09/08/2016 - 21:17

Telde da una emotiva despedida a Francisco José Santana

Unas 400 personas asisten al funeral por el alma del agente forestal fallecido en el incendio de La Palma

Telde da una emotiva despedida a Francisco José Santana
Mosaico de fotos del funeral de este martes en la iglesia de Clavellinas (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- “Emotivo y cálido”. El ecologista y concejal Álvaro Monzón, amigo personal de Francisco José Santana Álvarez, recurrió a estas palabras para resumir el funeral que por el alma del agente forestal teldense fallecido en el incendio de La Palmas se celebró esta tarde-noche en la Parroquia de Santo Cura de Ars, en Clavellinas. TA avanza imágenes.

 

La ceremonia religiosa congregó a unas 400 personas, muchas de ellas no pudieron entrar en el abarrotado templo y permanecieron en la plaza para testimoniar el último adiós al brigadista medioambiental y a toda su familia, especialmente a sus padres y tres de sus hermanos que asistieron al funeral.

 

Emoción a raudales se dio esta tarde-noche en el funeral por el alma de Francisco José Santana, natural de Melenara. Familiares y amigos, así como personas del mundo político y social de Telde quisieron estar al lado de su familia en estos momentos tan dolorosos, tras su trágico fallecimiento ocurrido el pasado jueves en La Palma mientras trabajaba como agente medioambiental en las labores de extinción y control del voraz incendio que terminaría quemando casi el 7% de la superficie total de la isla. Santana, de 54 años, deja viuda y cinco hijos.

 

El amor a la naturaleza y su valor de hombre comprometido socialmente y de amplios ideales fueron resaltados en la ceremonia por el párroco de la zona Francisco  Javier Martínez, quien estuvo acompañado por los también sacerdotes Vicente Santana y Eugenio Rodríguez.

 

La conmoción de los asistentes, que seguía con gran sentimiento el desarrollo del funeral con un calor ambiental agobiante,  subió aún más de tono  en el templo con las sentidas palabras pronunciadas por Víctor Santana, hermano menor del fallecido, que TA reproduce íntegramente al final de este texto, y cuando sonó la canción La quinta verde, de Taburiente, todo un himno de la lucha por la conservación de la naturaleza canaria que fue compuesta por Luis Morera en 1987. Tanto la lectura del texto como la canción recogieron los aplausos de los feligreses.

 

Tras la misa, en el interior y fuera de la iglesia, la familia recibió el pesar de cientos de personas, entre las que se encontraban personas vinculadas a colectivos ecologistas, culturales y sociales del municipio. También hubo una representación del Ayuntamiento y del Cabildo, encabezada por la alcaldesa accidental, Celeste López, y la consejera insular Inés Jiménez.


Hermano Frank, hermano mayor

Por Víctor Santana

Junto a esta parroquia jugase e hiciste de las tuyas con los amigos, pero ya desde entonces te gustaba escuchar a esas personas mayores que rondaba esta placita.

Esa escucha que ablanda, enternece o fortalece a quien expresa y es escuchado, a lo largo de tu vida te hizo reflexionar para evolucionar siempre y aprender que a través de la palabra se podía no solo cambiar el mundo, sino lo más importante, las relaciones entre los que vivimos en este mundo.

 

La paz, la solidaridad, la igualdad han sido siempre valores que has cultivado y has transmitido de forma elegante.

 

En una sociedad adormecida por los mensajes interesados para que nadie se mueva, a ti no se ocurre otra cosa que alzar la voz para darle la vuelta a la tortilla. Pero con tu pérdida has  generado el mayor de los terremotos que se puede llevar una familia, has hecho templar hasta el más duro de los que te amamos, y lo más difícil es no saber hasta cuando estaremos recibiendo réplicas.

 

Tu amor por la naturaleza y por los que  vivimos en ella hizo que tu compromiso profesional para con su defensa llegara a lo que jamás hubiésemos imaginado, fundirte en un abrazo letal con la isla que te adoptó y quiso que formaras parte de su monumental belleza.

 

Comentarios

  • Antonio O.
    10/08/2016 - 10:58

    Sensible y hermoso epitafio. No dejemos en el olvido a los hijos de esta centenaria ciudad que dejaron su vida, defendiendo su tierra de adopción.

    0
    0

Enviar Comentario

X