08/04/2018 - 09:06

Largo le saca 'jugo' al órgano de la Basílica de Telde

El organista de la Catedral de Palencia y profesor del Conservatorio de Segovia protagoniza un concierto en el templo matriz de la ciudad

Largo le saca 'jugo' al órgano de la Basílica de Telde
David Largo, anoche durante el concierto (Foto Francisco javier Santana)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- David Largo Dios protagonizó anoche en la Basílica de Telde, a partir de las 20.30 horas, el primero de los recitales de la séptima edición del Ciclo de Conciertos de Órganos Históricos de Gran Canaria impulsado por la Consejería de cultura y Patrimonio del Cabildo grancanario.

 

David Largo es organista en la Catedral de Palencia y profesor de este instrumento en el Conservatorio Profesional de Música de Segovia.

 

El repertorio de este recital incluyó temas como Españoleta (anómino), Tiento de cuarto tono (Francisco Correa de Arauxo); 5 Galiardas (Girolamo Frescobaldi); Diacona ex f (Johann Pachelbel); Alle Menschen müssen sterben BWV 1117, Erbarm dich mein, o Herre Gott BWV 721 (Johann Sebastian Bach), Balletto del granduca (Jan Pieterszoon Sweelinck), Voluntary VII (John Stanley); Pasacalles II de primer tono (Joan Baptista Cabanilles); Sonata en sol mayor (Antonio Soler) y Ballo della Battaglia (Bernardo Storace).

 

El órgano de Telde “se ha tocado poco, pero funciona muy bien musicalmente», afirmó a Canarias7 Rosario Álvarez, musicóloga y vicepresidenta de la Real Academia Canaria de Bellas Artes, que coordina esta iniciativa.

 

Largo, que aterrizó hace apenas dos días, asegura entre ensayos que cada órgano es distinto y debe «trabajarse» para sacarle el mayor partido a los recursos que dispone. Para este músico y profesor del Conservatorio de Segovia, tocar por primera vez con un instrumento como el que guarda la Basílica de Telde es «todo un privilegio».

 

Desde su nacimiento en 2012, el ciclo ha ido consolidando un público que, explica Rosario Álvarez, no solo ha crecido en número sino que ha ido adquiriendo nuevos conocimientos. «Muchas veces me sorprendo al hablar con los asistentes porque van percibiendo matices, registros, y eso es muy enriquecedor», afirma, reconocimiento que a pesar de que es un público minoritario, cada vez va a más.

 

Un órgano con historia

El órgano de la Basílica de Telde es obra del cordobés Antonio Corchado, autor también del que se guarda en la iglesia de Santo Domingo, en Vegueta. «Para hacerlo tuvieron que aprovechar elementos de un órgano anterior; fue una especie de ‘rehabilitación’» indica Álvarez.

 

El instrumento teldense data de 1792 y posee una caja de madera sin pintar de 4,65 metros de alto, 2,34 metros de ancho en el pedestal y 3 metros en el cuerpo principal, que se abre para recibir los cinco castilletes que contienen la tubería del flautado de 8 pies. «Como instrumento no tiene demasiados registros pero resulta igualmente interesante de escuchar».

 

Enviar Comentario

X