10/05/2017 - 18:46

Gando da cobijo a dos ‘Focas’

Los hidroaviones del Ejército del Aire se adiestran en Canarias para la campaña de extinción de incendios

Gando da cobijo a dos ‘Focas’
Uno de los dos aviones anfibios del 43 Grupo, esta mañana sobrevolando Gando (Foto Antonio Rodríguez)

TELDEACTUALIDAD
Telde.- La Base Aérea de Gando sirve estos días de plataforma de operaciones para las maniobras que dos aeronaves anfibias del 43 Grupo del Ejército del Aire, dedicadas a la lucha contraincendios, realizan en los cielos de Canarias de cara a la llegada del verano. TA ofrece imágenes de los dos aviones en Gando.

 

No se alarme si esta semana ve sobrevolar la Isla o aterrizar y despegar desde el Aeropuerto de Gran Canaria a dos llamativos aviones amarillos, con la panza y parte del fuselaje teñido de rojo, y de morros abultados similares a los de una foca. No se trata de ninguna emergencia, sino de dos de las aeronaves contraincendios (Canadair CL-215) del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas, una unidad del Ejército del Aire especializada en la extinción de fuegos forestales y cuyas tripulaciones se adiestran estos días en Canarias.

 

Estos dos Focas o Botijos, como se les apoda cariñosamente, han volado hasta Gando procedentes desde la Península para prepararse de cara la venidera campaña de extinción de incendios 2017.

 

A lo largo de esta semana trabajarán codo a codo con el personal de la Unidad Militar de Emergencias (UME), efectuando diversos ejercicios de entrenamiento como aproximaciones y cargas de agua en tierra. Y también aprovecharán su despliegue en la Base Aérea de Gando para reconocer los puntos de carga más propicios que existen en las costas del Archipiélago y realizar estudios en función de las condiciones de viento, el estado del mar y su distancia desde las principales masas forestales de Canarias.

 

Más de 5.000 litros de agua en apenas 12 segundos
Por sus características, estos hidroaviones son una herramienta de vital importancia en la extinción de los incendios forestales, como así se deja entrever en dos de sus lemas ¡Apaga …  y vámonos! y Donde pongo el ojo... ¡mojo! 

 

De hecho, cuatro de ellos acudieron el pasado verano a La Palma para colaborar en el dispositivo del incendio que calcinó una cuarta parte de la isla bonita.

 

El CL-215-T tiene capacidad para cargar 5.340 litros de agua en los depósitos de su bodega. Mientras que su hermano mayor, el CL-415, el otro modelo de aeronave con la que cuenta el 43 Grupo, es capaz de llegar a los 6.137 litros.

 

Dado que son aviones anfibios con capacidad para amerizar y navegar a unos 60 o 70 nudos, pueden cargar directamente en el mar, embalses, lagos o ríos. Una operación que completan en apenas unos 12 segundos. En caso de que las condiciones no lo permitan, también pueden volver a tierra y rellenar sus depósitos de agua en unos 4 minutos y medio.

 

Además, según las necesidades del incendio, el líquido puede ser mezclado con aditivos que ralentizan su evaporación, mejoran la capacidad extintora de la descarga y actúan como retardantes.

 

Un trabajo que requiere una gran especialización 
La misión de extinción es, sin duda, uno de los vuelos que mas riesgos entraña. Requiere volar a muy baja altitud y con la visibilidad reducida por el humo, bajo los efectos también del viento que provoca turbulencias y aviva el fuego. A estos factores se une la gran concentración de medios aéreos que en estos casos operan sobre la misma zona y la orografía del propio terreno, que suele ser escarpada.

 

A lo largo de la historia, el 43 Grupo ha perdido a 15 de sus miembros en estas misiones contraincendios. No obstante, el alto grado de adiestramiento y las horas de experiencia que se requiere antes de actuar como comandante de aeronave, permite a las tripulaciones de los Focas afrontar las operaciones con seguridad.

 

En alerta los 365 días del año
El 43 Grupo cuenta con 14 aviones CL-215T y 3 CL-415. Los 365 días del año mantiene un servicio de alarma en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, con dos aeronaves y sus tripulaciones preparadas para despegar de manera inmediata y volar hasta cualquier punto de España o también actuar en misiones en el extranjero.

 

Además, con la llegada de la campaña de verano, entre el 15 junio y el 30 de septiembre, estos medios se incrementan y se despliegan 5 destacamentos en otros puntos de la geografía nacional: Santiago de Compostela, Zaragoza, Albacete, Málaga y Palma de Mallorca.

 

Hasta la fecha, el 43 Grupo del Ejército del Aire ha realizado un total de 133.100 horas de vuelo y, aproximadamente, unas 305.000 cargas de agua.

 

Enviar Comentario