28/06/2017 - 09:16

Jóvenes de Telde participan en la 4º edición del proyecto 'Escolares por la Sostenibilidad'

Este programa, de la Fundación Disa y la Fundación Foresta, ha permitido la plantación de 1.200 árboles de Monteverde

Jóvenes de Telde participan en la 4º edición del proyecto 'Escolares por la Sostenibilidad'
Imagen de archivo de una repoblación con escolares (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- Más de 3.300 alumnos de 3º, 4º, 5º y 6º curso de Educación Primaria de 37 centros educativos de los municipios de Las Palmas de Gran Canaria, Telde, Valsequillo, Ingenio, Agüimes y Santa Lucía de Tirajana han participado en la cuarta edición del programa medioambiental Escolares por la Sostenibilidad, impulsado por la Fundación Disa y la Fundación Foresta.

 

Esta iniciativa, que arrancó hace cuatro meses, busca acercar el medio natural insular al alumnado de Gran Canaria para que puedan ser conscientes de su importancia y su influencia en el entorno que les rodea; fomentar un cambio de conciencia social, promoviendo acciones que ayuden a mitigar los problemas existentes y mejoren la calidad del medio ambiente y transmitir una actitud sensible a los más jóvenes, que les motive a preocuparse por el entorno.

 

En esta cuarta edición el enfoque del proyecto ha sido, por un lado, hacer un taller teórico introductorio en el aula para que los alumnos conozcan de primera mano uno de los ecosistemas forestales más importantes en Canarias: El Monteverde o Laurisilva. En este taller se trata el ecosistema, las especies que lo conforman, sus características, las amenazas y otros factores como los beneficios del bosque.

 

Por otro lado, se le ha dado un contenido práctico a través de dos tipos de actividades, una gymkhana o taller de interpretación en la naturaleza y una reforestación en la finca de Osorio, propiedad del Cabildo de Gran Canaria.

 

De las 181 actividades desarrolladas en esta cuarta edición, se han realizado 125 talleres en centros escolares, 31 acciones de reforestación y 25 gymkhanas en las que han participado 3.308 alumnos en diferentes actividades teóricas y prácticas. Conviene destacar que de los 37 centros participantes, 32 eran públicos y los cinco restantes, concertados.

 

En total se han plantado un total de 1.200 árboles pertenecientes a distintas especies de Laurisilva como son el barbusano, palo blanco, la faya y el brezo. Estos árboles suponen un incremento de algo más de hectárea y media en la masa forestal de la Isla que fijaran aproximadamente 12 toneladas de CO2 y que ayudarán a infiltrar en el subsuelo unos 31 metros cúbicos de agua al año.

 

Algunas de las actividades llevadas a cabo dentro del programa fueron talleres, juegos, dinámicas de grupo, actividades de reforestación y gymkhanas, basadas en la biodiversidad canaria. De esta forma, los monitores de Foresta transmitían a los más pequeños las singularidades del entorno canario.

 

El director gerente de la Fundación Foresta, Sergio Armas, explica que “es necesario que nuestras futuras generaciones conozcan, valoren y conserven nuestro rico patrimonio natural ya que ellos al ser el nuevo pilar de la sociedad se convierten automáticamente en vectores de transmisión de la información que ayudará a que se cumpla con el objetivo de la sensibilización ambiental de la sociedad canaria”.

 

Escolares por la Sostenibilidad

Durante estos cuatro años más de 10.000 alumnos de 3º a 6º curso de Educación Primaria de la isla de Gran Canaria han participado en los talleres y actividades enmarcados en el programa de concienciación ambiental Escolares por la Sostenibilidad.

 

Este proyecto, que nació abarcando la problemática de los residuos y el desarrollo sostenible, ha ido evolucionando hacia otros temas medioambientales demandados por los propios centros escolares. En este sentido la cuarta campaña de Escolares por la Sostenibilidad se ha centrado en dar a conocer las características de los bosques de Canarias y su importancia para el medio natural.

 

En resumen, el proyecto trata de dar a conocer las singularidades del Monteverde, de forma que los alumnos tengan los conceptos, las herramientas y los criterios necesarios para saber el antes, durante y después de esta formación, la identificación de especies, la importancia de su conservación, los efectos de las especies introducidas y el impacto del hombre sobre el lugar.

 

Asimismo, este proyecto ha permitido la generación de puestos de trabajo enfocados a jóvenes desempleados con escasa experiencia laboral. De esta forma no solo se incentiva el programa de educación ambiental de los escolares, sino que también se da una oportunidad laboral a personas que necesitan ganar experiencia de cara a futuras oportunidades laborales.

 

Enviar Comentario