos habla, Fray Lesco, en uno de sus capítulos, El paisaje de Tejeda, en donde ya aparece el famoso lema Nuestra isla, continente en miniatura, y que posteriormente se utilizó como lema turístico, que muchos se atribuyeron, pero es de Fray Lesco. Ya en los años veinte se abren las nuevas carreteras, y por aquellos años, se dice que se pude desde la calle Triana a la cumbre en coche. 


Todavía, como dijo Unamuno, hay una isla dentro de otra isla que hay que descubrir. La otra isla él la denomina la transcumbre, ese término no es exactamente así, también lo cita Fray Lesco y esa transcumbre en el continente en miniatura tan variado todavía no se puede descubrir desde los coches que te llevaban a la Cruz de Tejeda en los años treinta. Hay que descubrirla caminando, despacio, o en otros medios, pero hay que llegar con tu propio esfuerzo, saborearla y vivir la cumbre conectándose con la tierra, el paisaje, aún siendo algunas muy duras como el Barranco de Lina.


La naturaleza canaria en plena esencia que hay que descubrir y para esto nos viene bien, no ya el libro que se presenta hoy, sino todas las ediciones de libros que ha publicado, muchas rutas y posibilidades que nos va ofreciendo. El que se presenta hoy es una guía muy directa, sencilla, fácil y, además, referirme a las páginas iniciales en el que se expresa la importancia que las personas que salen a la montaña, a los caminos, a la costa,  sean conscientes de que no salimos de cualquier forma. Hay que prepararse un poco, saber los caminos, las dificultades, y una serie de recomendaciones de seguridad que hay que tener en cuenta. Fácilmente, describe también, que es una dificultad media, bajo, familiar, para conocer la ruta, preparativos, y lo que hay que llevar. Prever temperaturas y acondicionamientos para no incurrir en problemas de hipotermia, por ejemplo. 


El libro con sus cinco rutas de distinto género desde la montaña a la costa en la que algunos ya nos encontramos identificados que nos sirven de entrenamiento como la ruta de El Confital. Otra es la Ventana del Nublo, precioso espectáculo natural. El libro está bien escrito, es muy útil, lo recomendaré en la Transgrancanaria en la ayuda de introducirnos en ese mundo. Creo que a los que nos gusta salir a la naturaleza, este ya es un manual imprescindible en casa para preparar nuestras rutas y, recomiendo, antes de salir, cotejar los libros anteriores de rutas publicados por Álvaro. Estamos ante un autor que nos ha brindado toda una Biblioteca Canaria de encuentros con la naturaleza de Gran Canaria y en algunos casos con las de otras islas. Un enciclopedista del senderismo en Canarias. Enhorabuena, Álvaro.”


Interviene el autor que agradece a Laforet las palabras de presentación de la obra, exponiendo mediante una amplia proyección de imágenes, la trayectoria editorial de sus publicaciones y la extraordinaria aceptación en sus publicaciones sobre senderismo y presentación de rutas con el objeto de facilitar su acceso, comprensión, información, localizaciones, comunicaciones, diversidad de rutas sobre la geografía de Gran Canaria, aplicación de nuevas tecnologías con accesos a historial histórico, etnográfico, turístico, etc. que comprenden los senderos, caminos, pueblos, curiosidades, toponimias, factores culturales esenciales para saber, entender y conocer las huellas y características de quienes en otros tiempos recorrieron esos espacios, y la importancia de su legado a los futuros caminantes con mejores conocimientos ampliados y saber que nuestro entorno natural, especialmente frágil, hay que cuidar, preservar, y sobre todo, apreciar lo que la naturaleza nos ha brindado en el disfrute de esa herencia, que nuestra geografía isleña nos permite disfrutar.  


Con la proyección de numerosas imágenes desde el 2004 hace un recorrido por la edición que se presenta en el Museo Canario, Descubriendo Gran Canaria 25 Rutas a Pie, muy relacionado con la campaña del transporte público que había comenzado tres años antes. En 1998, ya hay una primera comunicación del Colectivo Turcón, relacionada con el senderismo y el transporte público. Sacar a la gente de excursión en guagua. Libro que fue de los primeros que se trasladó al lenguaje Braille. 


Los sucesivos acontecimientos entre el 2000 y 2017, recordando las pérdidas de iconos de nuestra naturaleza y biodiversidad causadas por accidentes climatológicos, incendios, como el Pino de Pilancones, el Drago de La Concepción, el Dedo de Dios, el Drago de las Meleguinas. Deterioro del medio por corrimientos de tierras, extracciones de áridos. De todas las publicaciones realizadas la ruta e itinerarios y lugares geológicos que más éxito ha tenido ha sido el de la ruta del Arco del Coronadero, en Amurga. Agotada la primera edición se tuvo que hacer una segunda diferente, Descubriendo Gran Canaria, en busca del Sauce Canario, 30 Rutas a Pie. Se hizo una edición en inglés. 


Con la colaboración de la empresa Global se comenzó en 2007 un trabajo de rutas, describiendo De Bandama a Jinámar por un campo de volcanes. Encontramos La Chimenea. Montaña Rajada, Sima de Jinámar, lavas volcánicas de la explosión de Bandama, con 1.100 años a.C. volcanes recientes de Telde.  En el Campo de volcanes de Rosiana de las medianías de Telde, que guarda un patrimonio agrícola pastoril. Paisaje protegido del Parque de volcanes de La Hoya en Lomo Magullo, a la derecha del Barranco de Los Cernícalos, Mina de La Federica, litófono de La Campana. En 2006 en colaboración con Canarias 7, se publicó un trabajo divulgativo dedicada a la Rocamanía, formaciones de rocas en forma de aguja,  arcos naturales, caprichos que sobre las formaciones rocosas se han esculpido curiosas formas, roques simbólicos.   


En el 2010-2011 aparece La Mochila en forma de trabajo divulgativo de toda Canarias con rutas por 35 lugares del Archipiélago Canario con un gran éxito, y en el 2014-15, con una edición de EnMochilados, destacando una ruta  del Camino al Charco Azul en Agaete. El 2009-2010, años de lluvias, tuvo mucho éxito la ruta del Barranco de Berriel, en el paraje de Amurga, con charcas, con accesos dificultosos pero con salida por el Paso de Tetacochino, en Amurga. Desde la Villa de Santa Brígida con un equipo de trabajo se publicó con la colaboración de la Obra Social de La Caja, 12 Rutas de Senderismo, Santa Brígida, divulgando cuestiones geológicas, patrimoniales, el Acueducto del Gamonal, se publicó un camino que estaba semiabandonado, en el borde de la Caldera de Bandama. Con la crisis hubo un parón, aunque en julio de 2012 se editó con bastante trabajo, Descubriendo Gran Canaria, Reserva de la Biosfera, 30 Rutas a Pie, destacando la Ruta de los Molinos de Santa Lucía, ruta circular pequeña y muy atractiva, en torno a Santa Lucía de Tirajana, poniendo en valor la Ruta de los Molinos de agua, de aceite. En este libro se publicó, también, una ruta bajando de Artenara hacia el pueblo perdido de Guardaya, un patrimonio histórico arquitectónico que permanece ahí en las entrañas de la Caldera de Tejeda. En esta edición se incluyó una ruta en torno a San Andrés, Casablanca, Barranco de Azuaje, y subida al Acueducto de las Canales, en Moya. 


En el Barranco de Guayadeque se publicaron dos rutas, una relacionada con los molinos en la parte baja, y en la parte alta rescatar la antigua tradición vinícola que tuvo Guayadeque, en este aspecto muy poco conocida.  Suso Sánchez creó el blog: Cruces de Gran Canaria, lugares, significados, etc. En el año 2013, llamados por el Ayuntamiento de La Aldea de San Nicolás, se hizo un trabajo de investigación, catalogación de caminos, documentando 25 caminos, casi 350 kilómetros de viejos caminos abandonados. Destacamos la visita a la Playa del Puerto, en La Aldea. En Artenara, municipio importante para el senderista, en el 2014, realizamos su red de caminos, unos 55 caminos y 10 circulares. Un viejo camino a tener en cuenta, el Solapón de los Carneros, antiguo camino pinochero, tratando de recuperarlo.  LA ruta que realizamos pasaba por la Degollada de las Brujas, con vistas a la Caldera de Tejeda, con un paso que baja a Tifaracas, en medio de este camino una curiosa formación geológica, la Ventana de La Aldea, que se divisa al fondo. En el pago de Tirma, la denominación del Arco de Tomás Morales.


Mogán nos llamó en el 2014, realizamos catálogo e inventario. En Veneguera se logra hacer una ruta circular en torno al Barranco de Los Secos. Con la excelente colaboración de los vecinos que instalaron las señales. En un proyecto de futuro Ecotour, una macroruta para visibilizar esta ruta de 29 kilómetros de longitud que atraviesa Mogán partiendo de la Degollada de Tasarte, Veneguera, pueblo de Mogán, Laderones, Las lapas, Degollada de las Yeguas. El último proyecto es el dedicado a la vía del carril-bici, como senderistas, el unir el Puerto de Las Palmas con la Cumbre de Gran Canaria, y la conexión con los Cernícalos en una segunda fase. Un importante y ambicioso proyecto con enlaces y comunicaciones de carriles para bici y senderistas. Después de exponer el aumento exponencial de aficionados al senderismo atendiendo al número de licencias comparativas con otros deportes, la de montaña y escalada ha tenido un considerable aumento del 6,2% desde el 2012 al 2016. Confirmando el senderismo como fenómeno social, consolidada como deporte, turismo, ocio y tiempo libre.


Descubriendo Gran Canaria 5 Rutas a Pie, nace como homenaje y encuentro con las vivencias interiorizadas del amigo David Díaz Meneses, (1971-2016), joven empresario altruista, colaborador de causas y proyectos de contenido social y ambiental. El Colectivo Turcón en este libro expresa su gratitud y recuerdo hacia la persona de David, que nos dejó en 2016.


Edición presentada por el Presidente del Colectivo Turcón Ecologistas en Acción, Honorio Galindo Rocha, incluye a lo largo de sus 110 páginas, 5 Rutas: Barranco de los Cernícalos. Circular de Fontanales. Bahía de El Confital. Ventana del Nublo. Inagua-El Viso. Con sus respectivas fichas técnicas, Consejos básicos para caminar protegido, información sobre niveles de dificultad, características del terreno, códigos QR, fotografías, traducción en inglés. Tramos del recorrido y localización de puntos y referencias del paisaje. Incluye un índice bibliográfico de libros publicados por el Colectivo Turcón, en su 35 Aniversario 1982-2017. Enhorabuena por este trabajo que Álvaro en su afán de dar a conocer y fomentar el senderismo, nos acerca antes y después a emprender la aventura de cubrir las rutas y paisajes de Gran Canaria, a pie. Que lo disfruten. Muchas gracias.

 

Jesús Ruiz Mesa es colaborador cultural de TELDEACTUALIDAD.

 

Enviar Comentario

X