sábado, 23 de septiembre de 2017Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Opinión
Opinión -06/08/2017 - Actualizada a las 07:39
Colaboración

Fuera…

Francisco Martel

Amigos, verán que hoy le he puesto puntos suspensivos al título habiendo podido escribir un añadido como: “Si yo fuera político”, “Si yo fuera Obispo... si yo fuera pescador”. Sí, sólo puedo decir que por hoy soy sólo sacerdote, y que de ello estoy bien contento asegurando a los amigos lectores que a mis años sigo amando a mi Iglesia con sus aciertos y sus lagunas, deseando también que ella siempre esté muy cercana a todos los que buscan la verdad.

 

Estoy seguro que a todos los lectores la vida con frecuencia nos pone preguntas, a veces algo difíciles, que van aumentando con los años. Y si yo miro el pasado todavía recuerdo con gusto mis tiempos de profesor de Ecumenismo en el Centro Teológico de Tafira donde contestaba con gusto a las preguntas de los alumnos, pero vi que más tarde, siendo capellán del Negrín, muchos enfermos me hacían preguntas que yo no sabía contestar como: ¨Padre, si Dios es bueno ¿por qué permite que esté enfermo''? ¡¿me puede decir si hay vida después de esta vida…?

 

A todo ello puedo decirles que yo mismo una vez, al ver que crecían los pobres en la calle, me hice la siguiente pregunta: ¨¿llegará el día en el que veremos a las Iglesias convertidas de noche en dormitorios para que puedan dormir los pobres?¨

 

Amigos, dejando atrás estas y otras preguntas, puedo decir que el verano nos sigue animando a tener Fe fuerte en el Dios Padre que nos quiere de verdad y de ahí que me atreva invitar a muchos cristianos que viven hoy “en la Luna” y no se enteran nada del evangelio a que escuchen todos los domingos al Maestro de Galilea que dice verdades como puño.

 

Pido a los amigos lectores a que me dejen terminar el escrito rogándoles a que recen siempre por todos los sacerdotes, por el obispo, por las vocaciones y por los seglares comprometidos para que todos nos pongamos al día leyendo despacio el evangelio del maestro de Galilea.

 

Amigos lectores-as, les deseo a todos un buen mes de Agosto y que la Virgen de las Nieves cuya fiesta celebramos en estos días nos eche su buena mano en este Verano fuerte en calor que nos anima a darnos un buen remojón en la Playa.

 

Francisco Martel es sacerdote y párroco.