15/02/2018 - 06:44

El Supremo ratifica que RockStar pertenece a una empresa radicada en Telde

Un reciente auto del TS pone fin a un largo litigio de un vecino de Telde contra una multinacional norteamericana

El Supremo ratifica que RockStar pertenece a una empresa radicada en Telde
Roger Jean Herrmann, alemán residente desde hace en San Francisco, propietario de la marca RockStar (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- Una empresa de Gran Canaria, propiedad de un alemán que es vecino de Telde ha ganado un pleito a la multinacional norteamericana RockStar Inc que le permite usar esa marca para vender cervezas y bebidas energéticas en territorio nacional, según una sentencia dictada en 2015 por la Audiencia de Las Palmas que ha sido ratificada ahora por el Tribunal Supremo.

 

RockStar fue registrado en diciembre de 1999 por el empresario alemán Roger Jean Herrmann, residente desde hace años en el barrio histórico de San Francisco de Telde, a nombre de su empresa canaria Town Music SL, que tiene su sede en el Parque Empresarial de Melenara (Las Rubiesas).

 

Bajo esta marca estuvo vendiendo barriles de cerveza y bebida energética desde el mítico Rock Café, un pequeño local de Mesa y López cercano a la plaza de la Victoria ya cerrado, tras vincularla al negocio de aguas minerales, gaseosas y otras bebidas no alcohólicas, zumos de frutas, bebidas alcohólicas y siropes, entre otras preparaciones.

 

Luego el local de la capital Gran Canaria cerró, se trasladó a Telde y optó por vender el producto en el sur de Gran Canaria a través de un tercero, dejando a un lado su intención inicial de expandirse a la Península. De ahí la demanda de la multinacional, cuyos abogados redamaron la caducidad al considerar transcurridos cincos años sin usar de manera efectiva los productos para los que fue registrado.

 

La multinacional RockStar Inc. registró en Estados Unidos la misma marca dos años más tarde y comenzó a expandirse hasta llegar a España y Europa.

 

La multinacional de Las Vegas inicio en 2009 un proceso judicial para reclamar la caducidad de la marca por falta de uso, pero el empresario alemán Roger Jean Herrmann, tras años de pleito, logró conservar su permiso para usar la marca y continuar con los derechos de comercialización del producto.

 

El Juzgado de lo Mercantil número 1 concedió en 2014 la razón a la compañía norteamericana, pero sólo de forma parcial, es decir, sólo para los productos que no habla comercializado, excluyendo, por tanto, la cerveza y la bebida energética, que siguerion bajo el paraguas de Town Music SL, la empresa de Roger Jean Herrmann que registró Rock Star en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

 

Esa sentencia del Juzgado de lo Mercantil fue ratificada en 2015 por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Las Palmas. Ambas resoluciones, en el fondo del asunto, dan la razón al abogado Carlos Quintana Guerra, pues logró probar que su cliente si comercializó tanto la cerveza como la bebida energética sin incurrir en la acción de caducidad.

 

El letrado, mediante testigos y pruebas documentales, demostró que Roger Jean Herrmann comercializó la marca al menos tres meses antes de la interposición de la demanda y. de esa manara, neutralizó al informe realizado por un detective privado con el que la multinacional quería acreditar la inexistencia de la actividad comercial.

Se trata de contrato firmado con una tercera empresa para distribuir en 2009 cerveza y bebida energética en varios locales del sur de la isla, lo cual, al haberse reanudado la actividad antes de la presentación de la demanda, interrumpe el plazo de caducidad alegado por la multinacional.

 

Es decir, según señalan Roger Jean Herrmann, “desde el primer momento actuaron de mala fe y prepotencia, creyendo que podrían ganar solamente por el hecho de ser una multinacional y estar apoyados por Pepsi como distribuidora del mercado español”.

 

A pesar de toda su maquinaria legal y después de una década de lucha, la justicia española ha fallado a favor de la empresa canaria. Un auto de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, dictado el pasado 31 de enero de 2018, ha desestimado los recursos de casación y extraordinario presentado por la multinacional contra la sentencia del 26 de junio de 2015 de la Audiencia Provincial de de Las Palmas, que juzgaba en apelación el fallo emitido en 2009 por el Juzgado de lo Mercantil nº1 de Las Palmas de Gran Canaria.

 

El auto del Supremo estima firme esa sentencia y condena a las costas a la compañía norteamericana, por lo que queda acreditado que “la marca número 3 del mundo RockStar pertenece a esa pequeña empresa canaria que despreciaban”, asegura el alemán afincado en Telde.

 

Comentarios

  • ¡Felicidades!
    15/02/2018 - 14:53

    ¡Enhorabuena, a Roger Jean, por su victoria, frente a la especulación voraz, de este tipo de empresas, procedente del mercado, encarnizado, chovinista, neoliberal y deshumanizado, norteamericano.

    7
    0

Enviar Comentario

X