10/04/2018 - 21:42

El catedrático Eduardo González aborda en Telde el impacto de la revolución rusa en España

En la segunda ponencia del curso de Historia que se desarrolla en la Casa Museo León y Castillo

El catedrático Eduardo González aborda en Telde el impacto de la revolución rusa en España
El ponente Eduardo González (i), esta noche en la Casa Museo León y Castillo, junto al director del curso (Foto Antonio Alí)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- La influencia de la Revolución Rusa en España fue el tema que expuso esta noche en Telde el catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Carlos III de Madrid, Eduardo González Calleja.

 

Lo hizo en la Casa-Museo León y Castillo en el marco de la segunda ponencia del curso dirigido por el profesor de Historia Contemporánea de la ULPGC, Javier Ponce, y que trata sobre el centenario de la Revolución Rusa.

 

Transcurridos más de 25 años desde la desintegración de la Unión Soviética y un siglo desde la revolución que condujo a aquella, el curso que comenzó este lunes y se prolongará hasta el próximo viernes analiza y debate sobre el estallido de la Revolución rusa y los fundamentos del Estado soviético, la influencia de la revolución en España y Europa y su legado cien años después, con la participación de reconocidos especialistas.

 

El impacto en Europa

Este miércoles, 11 de abril, el doctor y catedrático de Historia Contemporánea, Guillermo Pérez Sánchez, director del Instituto Universario de Estudios Europeos de la Universidad de Valladolid, abordará, también a las 19.00 horas, el impacto de la Revolución rusa en Europa.

 

“Las protestas de 1917 continúan después de un siglo en España”

Eduardo González Calleja, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Carlos III de Madrid, protagonizó la segunda jornada del ciclo sobre la Revolución rusa para señalar su influencia en España.

 

A pesar de que considera este un «ejemplo lejano» cuyo influjo no fue determinante para el transcurso de la historia de nuestro país, sí incidió en las protestas que surgieron a raíz de la crisis de 1917. En España ya existía un gran descontento que seguía la sintonía de las situaciones revolucionarias acaecidas en Europa durante la última fase de la Primera Guerra Mundial, marcadas por unos estados monárquicos que no supieron reformarse por la vía democrática.

 

En el caso español –señaló González– «la Gran Guerra había evidenciado la impotencia internacional de España», ya que el entonces presidente del Gobierno, Eduardo Dato, nunca contempló seriamente una intervención armada y declaró la estricta neutralidad convencido de que la beligerancia conduciría a la ruina del Ejército y de la monarquía. La sociedad percibió una debilidad que sólo significaba la incapacidad del Estado para dar respuesta a

las múltiples demandas del país, y percibió los ecos europeos de lo que podría realizarse para acelerar ese proceso de transformación política.

 

De ahí nace el incremento de la agitación nacionalista empresarial y obrera que se tradujo en una triple ofensiva de protesta contra el régimen: militar, a través de la aparición de las Juntas de Defensa en Barcelona como un intento de defensa corporativa; política, con la Asamblea de Parlamentarios, que demandaba una renovación del sistema; y social, mediante una huelga general revolucionaria en agosto de 1917 –pocos meses después de que llegaran las primeras noticias de que Rusia se había transformado en un estado comunista– convocada por la UGT, el PSOE y la CNT.

 

«Fue un momento determinante en la historia, y gracias a esos esfuerzos, el régimen sobrevivió hasta la dictadura de Primo de Rivera», señala González. Sin embargo, explicó que la conmemoración de lo sucedido «ha pasado muy de puntillas» ahora que se ha cumplido un siglo.

 

El motivo, según este ponente, se debe a la agitación que ha provocado el conflicto catalán. «Sigue habiendo una parte importante de ese proceso que aún prevalece: el malestar de los trabajadores por una merma del poder adquisitivo o el nacionalismo son ejemplos de los factores que propiciaron la ‘revolución’ en España, y a día de hoy siguen sin resolverse».

 

Fuente: Texto de Ingrid Ortiz/Canarias7 (Ampliación miércoles a las 6.53 horas)

 

Enviar Comentario

X