15/05/2017 - 15:13

Guerra: "La sociedad canaria le debe muchos a los hombres y mujeres de la revista 'Sansofé'"

TA ofrece crónica y reportaje gráfico de la presentación del libro 'Sansofé en Defensa de la Libertad Secuestrada'

Guerra:
Nicolás Guerra, autor del libro, y las personas que participaron en su presentación (Foto Jesús Ruiz Mesa)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- La Biblioteca Pública del Estado, en la capital grancanaria, acogió el pasado viernes la presentación del libro Sansofé En Defensa de la Libertad Secuestrada, del escritor Nicolás Guerra Aguiar, colaborador de varios medios de comunicación, entre ellos TELDEACTUALIDAD.

 

Crónica de la presentación del libro

por Jesús Ruiz Mesa

La tarde del viernes 12 de mayo tuvo lugar en la sala de actos culturales Manuel Padorno de la Biblioteca Pública la presentación del libro, “Sansofé En Defensa de la Libertad Secuestrada, los Expedientes Político-Administrativos contra la Revista Canaria (1969-1972)”, obra del Catedrático de Lengua Española y Literatura, Nicolás Guerra Aguiar. Editado por la editorial Mercurio Editorial que dirige Jorge A. Liria.

 

Nicolás Guerra colaborador del periódico La Provincia (2000-2011), ha publicado en el desaparecido Diario de Las Palmas, El Día (Tenerife), El Ideal (Granada) y Córdoba. En la actualidad es articulista de opinión del periódico Canarias 7 y de varios periódicos digitales, entre ellos TELDEACTUALIDAD. Es autor de varios libros de antologías literarias, así como de monografías de estudios sobre Literatura y Lingüística.

 

Después de la presentación previa de la obra a cargo del coordinador don Miguel Ángel Parramón Brigolat, magistrado, de don Francisco Suárez Álamo, periodista, director de Canarias 7, don Ricardo Lagares Pérez, abogado, y don Antonio Cacereño Ibáñez, periodista, director de La Provincia/Diario de Las Palmas, el autor Nicolás Guerra Aguiar expone: “Buenas tardes. La prensa libre, la prensa digna y tanto más digna puede ser cuánto más libertad tiene, esa nunca destruye instituciones, ni causa revoluciones violentas: se inspira en la opinión, la dirige a veces, encauza sus corrientes y si es, quizás, piqueta demoledora de rancias preocupaciones y de errores añejos, más de una vez en países regidos por instituciones liberales, ha sido poderoso dique para evitar desbordamientos peligrosos y repentinas innovaciones, 1873. Nicolás Salmerón y Alonso, presidente de la Primera República Española.

 

Quiero agradecerles a ustedes su presencia, reconforta, satisface, alegra, encontrarme tan maravillosamente acompañado en cuanto que nos une un elemento común que es lo fundamental de este libro, mi homenaje, nuestro homenaje. El homenaje que la sociedad canaria todavía les debe a todos aquellos componentes, hombres y mujeres de la Revista Sansofé, que haciendo una unidad en las ideas, en los planteamientos, aunque a veces con ciertas disparidades, con ciertas desavenencias, incluso, de tipo intelectual o de tipo ideológico, afín de cuentas estamos en las postrimerías del franquismo, celebraron para Canarias la llegada de una revista que era palabra, que era pensamiento, que era idea, una revista que siempre me recordó a aquellas que caminaban por las tierras peninsulares, como Cambio 16, como Gaceta Universitaria, Triunfo o como Cuadernos para el Diálogo, revistas de pensamiento. Pero con una sola arma, con un solo elemento en sus manos, hábilmente manejados. Eso, sí, la palabra, y frente a la palabra lo único que tuvieron fueron nueve expedientes administrativos, que al final lógicamente terminaron con la revista, aunque realmente terminaron con la empresa que editaba la revista.

 

Por tanto muchísimas gracias por estar aquí. Mi agradecimiento también a la Biblioteca Pública del Estado, al director, al personal que tan amablemente me ha atendido. Mi agradecimiento entrañable y de corazón a los coautores, aquellos que me acompañan en este libro que a su vez casí todos fueron informadores. Y a mi hijo Carlos, una visión periodística de un hombre joven, un chico joven, por tanto desvinculado de aquellos iniciales años setenta y que me interesaba el punto de vista de un informador.

 

Mi reconocimiento y agradecimiento también a José Rivero, personaje fundamental también en la Revista Sansofé, informador y a quien le debo muchos detalles de ella. Mi agradecimiento lógicamente a los intervinientes en la presentación, hombres del Derecho, hombres del Periodismo, dos palabras en este momento absolutamente vinculadas a Sansofé, y que, por supuesto, representa para mí también esa grandísima satisfacción de contar con ello, porque lo que ellos vayan a decir ahora es lo importante, es lo que importa. “Que no me pida licencia quien quiera cantar mis versos, mis palabras son de todos, sino, para qué las quiero. Me pertenecen mis manos si van conmigo al cielo, pero mi voz que se quede sonado en labios ajenos. Qué más inmortalidad que un grupo de compañeros hagan resonar mi voz cuando yo esté en silencio”. Son versos de Pedro Lezcano y que yo hago hoy de la propia revista Sansofé, Qué más inmortalidad que un grupo de compañeros haga resonar mi voz cuando yo esté en el silencio.

 

Por tanto y quiero insistir en ello, este libro es mi homenaje a los hombres y mujeres que trabajaron en Sansofé, que no cobraron un duro, que tuvieron problemas, que fueron señalados, que fueron, incluso controlados, desde distintos enfoques, de distintas calles, pero hicieron posible Sansofé, a pesar de todo porque en ello anidaban palabras, sin rencores, pero palabras que hablaban de libertades, de democracia, de alcaldías y presidencias de Cabildo electas por la voluntad popular. Sansofé, por tanto, es memoria histórica, relacionada y comprometida con Canarias.

 

Por eso, seleccioné unos cuantos bloques de contenidos para referirme a ello. Conciencia democrática para Ayuntamiento y Cabildos. La Comisión Política de Galván Bello en Tenerife. El derecho a la información. El problema de los transportes públicos. El papel de la mujer en Canarias. El otro Sur de Gran Canaria: La aparcería. Canarias como región. Puertos Francos y el REF, Régimen Económico y Fiscal. A la búsqueda de un Estatuto de Autonomía, y muchísimos contenidos más que convulsionaron pacíficamente, pero con planteamientos revolucionarios la sociedad anquilosada en el pasado y que no se atrevía todavía a dar el paso a la consecución de un mundo en simple y llana libertad.

 

Si ustedes leen el libro verán que aparecen muchas contradicciones, es obvio, en cuanto que manejé documentación, por cierto, la documentación desapareció absolutamente del Archipiélago Canario, toda la relacionada con los expedientes administrativos y económicos. Por fin, la encontré después de un año de investigación, la encontré en Alcalá de Henares, y digo llena de contradicciones, porque la propia Administración era una contradicción, incluso desde el punto de vista administrativo.

 

Ya no solo se trataba de la Dirección Territorial de Información y Turismo de Las Palmas, se trataba, también, de la Dirección General de Prensa en Madrid, pero esa Dirección General de Prensa en el Ministerio de Información y Turismo en Madrid, a su vez, se subdividía en otros tantos apartados a la cabeza de los cuales estaban siempre personas, unas muy inteligentes, muy documentadas, conocedores de todo el mundo de las leyes, personas hábiles, aparentemente respetuosas, pero que cumplían la función de aplicar todas aquellas normas y artículos que manaban de la Ley Fraga, sobre todo, el artículo 2º de la Ley Fraga, en la que se permite la libertad de prensa siempre que no atente contra las leyes que nos rigen, y una de ellas, por ejemplo, era la Ley de los Principios Fundamentales del Movimiento.

 

Por tanto, digo, que pueden encontrar contradicciones. En la suma que hago de las sanciones, del importe total de las sanciones llego a las 310.000 pesetas, estamos hablando de pesetas del finales de 1969, primeros años de 1970. Pero en algún documento oficial hay 325.000, en otro 350.000, lo cual me desajustó completamente porque la cuestión no encajaba y llegué a dos conclusiones: una, o me faltaban expedientes desaparecidos, o hubo desaparición intencionada de otros expedientes. Pero a su vez el problema estaba en los distintos planteamientos o enfoques que Madrid daba y que confundían absolutamente todo.

 

De tal manera eran hábiles en Madrid que a pesar de las sanciones a Sansofé, 310.000, 325.000 o 350.000, no consiguieron cerrar la revista y por eso, les comentaba antes, el exquisito dominio que tiene todo el entramado jurídico que consigue cerrar sino Sansofé, si la empresa Grafican, aquella que edita la revista. Por tanto, muerta Grafican, Sansofé desaparece. Bien es cierto que el Consejo de Ministros de mayo de 1972 ratificado por otro Consejo de Ministros en agosto de 1972, a la que se recurre, y en el año 1975 la justicia da la razón a Grafican, pero ya se había conseguido lo que se pretendía, la desaparición de Sansofé como revista de pensamiento. Aquellos documentos manejados define la Administración como nido de comunistas, separatistas y jóvenes intelectuales cuya característica fundamental es el planteamiento ideológico contra el régimen. Esto es, pues, lo que quiero plantearles y dejo la palabra a los que han de intervenir reiterándoles mi agradecimiento. Muchas gracias”.

 

La presentación continua con la intervención de los miembros invitados que en la mesa dirigen unas palabras al autor y obra, desde los puntos de vista del rigor histórico, periodístico y del derecho y la necesidad de recordar los difíciles momentos en que la revista Sansofé ejerció como observatorio informativo y crítico de las reivindicaciones que Canarias, en particular, Gran Canaria, necesitaba urgentemente con el advenimiento de las libertades, el derecho y el paso de una época histórica que se veía próxima y necesaria en España, la Democracia, aún por llegar con la caída del franquismo y uno de sus puntos más fuertes donde incidían numerosos conflictos sociales, políticos, la libertad de prensa y el periodismo.

 

Aún hubo que esperar un tiempo para el logro de estos derechos civiles. Así y todo, se fueron quedando en el camino ilusiones, proyectos, personas, asociaciones, intelectuales, escritores, periodistas, como los que en esta tarde con la presentación de la Revista Sansofé se ha querido homenajear a todos ellos, como bien ha reiterado su autor, Nicolás Guerra Aguiar.

 

Enhorabuena por este nuevo libro que el autor firmó en dedicatoria a los interesados en su lectura, y que nos traerá la información y documentación precisa para recordar un tiempo en los que los periodistas, escritores, críticos, pensadores, intelectuales de la talla de Santiago Gutiérrez Montesdeoca, Alfredo Herrera Piqué, José A. Alemán, Ángel Tristán Pimienta, Jerónimo Saavedra Acevedo, Carlos Guerra Soria, y otros muchos, que dejaron su huella profunda en el mundo del periodismo de nuestra isla y Archipiélago.

 

Una historia para recordar y mirando sin ira al pasado, tomar en nuestra manos un periódico y sin más, pensar que la Libertad de Prensa fue un camino duro de resolver en nuestro país, y como la revista Sansofé, se fueron eliminando todas las intenciones de escribir en libertad; aquello fue una libertad secuestrada, como bien indica el título del libro que Nicolás Guerra Aguiar nos ha dejado en las manos para conocer la verdad, ahora en libertad y democracia. Muchas gracias.

 

Jesús Ruiz Mesa es colaborador cultural de TELDEACTUALIDAD.

 

Comentarios

  • Antonio O.
    16/05/2017 - 13:45

    Una vida dedicada a la docencia y a narrar, sin medias tintas, la realidad del pasado reciente de una España, secuestrada por una Dictadura, que, habiéndose "edulcorado" con la llegada de los tecnócratas, en lo concerniente a la libertad de la prensa, D. Francisco eligió a Manuel Fraga Iribarne, Ministro de Información y Turismo, y, aquella pesadilla de la DIRGENPRES, aquella Dron. Gral. de Prensa, que censuraba todo lo que se refería a los acontecimiento internos, y, que la prensa nacional, no publicaba, sí la extranjera, por lo que, poco o nada podía saber el pueblo llano y sencillo, de la realidad de la dictadura. Cabría recordar aquí, lo que le costó a un Funcionario de Telecomunicación, haber omitido, al copiar el telegrama que todas las madrugada de los sábados, distribuía a toda España dicha Agencia censurante. LIFE, monográfico sobre el Valle de los Caídos, hoy tan de rabiosa actualidad. Tres años de lucha, para demostrar que, no fue omisión intencionada, sino fallo de señal, del viejo cable submarino que unía Cádiz con Canarias. Por ello y otras muchas cosas más, D. Nicolás y sus colaboradores, se merecen figurar, entre los valientes de la época.

    3
    0

Enviar Comentario