07/04/2018 - 17:27

Overbooking, la fusión del rock con lo clásico en Telde

La banda ofreció anoche en el Teatro Municipal el espectáculo 'Divo's'

Overbooking, la fusión del rock con lo clásico en Telde
Momento del concierto de anoche en el Teatro Municipal de Telde (Foto Antonio Alí)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- La banda de rock Overbooking ofreció anoche en Telde un espectáculo singular en el que se unió a tres tenores de música clásica.

 

El concierto que tuvo lugar en el Teatro Municipal Juan Ramón Jiménez, bajo el título de Divo’s, definió una fusión entre una potente banda en directo con un concepto pop-rock muy marcado y tres tenores de formación clásica cantando las canciones conjuntamente con un cantante de rock.

 

En este espectáculo se estrenó profesionalmente el joven guitarrista Kike Pérez, quien con tan solo 15 años se destaca como un genio con las cuerdas.

 

El joven talento a las cuerdas de Overbooking

Llamado a ser una de las jóvenes estrellas de la música en las islas, Kike Pérez se estrenó profesionalmente este viernes en el Teatro Municipal Juan Ramón Jiménez con el espectáculo Divo’s de la banda Overbooking.

 

La pasión de este moyense de quince años comenzó, sin embargo, por pura casualidad. Cuenta que a los diez había pedido por su cumpleaños un volante para jugar con su consola y que, no sabe por qué, nunca llegó. En su lugar, sus padres le regalaron algo mucho más grande, una guitarra. «Mi cara entonces fue un poema», asegura riéndose. «Poco a poco le fui cogiendo el gusto y ahora es mi mayor afición». De hecho, confiesa que no se imagina su vida sin poder tocar.

 

Desde ese afortunado incidente, Kike Pérez comenzó a practicar, primero de forma autodidacta, luego en la Escuela Municipal de Música, donde aún recibe clases y presta ayuda frecuentemente a su profesor que resulta ser «muy olvidadizo».

 

 

Así, Kike Pérez es consciente de que aún le queda mucho que aprender, y por ello no se cierra puertas: «Siempre he intentado tocar lo que me ponen por delante, soy muy abierto de mente –explica–. Todo lo que sea música me gusta y eso me ha ayudado muchísimo a mejorar como guitarrista porque luego puedo fusionar eso en mi propio estilo». Un estilo que aunque él se empeña en denominar ecléctico, su ya amigo Gerardo López, líder de Overbooking, matiza que «es súper rockero». En la banda, asegura, lo han tratado como un auténtico profesional: «Ha sido un lujo, y me ha hecho exigirme incluso más». Lo único que le aconsejó López, un día de ensayos, fue que se «desmarca» del pianista, y ahora, afirma, «puede hacer lo que quiera, porque brilla por sí solo».

 

Sin embargo, una carrera musical no es la primera de las metas de este joven que se dedica a su pasión. En el futuro pretende estudiar Biología, y aunque no piensa abandonar la guitarra eléctrica, sí que lo considera algo secundario. «Sé que este mundo es complicado y quiero sustentarme en algo más», explica. «Sea lo que quiera lo va a conseguir», asegura López.

 

Después del regalo de sus padres, Kike Pérez comenzó a subir vídeos a Facebook y Youtube para que su familia, de origen peninsular, pudiera comprobar cómo iba mejorando en su técnica, y han llegado a alcanzar a más de 1.000 personas.

 

«Nos lo encontramos de casualidad y vi algo en él», explica Gerardo López, que capitanea la banda Overbooking, que se deshace en elogios para el joven guitarrista. «Son muchos años de experiencia y buscábamos alguien especial, que tuviera un don, y cuando lo oí no tuve dudas».

 

Lo llamó esa misma noche y comenzaron a trabajar en el proyecto, una mezcla entre lo clásico, de la mano de tres tenores, y un estilo pop-rock. «Hemos trabajado muy estrechamente en todo el proceso y tengo la sensación de que dentro del grupo nos sentimos como una familia», señala Pérez, que asegura que la experiencia le ha servido también para crecer personalmente.

 

Respecto a su inminente incursión en el mundo profesional, afirma: «Siento una mezcla muy loca de emociones entre nerviosismo, ilusión, alegría..., pero a la vez es muy excitante».

 

Fuente: Texto de Ingrid Ortiz.

 

Enviar Comentario

X