12/04/2018 - 15:12

El TSJC ampara a un empleado municipal despedido tras ser condenado como edil

HabĂ­a sido inhabilitado por un delito de desobediencia al no dar cumplimiento a una sentencia que ordenaba reducir los ruidos de la plaza de Maspalomas

El TSJC ampara a un empleado municipal despedido tras ser condenado como edil
Imagen de archivo de las oficinas municipales de Maspalomas (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria (Efe).- El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha ordenado al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana que readmita a un trabajador municipal al que despidió después de que fuera inhabilitado por haber cometido un delito de desobediencia cuando era concejal del Consistorio.

 

El TSJC confirma así la sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de Las Palmas de Gran Canaria, que amparó al trabajador afectado, David Delgado Santana, y declaró improcedente su despido.

 

Delgado Santana trabajaba para el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana desde el 1 de abril de 1997, cuando fue contratado como animador de juventud como personal laboral fijo.

 

Entre junio de 2007 y junio de 2011, tras ser elegido en las listas del PSOE, fue nombrado teniente de alcalde y concejal responsable del área de Disciplina Urbanística, Actividades Clasificadas y Medio Ambiente. Y en la siguiente legislatura ocupó el cargo del portavoz del grupo socialista en la oposición.

 

El 11 de enero de 2016, Delgado fue condenado por el Juzgado de lo Penal número 1 como autor de un delito de desobediencia, por no dar cumplimiento a una sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo cuando se encontraba al frente de la Concejalía de Disciplina Urbanística.

 

El fallo obligaba al Consistorio a adoptar las medidas necesarias para que el nivel de ruidos producidos por los locales de ocio nocturno ubicados en la plaza de Maspalomas se redujera hasta "niveles tolerables".

 

La sentencia penal condenó al edil a pagar una multa de 3.800 euros y le impuso una pena subsidiaria de "inhabilitación especial para empleo o cargo público" por tiempo de nueve meses.

 

Este fallo fue confirmado por la Audiencia de Las Palmas el 26 de septiembre de 2016 en lo que concernía a David Delgado Santana, precisa el TSJC en un comunicado.

 

El 31 de octubre de aquel año, la Concejalía de Economía, Hacienda y Recursos Humanos de San Bartolomé de Tirajana pidió al Juzgado que aclarara qué tipo de inhabilitación debía cumplir el trabajador.

 

El Juzgado de lo Penal 1 se negó a aclarar su resolución -advirtiendo de que si no se cumplía con el fallo con el "cese inmediato", se incurriría en delito de desobediencia- y el 27 de marzo de 2017 la Alcaldía dictó decreto por el que resolvió el despido del animador con efectos de 31 de marzo de 2017.

 

El TSJC confirma ahora la doctrina que ya había explicado el Juzgado de lo Social: una pena accesoria de inhabilitación "especial" se diferencia de la de inhabilitación "absoluta", precisamente, en que "sólo se proyecta respecto del empleo o cargo sobre el que recaiga".

 

"Pese a la falta de concreción en la sentencia condenatoria penal de los empleos y cargos a los que afecta la inhabilitación especial con que se sanciona" al Delgado Santana, subraya el fallo del TSJC, "la misma no puede afectar a un empleo, el de animador público como personal laboral fijo al servicio de la administración recurrente, ajeno al relato de hechos contenido en la sentencia penal".

 

A criterio de la Sala de lo Social, no hay una vinculación entre las funciones propias de este empleo público y la conducta delictiva y penalmente sancionada al trabajador. 

 

Enviar Comentario

X