03/11/2017 - 06:52

Las experiencias de Sanmao protagonizan el libro 'Diarios de Las Canarias'

Es el segundo libro traducido al castellano de la escritora china que fue presentado anoche en Telde

Las experiencias de Sanmao protagonizan el libro 'Diarios de Las Canarias'
La presentación tuvo lugar en la Casa-Museo León y Castillo (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- Las experiencias vividas en Gran Canaria por Echo-Chen Sanmao protagonizan Diarios de Las Canarias, el segundo libro traducido al castellano de la escritora china que fue presentado ayer en Telde como una herramienta para potenciar la Ruta Sanmao, un proyecto del Cabildo y Ayuntamiento de Telde.

 

La publicación de este libro se une a Diarios del Sahara, traducciones que permitirán a la población de habla hispana descubrir la obra de Sanmao, quien ha logrado vender más de 10 millones de ejemplares en Asia y que encontró en Gran Canaria el lugar ideal para vivir e inspirarse durante 11 años, señala en un comunicado la presidenta del Patronato de Turismo, Inés Jiménez.

 

La obra narra algunas de las inquietudes existenciales que tenía esta joven ingenua y valiente que abandonó su familia y su país en una época en la que todo era más difícil para una mujer que quería vivir aventuras, agrega Jiménez.

 

El proyecto de la Ruta de Sanmao trata de recuperar y acondicionar los lugares que marcaron la creación literaria de Echo-Chen en la isla y ofrecer un atractivo cultural que complete la experiencia de los cientos de turistas chinos que llegan a Gran Canaria siguiendo la huella que la escritora dejó en sus libros.

 

Sanmao vivió en playa del Hombre, en Telde, y muchos de sus millones de seguidores sueñan con visitar su hogar y los lugares de la isla que marcaron el carácter rebelde y espiritual de la autora, por lo que todos los escenarios que aparecen en su obra son un gran instrumento promocional para el municipio y Gran Canaria, añadió la concejala de Turismo del Ayuntamiento de Telde, Celeste López.

 

Echo-Chen hizo grandes amigos en Gran Canaria, donde se inspiró para escribir el poema más importante de su obra y que se ha convertido en una canción popular en China: El olivo de mis sueños.

 

Durante el acto de presentación, Nancy Chang, amiga de la escritora, ha manifestado que Sanmao "era directa en sus mensajes, capaz de hacer reír, llorar o sobrecoger con relatos que nunca dejan indiferente al lector".

 

Por su parte, Cándida Santana, amiga y vecina de la autora, ha explicado que el libro trata de describir "lugares concretos y de espacios más complicados de identificar, pero sobre todo habla de la gente que conoció, personas que llegó a querer y que lograron ganarse su respeto", como los vecinos de playa del Hombre a los que califica de "gente sencilla y trabajadora".

 

Durante el acto, celebrado en la Casa-Museo León y Castillo (Telde), el director del recinto, Antonio González, presentó la proyección de un montaje audiovisual sobre la obra poética de la escritora Sanmao, que dio paso a una actuación a cargo de alumnos del Conservatorio Superior de Música de Canarias. EFE.

 

 

 

 

 

Comentarios

  • Antonio
    03/11/2017 - 11:30

    Imprevisto que producen la edad, me negaron la posibilidad de estar junto a tod@s los ciudadanos que tuvimos la suerte de conocer a la escritora Taiwanesa Echo Chen (Sanmao). Allí donde su espíritu repose, sonreirá. Pues ella era todo espiritualidad, nobleza, empatía y un privilegiado cerebro, que, le permitía relatar sus experiencias, con un inigualable estilo, pues todos sus relatos eran de experiencias vividas, como el "Diario del Sahara" conviviendo en Tinduf con los expulsados de sus territorios. Ahora tenemos la suerte de ver impreso en Español, sus vivencias entre nosotros, sus rincones preferidos. Hoy revivo aquel día en el que tuvimos la suerte de conocer a sus padres, y su parecido, en el rostro a su madre, aunque aquella de tez más blanca y de mayor corpulencia, y, su padre, un corpulento taiwanés, con una alta formación, pues, ostentaba la Dirección General de los Servicios Postales de su tierra natal, a la que defendía con tesón y orgullo. Quién le iba a decir a aquella diminuta niña, que en alejado rincón de este universo, le admiraran y compartieran con ella, las bravas olas de la playa de sus sueños, y, estación de espera del amor de su vida: José María.

    1
    0

Enviar Comentario