26/02/2017 - 14:17

Marzo, fecha clave para determinar si el modelo de finca social de El Viso (Telde) es "replicable"

El proyecto de cultivo ecológico, en la explotación ubicada en la vertiente norte de Montaña Las Palmas, aporta formación a desempleados en aptitudes del sector primario

Marzo, fecha clave para determinar si el modelo de finca social de El Viso (Telde) es
Mosaico de fotos de la última finca de la alcaldesa de Telde al proyecto social de la Finca El Viso (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- Gran Canaria ensaya en la Finca El Viso, situada en Telde, un modelo de finca social que aspira a convertir sus voluntarios -la mayoría en riesgo de exclusión social- en empleados, así como a probar su rentabilidad y extenderse por toda la isla. La primavera será un momento clave para determinar si el modelo es replicable.

 

Con un modelo de cultivo ecológico, en la explotación ubicada en la vertiente norte de Montaña Las Palmas, el proyecta aporta formación a desempleados en aptitudes del sector primario y les dan soporte con el objetivo de acabar explotando los terrenos a pleno rendimiento, cerrar acuerdos comerciales de venta de las producciones y convertir a desempleados en trabajadores con autonomía económica.

 

Esta idea nace de Xavier Aparici -licenciado en Filosofía- y Antonio Navarro -técnico agropecuario-, quienes decidieron crear una asociación sin ánimo de lucro que está dando cobijo a todo el proyecto.

 

A falta de poner la finca al 100 por 100 de actividad, ya se realizan algunas ventas y se empiezan a esbozar acuerdos comerciales, como el que se trabaja con Spar.

 

El Viso ha reservado una hectárea y media de las algo más de cuatro cultivables que tiene para la cadena de supermercados, que ya le ha adelantado los esquejes y que apoya su modelo tanto por responsabilidad social corporativa como por ser cultivo de cercanía y ecológico.

 

De probarse rentable, cada hectárea de esta finca social podría emplear a entre 2 y 5 personas (dependiendo del tipo de cultivo y de si los contratos se hacen a tiempo completo o parcial). Si se consigue, la idea es extender el modelo por toda la isla recuperando terrenos abandonados cedidos por instituciones públicas.

 

Los padrinos han permitido desarrollar la finca

El proyecto recabó el apoyo de Philip Morris y el respaldo económico de su 'PMI Enterpreneurship Program 2016'. Gracias a esos 10.000 euros se paga el sueldo del técnico que está formando y ayudando a los voluntarios -más de 15-, así como haciéndose frente a otros gastos de funcionamiento.

 

El Viso cuenta también con otros padrinos, como la empresa de transporte Global, que les está subvencionando los bonos de guagua; FCC, que les ha cedido durante un año una biotrituradora; el Cabildo de Gran Canaria con equipos y material; Aguas de Telde, que subvenciona una gran parte del agua que se consumirá en la explotación o, por supuesto, el Ayuntamiento de Telde, en cuyos terrenos desenvuelven este proyecto de emprendimiento social.

 

"Un reto de primera como ciudadanos"

"Lo cierto es que al principio siempre pensamos en crear puestos de trabajo a tiempo completo, pero ahora estamos valorando hacer al menos parte a media jornada, porque hay tanta gente sin nada que si vas a crear 2 puestos de trabajo, puedes crear 4 aunque sean a 400 euros. Mejor 400 euros que ninguno para personas que no tienen acceso a ayudas. Lo cierto es que para nosotros, como ciudadanos, es un reto de primera", remarcó Aparici en una entrevista concedida a Europa Press.

 

Navarro, por su parte, destaca la importancia del itinerario educativo de la Finca: "Formamos a los voluntarios de manera teórica y práctica, titulándolos en agricultura ecológica, fitosanitarios o poda de frutales, entre otros".

 

"Hablamos más de ganar dinero que de valores. el éxito está en crear empleos dignos"

Aparici ha relatado que la "realidad" se impone a la hora de llevar a la práctica fórmulas como esta. "Yo me topé con esto de emprender como inquietud social y ahora hablo mucho más de ganar dinero que de valores sociales. Tenemos claro que la manera en que la gente sale de la precariedad es con un trabajo digno, pero claro si no te lo crea el sector privado y no te lo crea el sector público, pues lo que queda es la iniciativa particular".

La primavera será un momento clave para El Viso, que espera en ese entonces tener ya una rotación de cultivos "eficiente". "Se trata de tener una maquinaria en la que siempre estás sembrando, cultivando o recolectando. Siempre tienes que estar cosechando para tener una producción constante", explican Aparici y Navarro. Gracias a ello, entre finales de este mismo año y principios de 2017 El Viso estará ya creando empleo, en torno a 2 o 4. "Lo que queremos es que la actividad sea rentable y por eso somos prudentes a la hora de crear trabajos. El corto, el medio y el largo plazo lo tienes que tener en la libreta", apuntó Aparici, presidente de la Asociación.

 

Marzo, fecha clave para saber si el modelo es replicable

 "En todo caso y si nos ponemos en lo mejor y la progresión es buena, con algo de suerte con la meteorología, en marzo podremos tener un estudio de viabilidad. Además, tenemos un modelo recurrente de las cabañas para cursos para jóvenes. Con todo eso, en 9 meses desde que empezamos (arrancó en julio de 2016) sabremos si podemos dar un nuevo paso adelante", aseveró. EP.

 

Reportaje gráfico sobre el proyecto que se desarrolla en la Finca El Viso

 

 

 

Enviar Comentario