09/08/2017 - 09:56

Los vecinos de García Ruiz protestan por el mal estado de los accesos

La falta de limpieza pone constantemente en riesgo a los vecinos

Los vecinos de García Ruiz protestan por el mal estado de los accesos
En ocasiones los vecinos se han quedado aislados por la caída de troncos (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD
Telde.- Los vecinos de García Ruiz acceden a sus casas y fincas por un camino estrecho en el que apenas cabe un vehículo. La situación se agrava por la falta de limpieza en los bordes de la vía ya que la vegetación dificulta aún más el tránsito. Palmeras, caos, hierbajos y pitas invaden la carretera.

 

Según relata en su edición de este viernes el rotativo Canarias 7, en una información de la periodista Cristina González Oliva, este pequeño núcleo rodeado por los barrios de San Roque, La Gavia y El Palmital parece que está dejado de la mano de Dios. En esta zona residen entre 70 y 80 familias que tienen que transitar a diario un camino en el barranco sorteando obstáculos. Está lleno de basura, con vegetales secos que lo invaden o que se caen directamente sobre la vía. En uno de los tramos una rama atraviesa de lado a lado la carretera y solo deja libre el paso por debajo a coches pequeños, ya que los de más altitud no lo pasarían. 

 

En agosto el tráfico merma, pero aún así se ven en dificultades para entrar y salir. Los residentes han pedido que limpien los márgenes y que poden los árboles, pero nadie les hace caso, ni el Cabildo, ni el Ayuntamiento, y temen que un día ocurra una desgracia. También han solicitado que se arregle el firme, porque para las personas que tienen problemas de salud resulta una odisea circular por este camino. Piden una carretera en condiciones. 

 

El temor se acrecienta cuando llegan las épocas de lluvia, ya que el agua corre por el barranco y arrastra toda la vegetación que encuentra a su paso. Además, se desbordan las cloacas y no solo se produce mal olor sino que empiezan a aparecer ratas. Por no tener, no tienen ni alumbrado público, se quejan algunos vecinos. 

 

Víctor Brito, propietario de una finca con naranjeros en este espacio, tiene que pasar por este camino todos los días y en ocasiones varias veces para atender los frutales. Hay otra entrada por La Gavia, pero está aún peor y la distancia es cinco veces mayor, explica. No tienen más opciones. Los residentes solo piden un poco de atención por parte de las autoridades. 

 

Peligro de incendio
La vegetación seca al borde del camino, en medio del barranco, convertiría este espacio en una ratonera si hubiera un incendio. Es una preocupación añadida en estas épocas del año, cuando hace más calor y el riesgo por un posible fuego se dispara.

 

Comentarios

  • Ecologista en acción
    09/08/2017 - 15:51

    Así está toda Gran Canaria, no hay ni un camino rural que set en condiciones.

    0
    0

Enviar Comentario