04/10/2017 - 21:04

El Cortijo cierra un local a usuarios que acuden a terapias ecuestres

La Aftec cuenta con contrato en vigor hasta septiembre de 2018 para el uso de las instalaciones

El Cortijo cierra un local a usuarios que acuden a terapias ecuestres
Foto de archivo de uno de los usuarios del centro. Acuden niños con diversidad funcional, como autismo (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- El verano de San Miguel no termina de irse y ayer lo sufrieron especialmente los usuarios de Aftec en El Cortijo. Acuden semanalmente a este centro de hípica a recibir terapias con caballos y ayer se encontraron cerrado el parque con cañizo que les servía de sombra y cobijo mientras esperan turno.

 

Y no es que al encargado se le olvidara la llave. No. Según Marta Pérez, la directora de Aftec, el espacio, que está vallado, se lo encontraron cerrado a cal y canto, con candado y todo. «Nos lo bloqueó la propiedad, y sin avisarnos, así que nos dejó a los usuarios de las terapias, entre ellos, a niños discapacitados, sin una sombra de la que protegerlos del sol que ha estado haciendo», según detalla Gaumet Florido en un reportaje publicado en Canarias7.

 

Es un recinto acotado que dispone de juegos infantiles, una zona cubierta con un cañizo y dos baños. Lo han estado utilizando para que los usuarios esperen su turno. Las terapias con los caballos se hacen con grupos reducidos. Ayer vinieron 17 personas.

 

Marta tiene razones para sospechar que lo que busca El Cortijo es echarlos cuanto antes, y ello pese a que, según advierte la responsable de esta asociación sin ánimo de lucro, cuentan con contrato en vigor hasta septiembre de 2018. «Nosotros pagamos por usar estas instalaciones, pero están buscando cómo desalojarnos de cualquier manera, sin importarles que perjudican a niños», se lamenta. Habían llegado a un acuerdo para adelantar su salida a principios de año, pero «está visto que no les basta». Aftec lleva desde 2014 en El Cortijo y asegura Pérez que hasta que no cambió la propiedad, en 2016, no tuvieron nunca problemas. «Ahora no nos contesta las llamadas ni a los correos, me he reunido dos veces con la presidenta después casi de rogárselo».

 

Cuando ayer descubrió el cierre del parque intentó negociar una alternativa. Fue infructuoso. «Les he llamado y les he pedido que al menos me dejen colocar un toldo, una sombrilla o algo similar, pero me lo deniegan todo», se queja. Por si acaso, ya ha recabado asesoramiento letrado. Le preocupa que les dejen sin ese espacio porque, primero, el centro linda con una vía muy transitada por camiones y coches que ahora queda muy a la mano de los críos, y, segundo, les obliga a hacer la espera al lado mismo de donde están los caballos, en el picadero.

 

Pérez agradece la disposición de otros centros de hípica de la isla a acogerlos, pero el problema es que buena parte de los colegios con los que trabajan son de Telde y que muchos de los usuarios son de familias sin recursos, sin dinero para transporte. Recuerda que los niños no vienen a pasar el rato, sino que esta actividad forma parte del contenido curricular de las aulas Enclave de muchos colegios. Cifra en 500 los usuarios beneficiados en 3 años.

 

Comentarios

  • Quién contesta
    04/10/2017 - 21:51

    Digo yo si estaba al corriente del pago? Solo pregunto!

    3
    1

Enviar Comentario