02/04/2018 - 08:49

Sanidad quita a San Roque las ambulancias del Sur de Gran Canaria, con base en Telde y Maspalomas

Desde el 1 de marzo la nueva concesionaria es la empresa Atlantic Emergency, en principio hasta que se conozca la adjudicataria del nuevo concurso

Sanidad quita a San Roque las ambulancias del Sur de Gran Canaria, con base en Telde y Maspalomas
Ambulancia en la base de Narea en Telde (Foto Alejandro Ramos)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- La empresa pública Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad de Canarias (GSC), dependiente de las consejerías de Sanidad y Economía y Hacienda del Gobierno regional y titular del Servicio Canario de Urgencias (SUC) y del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2, decidió el pasado 27 de febrero resolver de manera unilateral el contrato con Hospitales San Roque como concesionaria del servicio médico y enfermero de las ambulancias medicalizadas de la zona sur de Gran Canaria, con base en Telde y Maspalomas.

 

Desde el 1 de marzo la nueva concesionaria es la empresa Atlantic Emergency, en principio hasta que se conozca la adjudicataria del nuevo concurso, que está previsto que se haga público este mes de abril, según publica CanariasAhora.com en una información de Iago Otero.

 

Según explican desde GSC, con esta sustitución quieren asegurar "el cumplimiento de todos los servicios contratados por lo que se toman decisiones conforme al articulado del contrato para garantizar la correcta prestación del servicio" y buscan con ello "minimizar riesgos". Esto se debe a que desde 2017 en cinco ocasiones estas dos bases no tuvieron médicos con motivo de la precariedad laboral de sus trabajadores, con contratos de falsos autónomos.

 

Tal como reconocía en febrero de este año GSC a Canarias Ahora, estas faltas son pretexto para la resolución del contrato, hecho que ha llegado ahora. También sostenían que se había sancionado a Hospitales San Roque por estos incumplimientos, aunque cuestionado en concreto por esta multa, se deduce que nunca existió debido a que lo único que hicieron fue facturarles casi 3.200 euros "en concepto de las contrataciones a un tercero realizadas para la prestación del servicio en días y horas concretas, debido a que al proveedor principal le resultó imposible llevar a cabo el servicio contratado, principalmente la no cobertura de determinados turnos durante el ejercicio 2017". Por tanto, la sanción económica nunca llegó a producirse.

 

La empresa pública no ha apuntado ningún otro motivo para esta rescisión, por lo que no es posible conocer si ha habido más incumplimientos por parte de Hospitales San Roque. Este periódico ha pedido en reiteradas ocasiones el contrato que unía a GSC con la clínica privada, de la que el consejero de Sanidad, Manuel Baltar, fue gerente antes de ser nombrado en su cargo, pero le ha sido denegado.

 

Sobre el nuevo contrato con Atlantic Energy solo especifican que es "con carácter de emergencia y de forma temporal" y ha sido una contratación de manera directa con una duración que estará condicionada al momento en el que por GSC, a través del procedimiento necesario, se proceda a la contratación con la empresa que resulte adjudicataria y esta comience a prestar los servicios. En total se estaban pagando anualmente 307.000 euros por cada ambulancia, por lo que cada mes que esta empresa tenga el servicio facturará más de 50.000 euros. El último contrato que salió a concurso fue en 1998 y desde 2011 lo prestaba San Roque tras rescindir el contrato la primera concesionaria, Manuel Guerra Castellano, y posteriormente la siguiente adjudicataria, Aeromédica Canarias.

 

Según la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias (FSC-CCOO) y el sindicato USO, Atlantic Emergency es una empresa colaboradora de Hospitales San Roque y entienden que este nuevo contrato es "algún nuevo modelo de gestión" que pretendan poner en marcha desde el Servicio Canario de Salud ante la inminente salida a concurso en este mes de abril de las concesiones del servicio de ambulancias para las Islas, un "modelo" que consistiría en fragmentar "aún más" los servicios para acabarlos concediendo a empresas "fantasma, interpuestas o, simplemente, imposibles de fiscalizar por los contribuyentes".

 

Una decena de enfermeros y médicos, a la calle

Con el cambio de concesionaria, una decena de trabajadores (nueve enfermeras y enfermeros y un médico) se han visto en la calle y por tanto han decidido demandar a GSC y a San Roque de forma subsidiaria en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (Semac). Estos empleados fueron avisados el 28 de febrero de que desde el día 1 de marzo ya no seguirían trabajando.

 

GSC no aclara cómo es el contrato que mantiene Atlantic Emergency con sus empleados. Al parecer de los antiguos trabajadores de San Roque, lo que se ha hecho con esta maniobra es "quitarse de encima" el problema con los falsos autónomos.

 

Enviar Comentario

X