09/02/2018 - 07:27

El poemario del rumano Gelu Vlasin toma aliento en Telde

La sede del Consulado de Rumanía en Canarias, sita en esta ciudad, acoge la presentación de un libro

El poemario del rumano Gelu Vlasin toma aliento en Telde
El acto tuvo lugar días atrás en Telde (Foto Jesús Ruiz Mesa)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- La sede en Telde del Consulado de Rumanía en Telde acogió días atrás la presentación del libro de poemas El último aliento del escritor de este país de Europa Oriental, Gelu Vlasin.

 

Crónica del acto

por Jesús Ruiz Mesa

Acto cultural organizado por el Consulado de Rumanía en Canarias en su sede de Telde, Gran Canaria, dentro de su agenda de actividades en el espíritu de colaboración y promoción cultural entre Canarias y Rumanía, la tarde del viernes 26 de enero fue presentada la obra literaria del escritor, poeta rumano, Gelu Vlasin (Telciu, Rumanía, 1966) que con el título de El último aliento, conforma la segunda de las acciones culturales que desde la sede del Consulado de Rumanía en Canarias, se inician el pasado 23 de noviembre 2017 con la Exposición “Entre Caricaturas” obras del artista canario premiado en Rumanía, Néstor Dámaso del Pino.

 

Inicia este acto la Excma. Sra. Cónsul Honoraria de Rumanía en Canarias, Da. Alina Elena Ramaru, que da la bienvenida al cuerpo consular representado y al público presente, expresa: “Bienvenidos al primer acto de la serie de eventos que organizamos durante este año 2018, en la celebración del Centenario de la Gran Unión. El 1 de diciembre de 1918, representa para los rumanos un hito histórico, la fundación de la Rumanía moderna símbolo de la unidad, igualdad y espíritu nacional de varias generaciones. Otro evento importante que celebramos en el mes de enero es el Día de la Cultura Rumana en memoria de Mihai Eminescu, poeta nacional de todos los rumanos, escritor, dramaturgo, periodista.

 

Es por ello, que no podíamos empezar la serie de eventos dedicados al Centenario de otra manera, que no sea por un acto relacionado estrechamente con la cultura, como es la presentación del último libro de poemas del escritor rumano Gelu Vlasin, considerado por la crítica literaria uno de los grandes escritores después de la Revolución de 1989. Su trayectoria profesional es impresionante ha publicado 18 libros en varios idiomas, inglés, francés, español y, por supuesto, rumano. Su obra ha sido incluida, además, en más de 27 Antologías nacionales e internacionales, en nueve idiomas. Durante varios años ha sido miembro activo del Forum de la Facultad de Letras de Bucarest, coordinado por el conocido escritor Mircea Cartarescu.

 

Además es miembro de la Unión Nacional de Escritores de España UNEE, miembro de la Asociación Internacional de Escritores, presidente de la Asociación Cultural Diverbium, presidente de Honor de la Asociación de Escritores y Artistas Rumanos de España. Ha recibido más de una decena de premios nacionales e internacionales, destacando la Condecoración otorgada por el Presidente de Rumanía en el año 2012 a propuesta del Ministro de Cultura, la Orden por Mérito Cultural en grado de Caballero, Categoría Literatura en modo de Apreciación por el Talento y la dedicación mostrada en toda su carrera literaria y en la promoción de la cultura rumana en el mundo.

 

El último Aliento, Ultima Suflare, título del poemario en rumano, libro de poemas en edición bilingüe, traducido por Mario Castro, traductor y escritor chileno que ha vivido durante 17 años en Rumanía. La presentación de libro estará a cargo de otra personalidad del mundo filológico cultural y de la crítica literaria, el Catedrático, Profesor Doctor Emérito de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Dr. Dan Munteanu Colán, quien ha publicado más de 70 libros, 300 artículos de especialidad capítulos de libros y reseñas, por lo que evidentemente me enorgullece tener presente en este acto a las dos grandes personalidades de la cultura, apreciados en igual medida en Rumanía, España y Canarias. Sin más dilaciones paso la palabra al Dr. Dan Munteanu. Muchas gracias”.

 

El Dr. Dan Munteanu expone en su intervención las características literarias y personales de la poética de Vlasin: “Dar las gracias a la Sra. Cónsul Honoraria de Rumanía para presentar el poemario. Conocí a Gelu Vlasin en el 2005 cuando se organizó en Madrid la presentación de una pequeña Antología bilingüe de poesía de la diáspora rumana en España, después del año noventa. Era uno de los pocos poetas reconocidos incluidos en esta Antología, los demás autores son muy diversos en cuanto a edad, categoría social, formación, preparación, profesión, estilos, etc. Todos tenían un denominador común, querían demostrar que, en realidad, eran gente instruida, preparada, heredera de una rica y antigua tradición de la cultura europea y una de las más interesantes y originales creaciones folclóricas de nuestro continente, de una civilización abierta a las influencias benéficas de otras, conservando su propia identidad y su lengua de origen latino.

 

Vlasin como diría Alejo Carpentier es capaz de descubrir los mundos mágicos que existen en la realidad diaria como solo los grandes artistas son capaces de descubrir. El famoso novelista cubano decía al definir lo real maravilloso que para descubrir y descifrar la realidad en la que nos movemos, para penetrar más allá de las apariencias y sorprender el milagro, la semilla mágica de la realidad circundante, el artista tiene que llegar a un auténtico estado límite, es decir a un estado particular de exaltación espiritual, cuando el creador percibe la magia mediante una revelación privilegiada, una alteración de la realidad que significa el milagro, una iluminación inhabitual o la ampliación de las escalas y categorías de la realidad.

 

Ejemplamos esas afirmaciones de carácter general con algunos versos de El último Aliento, del poema La mano: La mano mía/ sin la cual/ el cuerpo sería un simple sauce/ a la orilla del tiempo/ he aquí mi mano/ te la regalo… El poeta regala al mundo su mano y se convierte en este árbol-hombre, sauce, hombre de particulares connotaciones. En El último Aliento el poeta se identifica con un demiurgo omnipotente y omnisciente, con poder de vida y muerte sobre los humanos.

 

Los exegetas de la obra de Vlasin aprecian que se pueden detectar en sus poemas influencias de escritores tan dispares como Mircea Cartarescu, Emil Cioran, Mircea Eliade, Gabriel García Marques, Mario Vargas Llosa, Allen Ginsberg. Es innegable que a lo largo de la historia desde la antigüedad hasta nuestros días los creadores, escritores, músicos, pintores sufrieron influencias varias cuya importancia no puede ser negada. El traductor al español del libro que presentamos considera que la poesía de Gelu Vlasin, es un cuerpo unitario que se mueve entre lo abstracto y lo concreto, es decir, da cupo en ella a una serie conceptual que al parecer no tiene vínculo alguno con la realidad, pero a media que se adentra en la lectura de los versos, tiendes sin querer, a relacionar el binomio concepto- realidad en tanto que descubres una unidad versátil.

 

Gelu Vlasin es un poeta original y singular en el panorama de la literatura rumana contemporánea de grandes recursos poéticos y estilísticos, que se ha ganado por méritos propios un lugar destacado en la primera línea de los grandes. El poemario de Vlasin es un buen libro, basta que el lector se deje llevar de la mano del autor por las páginas del libro. Muchas gracias”.

 

El autor del poemario, Gelu Vlasin, agradece esta presentación y expone el camino andado para que surgiera este poemario desde su creación hasta la propia edición, en el que al final de la obra figuran 21 autores de nueve países que, en mayor o menor extensión, con opiniones y reflexiones titulados, hablan a modo de guía del poemario: “Notas críticas que a su manera hablan en un 99% muy bien sobre mi poesía. En cuanto al título, El Último Aliento, pienso que se concentra en la estructura estilística del libro, igual que mi primer libro, “Tratado de Psiquiatría”, que trata sobre la enfermedades mentales que supuestamente nos abordan, fruto de una decepción sentimental que hace un tiempo pasé, pensé que tenía problemas, y después de reflexionar sobre ciertos síntomas, abordé el trabajo del libro, dándome cuenta que no tenía nada, llegando a la conclusión que cada uno de nosotros en algún momento existencial tenemos algo, y para seguir adelante tenemos que dejar a un lado el sentido de victimismo. Este poemario trata de dignificar un poco el cuerpo humano, desde el nacimiento hasta El último Aliento, por eso algunos títulos de los poemas tratan de La mano, La rodilla izquierda, La mente y pasa por, La madre, EL padre, hasta el último aliento.

 

El académico Nicolae Manolescu que ha hecho la presentación de mi primera obra, decía que mis libros tienen imagen, música y palabra. Identificó perfectamente lo que yo intento transmitir, porque creo que en un poemario, la poesía no puede existir sin tener conexiones entre la imagen, la música y la palabra, por eso dentro del poema hay imagen gráfica, espacios blancos entre palabras que dan ritmo al poema y palabras, tres pilares fundamentales del arte. Después de pasar como becario por París, me impactó mucho el minimalismo francés, aunque estaba más ubicado en temas de arte plástica y música.

 

Regresé de mi estancia en La Sorbona, con la idea del minimalismo en la literatura transfiriendo un poco en el aérea del movimiento literario de Rumania que en aquel tiempo no estaba muy arraigado, la gente se quedó un poco impactada, porque acostumbrados a leer poemas largos, explicando muy bien el sufrimiento, ideas personales y nada de poemas que parecían haikus, pero de otra forma, con otras reglas y pautas. Mis poemas son la esencia de un experimento personal a nivel existencial. Poemas que nacen de la fragilidad del humano y para salvarnos tenemos que exteriorizar sufrimientos y transformarlos en palabras. Para mí, escribir poesía es una terapia personal, que después mis poemas, puedan servir a otros como terapias, pero en principio está escrito desde mis propias sensaciones para escapar de la crueldad de algunas realidades. Hay que sacar toda pesadumbre y seguir adelante. Muchas gracias”.

 

Gelu Vlasin finaliza su intervención con el recitado, en rumano y español, de dos poemas: La mano (mâna), y los versos que dan título al poemario, El último aliento (ultima suflare), con el agradecimiento por la presentación y asistencia, el poeta firma ejemplares de su obra a los interesados del poemario El Último Aliento.

 

La Sra. Cónsul Honoraria de Rumanía en Canarias con sede en la ciudad de Telde, Gran Canaria, Da. Alina Elena Ramaru, despide el acto agradeciendo las palabras del profesor Dr. Dan Munteanu, del escritor y poeta Gelu Vlasin, representación del Cuerpo Consular, público asistente, celebrando este cierre de acto cultural y conmemoración con un cocktail. Enhorabuena por la presentación del poemario y por la iniciativa encaminada a dinamizar un excelente espíritu de colaboración y promoción cultural entre Canarias y Rumanía, desde el Consulado de Rumanía en Canarias con sede en la ciudad de Telde. Muchas gracias.

 

Jesús Ruiz Mesa es colaborador cultural de TELDEACTUALIDAD.

 

Comentarios

  • Toni
    14/02/2018 - 18:32

    Excelente velada con el poeta Gelu Vlasin y el cuerpo consular. Genial y excelente con los Sres cónsules de Italia, Suiza, Japón, Brasil, Senegal y Rumania

    0
    0

Enviar Comentario

X