08/05/2017 - 13:43

Mbengue, el 'refuerzo' inesperado del Rocasa en la Copa

Hace unos meses se había planteado dejar el balonmano tras sufrir una grave lesión

Mbengue, el 'refuerzo' inesperado del Rocasa en la Copa
Sayna Mbengue, jugadora del Rocasa Gran Canaria ACE (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD
Telde.- El Rocasa Gran Canaria ACE contó en la final de la Copa de la Reina con el 'refuerzo' inesperado de Sayna Mbengue, que solo unos meses antes se había planteado dejar el balonmano tras sufrir una grave lesión que la obligó a pasar por el quirófano.

 

En declaraciones a la Agencia Efe, Mbengue ha desvelado que cuando su equipo ganó el título del torneo del KO experimentó "una mezcla de alegría e incredulidad".

 

La joven y espigada Sayna, de 18 años y 1,86 metros, es internacional juvenil y uno de los grandes valores del balonmano femenino español, y también está llamada a ser el recambio natural en el Rocasa de la internacional Almudena Rodríguez, si finalmente se confirma su marcha a la Liga de Rumanía.

 

La gacela del barrio de Escaleritas, estudiante de primer curso del Grado Educación Primaria, disfruta con su regreso a las canchas después de que el pasado 14 de octubre, coincidiendo con el día en que cumplía la mayoría de edad, fuese intervenida del ligamento cruzado de su rodilla derecha en un hospital de la ciudad.

 

"No estaba previsto que jugase la Copa, pero le comenté al entrenador (Antonio Moreno) que me encontraba bien y que me veía segura, porque de hecho venía entrenando con normalidad desde hace tres meses. Él me contestó que si yo tenía confianza jugaría y así fue", ha recordado.

 

Mbengue ha agregado que "la pasada temporada fui operada también de menisco y estuve un mes de baja, pero esta segunda lesión me trastocó muchos mis planes y me vine abajo, al saber que estaría inactiva varios meses, aunque con el tiempo me mentalicé de que quería seguir disfrutando con el balonmano".

 

Pese a que la lateral derecho no había actuado en un encuentro desde septiembre, Antonio Moreno depositó su confianza en ella en los tres paridos que disputó el Rocasa en la Copa, incluida la final.

 

"En cuartos, ante Málaga, entré nerviosa e insegura, pero cuando cogí el ritmo del partido y me vi bien actué con normalidad. Incluso, marqué tres goles, y otro más en semifinales ante Alcobendas, mientras que en la final contra Bera Bera prácticamente solo salí a defender", ha recordado.

 

"Me gustó mucho jugar la final, por todo lo que representa un partido de ese tipo y porque era mi primera final copera. Tenía mucha presión porque no podía cometer ningún fallo, aunque creo que no defraudé. No pude tener un mejor regreso, y ahora estoy con fuerza y muchas ganas de competir y aprovechar oportunidades", ha señalado.

 

Durante la estancia del equipo en Galicia para afrontar esa competición, la joven jugadora contó con el incondicional respaldo de sus compañeras, que la arroparon en todo momento.

 

"Una de las chicas que más me apoyó fue nuestra capitana, María González, con quien compartí habitación durante los días en que se disputó la Copa. Yo pasé mucho tiempo junto a María cuando ella se lesionó en la mano y, en Porriño se portó muy bien conmigo", ha indicado.

 

"Al ganar la final ante Bera Bera no lloré, como sí hicieron muchas de mis compañeras. Soy más bien de gritar y de alegrarme, y mi primer pensamiento fue de incredulidad, al jugar tras mi grave lesión y ganar la Copa. La alegría fue inmensa", ha afirmado.

 

La jugadora zurda del conjunto de Las Remudas podría tener más protagonismo aún la próxima temporada si finalmente Almudena Rodríguez se marcha a jugar a Rumanía.

 

"No tengo constancia de que se puedan ir Almudena y María Luján -esta por motivos laborales-, pero serían grandes pérdidas como ya ocurrió el año pasado con Davinia López y Alba Albaladejo. Esta temporada nos reforzamos bien con Ana Hamciuc y Lisandra Lussón, y si se van Almudena y María esperamos que otras chicas aporten tanto como ellas", ha dicho.

 

En su opinión, en el equipo teldense hay jugadoras muy jóvenes, como Dara Hernández o Arinegua Pérez que ya han ayudado en "momentos importantes".

 

Sayna no se plantea ahora mismo vivir una experiencia profesional fuera de España al estar centrada en sus estudios universitarios y en seguir mejorando con Antonio Moreno en el Rocasa.

 

"Seguro que cualquier chica que se quiera dedicar de forma profesional al balonmano querría irse y tener unas condiciones mejores que las que hay en España, pero por ahora no me planteo salir", ha asegurado.

 

"Este el primer año en el que estoy remunerada y muy contenta, porque hasta la temporada pasada no podía recibir ningún dinero del club al ser menor de edad. De hecho, me estoy sacando el carné de conducir y me desplazo a Telde para entrenar con mi madre o con el entrenador de las porteras", ha revelado.

 

Enviar Comentario