10/02/2018 - 19:39

"A Jesús Ruiz, por su inmenso trabajo de divulgación cultural"

La Real Sociedad Económica de Amigos del País de GC reconoce la labor del cronista y reportero gráfico de TELDEACTUALIDAD

Jesús Ruiz (i) recibió el diploma de su mención honorífica de manos del presidente de la RSEAP de GC, Tomás Van de Valle (Foto Juan A. Ruiz Mesa)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria reconoció este miércoles el “inmenso trabajo de divulgación cultural” que realiza Jesús Ruiz Mesa, colaborador de TELDEACTUALIDAD.

 

En un acto solemne celebrado el pasado 7 de febrero en la sede de la RSEAP de Gran Canaria, en Vegueta, Ruiz recibió una mención honorífica, en forma de diploma, en muestra del “profundo agradecimiento” de esta institución a su labor divulgadora.

 

El presidente de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de GC, Tomás Van de Walle Sotomayor, resaltó el “inmenso trabajo de divulgación cultural que se apoya única y exclusivamente en su generosidad”. Añadió que “no se encuentra con facilidad alguien capaz de dedicar tanto entusiasmo, esfuerzo y tesón a divulgar el trabajo cultural de esta entidad y de otras”. El cabeza visible de la RSEAP apuntó finalmente que Ruiz Mesa “pasará a la historia de la Real Sociedad Económica con todos los honores que merece su labor”.

 

Por su parte, Jesús Ruiz Mesa expresó su agradecimiento a la entidad, puso en valor el apoyo permanente de su esposa, Montserrat Ramos Ceballos, y las enseñanzas recibidas de sus padres y al periódico digital TELDEACTUALIDAD por la publicación y difusión por Internet de su reportajes y artículos.

 

Solemne acto institucional en el 242 aniversario de la fundación de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria

por Jesús Ruiz Mesa

Con motivo de la conmemoración del 242 Aniversario de la fundación de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria, el miércoles 7 de febrero se celebró en su sede de Vegueta un solemne acto institucional que comprendió la entrega de distinciones como Socios de Mérito a D. Rafael Pérez Jiménez, Ingeniero de Telecomunicaciones, y D. Miguel Ángel Fernández Matrán, Arquitecto, y Diploma de Mención Honorifica, al socio D. Jesús Ruiz Mesa, y entrega de los diplomas acreditativos de socio numerario de la RSEAPGC a los señores ingresados durante el año 2017.

 

Mesa de presentación que preside el director de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria Excmo. Sr. D. Tomás Van de Walle Sotomayor, Marqués de Guisla Ghiselín, el Rector Magnífico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Excmo. Sr. Dr. D. Rafael Robaina Romero, y el Secretario de la Institución, Cronista Oficial de Gran Canaria y Las Palmas de Gran Canaria, Dr. D. Juan José Laforet Hernández.

 

El acto académico abordó la conferencia “Cómo Canarias se conectó al mundo: el primer cable submarino a las islas”, impartido por D. Rafael Pérez Jiménez, Medalla al Mérito de la Real Sociedad Económica, Doctor Ingeniero de Telecomunicaciones de la ULPGC y Director del Instituto para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación en Comunicaciones (IDeTIC).

 

El Secretario de la Real Sociedad Económica, Dr. D. Juan José Laforet Hernández, presentó el ejemplar original del n. 1 del periódico Correo Político Militar de la Ciudad de Córdoba, reimpreso en el año 1809 en la imprenta de esta Real Sociedad Económica, “El Correo Político y Militar de la Ciudad de Córdoba un reimpreso grancanario de 1809”.

 

D. Tomás Van de Walle, abre este solemne acto ante dando la bienvenida a las Autoridades militares, civiles y eclesiásticas, a los socios de la institución, familiares de los distinguidos y público asistente: “Sr. Rector, Sr. Obispo, General Jefe del Mando Aéreo, Almirante, Generales, Coroneles, Autoridades, Señores Cónsules, Señoras y Señores Amigos del País, bienvenidos a este acto en el que conmemoramos el 242 aniversario de la fundación de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria por el obispo Fray Juan Bautista Servera. Hoy hacemos entrega a los socios ingresados en el 2017 de los diplomas acreditativos y les quiero dedicar unas palabras de bienvenida a la vez que expresarles nuestro agradecimiento por su incorporación a esta institución. La Real Sociedad Económica como las sociedades a las que forma parte ha cumplido la natural evolución y transformación desde sus orígenes en 1776, su creación formaba parte importante del despliegue de la política de fomento de la corona española, que la misma desarrolló en los intentos reformistas de la Ilustración.

 

El acierto de estas medidas dieciochescas ha sobrevivido a su época histórica y ha significado que entidades surgidas en la última parte del siglo XVIII sigan existiendo y aportando algo más y algo mejor a la convivencia social y al bien común en nuestro presente histórico. La base profunda sobre la que se asiente nuestra existencia es el amor por el desarrollo de la cultura, de la educación y de las ciencias y humanidades en general, así como el interés cívico permanente por la mejora y reforma de la economía en la sociedad y la política de la Nación.

 

Nos interesa que los distintos gobiernos tomen las medidas más adecuadas en beneficio del bien común de los ciudadanos y actuamos en público y en nuestras esferas menos públicas para que así sea. Por lo tanto no somos contemplativos del devenir socio político, pues queremos ser y somos, actores del mismo en la esfera que nos corresponde y haciendo uso de los métodos que nos son propios. Hay algo que nos une y conecta sutil, pero sobre todo, indisolublemente con nuestros ancestros de finales del siglo XVIII, y es nuestro apego al uso de la razón para iluminar el conocimiento de la realidad social, cultural, económica y política.

 

Nuestro invitado de hoy el Dr. Pérez Jiménez nos va a ilustrar con la fina visión de historiador que tiene, aparte de ser doctor en Telecomunicaciones, de qué hace y cómo actúa justamente esta entidad que va a tener la satisfacción de escuchar la interesantísima disertación. Al doctor Pérez Jiménez le agradecemos su fecunda labor de investigación al frente del IDeTIC de la Escuela de Ingenieros de Telecomunicaciones. Como reconocimiento a su ingente labor la Junta Directiva de esta Institución acordó concederle la Medalla al Mérito. Asimismo acordó conceder esta idéntica distinción a D. Miguel Ángel Fernández Matrán, por su destacada dedicación a la conservación del patrimonio desde el CICOP, Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio, organización de la que es presidente y director general. Ahora permítanme expresar nuestro profundo agradecimiento a D. Jesús Ruiz Mesa, por su inmenso trabajo de divulgación cultural que se apoya única y exclusivamente en su generosidad. No se encuentra con facilidad alguien capaz de dedicar tanto entusiasmo, esfuerzo y tesón a divulgar el trabajo cultural de esta entidad y de otras. Pasará a la historia de la Real Sociedad Económica con todos los honores que merece su labor.

 

La historia de nuestra entidad la escriben los historiadores, como es natural, pero resulta qua da la casualidad que el Secretario de la Junta Directiva, es además Cronista de Gran Canaria y de Las Palmas de Gran Canaria. El secretario es siempre el cronista interno, el historiador a bordo, pero Juan José Laforet añade una importante plusvalía historiográfica y como producto de su visión histórica, a continuación les va a presentar un interesantísimo hecho que nuestra Junta Directiva ha hecho posible con su decisión de adquirir el Correo Político Militar de la Ciudad de Córdoba de 1809. Edición del Correo Político Militar que ha hecho el Fondo Bibliográfico y Documental Manuel Campos que está hoy a su disposición en esta sede. Muchas gracias”.

 

Presentado por el Rector Magnífico de la ULPGC, interviene el conferenciante Dr. D. Rafael Pérez Jiménez, en la que expone una interesante y sobre todo, bien documentada historiografía del primer enlace telegráfico mediante cable submarino desde la Península a Canarias, cuando las comunicaciones en Canarias no tendrían sentido sin hablar de nuestros ancestros que hicieron posible aquellos primeros retos y que hoy es Canarias lo que en su origen fue lograr un medio de comunicación por aquel entonces de vanguardia, que dio origen a una parte integrante de la economía, progreso social y todo lo que a día de hoy permiten la posición de Canarias ante el mundo.

 

“Antes de que se instalara el cable submarino sobre 1880-1883, la comunicación de Canarias con la Península era de un barco al mes, que más o menos tardaba una semana en venir desde Cádiz, con la obligación de permanecer cinco días en cada puerto, en Las Palmas o en Tenerife, para poder así recibir respuesta del correo. Esto permitía que razonablemente llegara, según las crónicas de la época, se podía recibir correo cada 25 leguas, un día como límite en recibir una carta y llegar respuesta, aunque esos plazos se demoraban por diferentes circunstancias como averías en el barco, etc. Se vivía en un aislamiento nada agradable y en ese aislamiento ya había una preocupación en aquella sociedad por encontrar una solución para poder conectarse con las primeras redes de comunicaciones mundiales que empezaban a instalarse, que surgen de la necesidad de conectarse para ofrecer o recibir información. Es un invento buscado y, como se necesita, se buscan las formas de realizarlo.

 

Y esta nueva realidad de las telecomunicaciones es algo llamativo y que la primera asociación que de forma internacional regula este campo de las comunicaciones es en Alemania donde había una red telegráfica muy amplia pasando por numerosas fronteras. El otro reto era cruzar el mar, con la complejidad técnica de la época, algo tan o más comparable con los avances espaciales como poner el pie en la luna. El desconocimiento de los suelos submarinos, profundidades, medios de mediciones. Toda esta tecnología se desarrollaba a la vez que se extendía la red del cable submarino. Con la colaboración internacional en el interés de conectarse se llegaron a establecer los usos horarios que no se conocían. Por primera vez se podía enviar información para fomentar el comercio. En 1860 por primera vez cruza el mar un cable español para intentar apoyar la Guerra de Marruecos, este cable tiene una vida muy corta pero España intenta ponerse al día.

 

Entonces surge el gran reto tecnológico español que consistía en ser capaces de conectar con América, y sería una vía alternativa de otra red hacia el norte de América, y al mismo tiempo que uniera las Antillas con España y este modelo pasaba por Canarias. Se plantearon diversas alternativas como la de Portugal que ya tenían con sus islas. No fue hasta 1880 cuando se establece una ley específica de comunicaciones, no ya hasta Cuba, sino a Canarias y ese cable sale a licitación y lo realiza una compañía que actúa en relación a intereses franceses. Francia tenía una colonia importante en Dakar e interesaba su conexión.

 

La forma de hacerlo no podía ser a través del archipiélago portugués por los acuerdos de monopolios británicos lo impedían, y la única garantía posible era por Canarias. En 1883 se consigue la financiación para poder extender ese cable. El problema surge cuando se estudia la ruta. Hay documentos donde se reflejan las distintas vías. Las Reales Sociedades tanto de Las Palmas como la de Tenerife tomaron un papel protagonista en el debate de por dónde debería ir. El ingeniero Juan de León y Castillo financió un estudio en el que proponía una ruta a través de La Graciosa, pasara por tierras de Lanzarote y Fuerteventura para llegar a Gran Canaria y desde aquí a Tenerife. Esto chocaba con el interés de Tenerife como cabeza provincial en ese momento de ser el punto de distribución del cable y sus utilizaciones como elemento de comunicaciones e información.

 

Después de numerosos debates de tipo técnico y con la influencia de ambas Reales Sociedades Económicas se saldó de una manera poco científica y muy política. El buque técnico Dacia trazó dos rutas para buscar la más corta hacia las islas y otra más larga intentando observar cómo eran los fondos marinos. Hubo decisiones enfrentadas, a propuestas serias y problemáticas de que el cable fuera directamente a Tenerife creando verdaderas discrepancias entre las posiciones políticas de entonces. El cable llegó a las islas, a La Palma, a Tenerife y desde aquí a Cádiz, tendiendo la comunicación a Gran Canaria y Lanzarote. Fuerteventura no estaba dentro del plan y no se logró su conexión hasta 1908.

 

A partir de entonces cambia la visión de las noticias que se recibían, cómo fue cambiando la mentalidad de una sociedad cuando de repente empieza a recibir información. Las cortas redes internas cubrían las necesidades de comunicación de los propietarios de cultivos, intereses británicos, norte de Gran Canaria, Valle de La Orotava, Los Llanos de Aridane en La Palma, contando con los buques que llegaba a las islas y la exportación de sus productos. El impacto económico y social fue enorme, por un lado coincide con la creación del Puerto de La Luz y sus consecuencias económicas, la difusión de periódicos que empiezan a reflejar las noticias de lo que ocurría, a nivel personal que la sociedad recibe con prontitud noticias de sus familias. Hay que contextualizar lo que suponían las tarifas para le época, un telegrama a la Península a través de este cable submarino costaba cuatro pesetas en 1885. El suelo medio de una persona era de una peseta. Si lo trasladáramos a la actualidad aquel telegrama costaría 120 euros.

 

Aún así se usaba porque suponía un cambio de tal magnitud para la sociedad que a pesar de esos costes fue posible su desarrollo. La situación de España cambia sobre todo con la pérdida de Cuba y el cambio radical de las misiones españolas, África pasa a ser más importante, y Canarias por su posición, hace que muchos países empiecen a fijarse en el Archipiélago y como instalar sus sistemas, realidad en la que España debe darse cuenta de la situación del abandono en que se encuentra con el peligro de la propia pertenencia del Archipiélago. El telégrafo tuvo un momento importante de vida, pero con el cambio tecnológico a principios del siglo XX, con la aparición de la radiotelegrafía, con las primeras estaciones telegráficas de España, las de Cádiz, la de Melenara en Gran Canaria, y la de Tenerife.

 

Este desarrollo hace que aparezcan nuevas compañías, por ejemplo la alemana en establecer conexiones con su imperio. Después de la Primera Guerra Mundial es Italia quien hace una conexión, con sede en el edificio de Italcable, en Las Canteras, calle Portugal de Las Palmas de Gran Canaria, que cubría la conexión de Gran Canaria con Buenos Aires. Hoy los cables submarinos con otras tecnologías más potentes, con más velocidad de transmisión, siguen siendo nuestro cordón umbilical con el mundo, porque a pesar de la existencia de los satélites y otras tecnologías, más del 90% de las comunicaciones se hacen por los tendidos de redes submarinas. Y en conclusión nunca podremos separar la historia de estos tendidos actuales de altas tecnologías con aquellos pioneros que hicieron posible las primeras comunicaciones fundamental para nuestro desarrollo, y los ingenieros actuales debemos tener presente el legado de los ingenieros que hicieron posible estas misiones tecnológicas de comunicaciones. Muchas gracias”.

 

Interesante ponencia sobre el origen e historia de nuestras primeras comunicaciones telegráficas, para a continuación, escuchar la intervención del secretario de la Junta Directiva y Cronista Oficial de Gran Canaria y Las Palmas de Gran Canaria, Dr. D. Juan José Laforet Hernández, la no menos curiosa e histórica muestra del original del Correo Político Militar de la Ciudad de Córdoba de 1809. Edición del Correo Político Militar que ha reimpreso el Fondo Bibliográfico y Documental Manuel Campos, con la decisión de la Junta Directiva de la Real Sociedad Económica de hacer posible su adquisición. Importancia en la crónica militar llevada a la hoja impresa de los hechos de la Guerra de la Independencia y ocupación francesa del territorio de la España peninsular entre 1808 y 1814, que conllevó en Canarias una serie de acontecimientos políticos, económicos, sociales e incluso militares, que, de una u otra forma, marcaron decisivamente la historia posterior del Archipiélago.

 

En nota a la segunda edición, el Fondo Bibliográfico y Documental Manuel Campos, al conocer la noticia de la adquisición de un ejemplar rarísimo de este número del Correo Político y Militar de la Ciudad de Córdoba por parte de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria, en cuya imprenta se reimprimió en 1809, en tiempos de la dirección del gran José de Viera y Clavijo, que se instituye como el primer periódico impreso en esta isla, y que se presenta oficialmente en la sesión solemne del 242 Aniversario fundacional, el miércoles 7 de febrero de 2018, consideró oportuno realizar una segunda edición del estudio que sobre el mismos ha realizado el profesor Dr. Juan José Laforet, que permita una mayor difusión de la historia y pormenores de este periódico cordobés y su trascendental reimpreso grancanario.

 

De este periódico publicado entre 1809 y 1812, ejemplo del periodismo en España durante la Guerra de la Independencia, sólo se conservan ejemplares conocidos en archivos y bibliotecas de Madrid y Córdoba, y hasta el momento, dado su contenido, ha sido considerado como periódico afrancesado. En el Museo Canario de Las Palmas de Gran Canaria y en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria, se encuentran los dos únicos ejemplares de la edición reimpresa en Gran Canaria de este periódico correspondiente al 8 de enero de 1809, el número más antiguo que se conoce, pero es claramente contrario a Napoleón, con lo que se nos descubre una primera etapa diferente del periódico, que además contribuyó a difundir noticias e ideas y a fomentar moral de victoria en Gran Canaria. Primer periódico que se imprime en la Isla de Gran Canaria, y el nº 1 del primer periódico de la Ciudad de Córdoba.

 

Finalizadas las intervenciones se procede a dar la bienvenida y diplomas acreditativos a los señores socios ingresados en la Real Sociedad Económica en 2017. El honor y agradecimiento de recibir el Diploma de Mención Honorífica en mi persona, a quien les transcribe este reportaje como reconocimiento a mi labor de divulgación cultural. Medalla al Mérito y Diploma acreditativo a D. Miguel Ángel Fernández Matrán, y a D. Rafael Pérez Jiménez. Mis felicitaciones personales a todos.

 

El director Tomás Van de Walle, cede la palabra al Rector Magnífico de la ULPGC, Dr. D. Rafael Robaina Romero, para cerrar este solemne acto institucional que conmemora el 242 Aniversario de la fundación de esta Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria, Decana de las de Canarias.

 

Jesús Ruiz Mesa es colaborador cultural de TELDEACTUALIDAD

 

Agradecimiento de Jesús Ruiz Mesa

Mi agradecimiento a la Junta de Gobierno de la Real Sociedad Económica y a todos los que han hecho posible honrarme con esta distinción. Al Excmo. Sr. D. Francisco Marín Lloris, Director de Honor y al actual Director Excmo. Sr. D. Tomás van de Walle de la Real Sociedad Económica, y secretaria de la institución Cristina Marín por su apoyo. El eterno agradecimiento a mi esposa, Montserrat Ramos Ceballos, por su excepcional disposición a ceder su tiempo conmigo y poder asistir a las numerosas jornadas y actos culturales, dando testimonio de sus contenidos dirigidos a un mejor conocimiento y difusión en la diversa dinámica cultural de nuestra comunidad. A mi familia en la memoria de mis padres Juan Ruiz Arregui y María Mesa Velázquez, que nos dieron claro ejemplo de generosidad de servicio altruista por el progreso cultural y social de Gran Canaria.

 

Al periódico digital TELDEACTUALIDAD al que agradezco la publicación de mis reportajes, vital para llegar a todo el colectivo canario y más allá de nuestras fronteras. Muchas gracias por las palabras de adhesión recibidas desde las redes sociales y correos. Gracias a la Casa Museo León y Castillo de Telde, y demás instituciones museísticas de la Red de Casas Museo del Cabildo de Gran Canaria, al Círculo Cultural de Telde, al Fondo Bibliográfico y Documental Manuel Campos, a José F. Fernández Belda y Juan A. Ruiz Mesa por el reportaje gráfico del acto, y a la Junta de Cronistas Oficiales de Canarias que ante la labor detallada del acontecer isleño han entendido y aceptado mis colaboraciones, y a todos los que desde el anonimato, desde el servicio público, instituciones, etc, y en el ánimo de divulgar todo el acontecer cultural, humanista, y de excelente ciudadanía, merecen todos los reconocimientos por su esfuerzo, y nos conducen por el camino de conocer mejor nuestra historia, conociéndonos a la vez mejor en la esperanza siempre de un futuro comprometido con el legado humano, cultural, y patrimonial, solidario, de respeto, igualdad y tolerancia, que dejamos a nuestras generaciones para su propio bienestar. Muchas gracias.

 

Comentarios

  • Juan Diego Falcón González
    11/02/2018 - 12:31

    En nombre mío y de mi familia quiero mandarle al amigo Jesús Ruiz Mesa nuestra más sincera felicitación por esta mención honorífica de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, una distinción que se ha ganado a pulso por su entrega y dedicación a la divulgación cultural de todo lo que acontece en Telde y en nuestra isla de Gran Canaria. Vaya también nuestra felicitación a su esposa Montse, gran apoyo de su marido. Un abrazo muy grande a los dos.

    6
    5
  • Tony Benitez
    11/02/2018 - 10:58

    Enhorabuena Jesus Ruiz por el reconocimiento mas que merecido que te ha hecho la Sociedad. Econica de Amigos del Pais por tu constante labor Cultural. Ya quisieramos los canarios que todos los peninsulares que lleguen a nuestra tierra se integren aqui, Y se suman y luchen por nuestra identidad. Como. Lo has hecho tu. Pasa de la medrioquidad que estamos sufriendo en Telde.

    6
    6

Enviar Comentario

X