Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

jueves, 23 de octubre de 2014Última actualización: 22:58Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636Año 9 nº 3535Establecer como Página de inicio
PORTADA>HEMEROTECA
SOCIEDAD -03/08/2013 - Actualizada a las 16:52

El barrio teldense de La Solana presta 'pregonera' a las fiestas de San Roque en Valsequillo

María José López Ramos recuerda las vivencias del barrio
El barrio teldense de La Solana presta 'pregonera' a las fiestas de San Roque en Valsequillo
Momento del pregón (Foto Teldeenfiestas.com)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- El barrio de San Roque, a caballo entre Valsequillo y Telde, inaugura este sábado su programa festivo con el pregón a cargo de la vecina de La Solana, María José López Ramos, y la música de la agrupación folclórica Lomitos de Correa. TA ofrece dos reportajes gráficos del pregón.
 
María José López Ramos, vecina del sector de La Solana, entroncó en su texto con las costumbres y los antepasados de San Roque, en un acto que contó con una gran asistencia de público y autoridades de Telde y Valsequillo. (Ampliación a las 23.46 horas).
 
El domingo, a las cinco de la tarde, los más pequeños podrán disfrutar de ludo parque seguido de una merienda colectiva. Desde el lunes 5 al viernes 9 de agosto, se celebrarán diferentes actos todos los días, en los que la organización ha denominado “Semana infantil”, con actividades pensadas para los niños del barrio. El viernes, a las 20.00 horas, el grupo Estrella Fugaz, amenizará la escala en Hifi.
 
Pregón de las Fiestas de San Roque 2013
Buenas noches, autoridades, Sr. Párroco, vecinos, foráneos que hayan acudido al acto, miembros de la comisión de fiestas, asociación de vecinos, amigos, familia, medios de comunicación.
 
Es para mí un placer estar esta noche aquí en calidad de pregonera de las Fiestas de San Roque, tengo que dar las gracias a la Comisión de Fiestas por proponerme para este acto.
 
Cuando Alfredo contactó conmigo y me propuso ser la pregonera, no lo dudé un segundo, y a pesar de pillarme totalmente desprevenida, le dije que era para mi todo un honor. Honor, recalcó esta palabra porque es la mejor definición de cómo me siento.
Aunque, también es una gran responsabilidad, ya que los pregoneros que me han precedido han dejado el listón muy alto.
 
Posteriormente, lo comenté con mis allegados y me percaté del orgullo que también suponía para mis familiares, la noticia que les acababa de dar.
 
Pensé en mi padre, Juan López Verde, fallecido hace once años, que tenía un apego especial por el valle de San Roque, y como me dijo mi madre, “tu padre hubiese estado muy orgulloso”, sé que a mí padre le hubiese hecho una ilusión tremenda.
 
Quiero hacer especial mención para todos aquellos que ya no están entre nosotros, y precisamente, en fechas señaladas su recuerdo está aún más vivo. Por supuesto, una mención también para los enfermos y ancianos sin movilidad que ya no pueden acudir a las celebraciones.
 
Es mi deseo homenajear en este pregón a las comisiones de fiestas, párrocos y colaboradores que han organizado las celebraciones históricamente. Mi propio padre colaboró con la comisión que organizaba las fiestas de finales de los años 60 y comienzo de los 70. Mi madre recuerda tener que esperar hasta que mi padre, junto con los compañeros de la comisión, terminara de recoger la plaza tras la verbena. Esa comisión de fiestas en esos años remodeló la plaza con la ayuda de los vecinos. Una de las cosas que se hacía para recabar fondos para la obra, era la realización de verbenas.
 
Las comisiones de fiesta merecen todo nuestro respeto y gratitud, porque es un trabajo altruista que genera muchos dolores de cabeza y en las que se comienza a trabajar mucho antes de la celebración de las fiestas para que todo esté listo en las fechas correspondientes. Son personas que sin egoísmo, organizan y preparan unas celebraciones para disfrute de los demás. Por tanto, tienen toda mi consideración y respeto.
 
Como muchos sabrán, soy vecina de La Solana, y desde mi niñez he tenido una fuerte vinculación con San Roque. San Roque y La Solana son barrios hermanos, hasta el punto que por carecer de iglesia en La Solana, los años que se ha celebrado la fiesta en honor a la Virgen de Lourdes, el material para la celebración de la Eucaristía ha sido el utilizado en la iglesia de San Roque. Ambos barrios pertenecen a la misma parroquia, independientemente de que cada uno esté en un municipio distinto, Valsequillo de Gran Canaria y Telde.
 
Los vínculos entre las dos poblaciones son fuertes, también de La Solana había muchos trabajadores en la fábrica de la apreciada Agua Agria de San Roque a la que antiguamente venía gente de todas partes a tomar los baños por sus beneficios para la salud, así como a buscar agua. Mi tío, Francisco Amador, que vivía justo encima de la fuente, me cuenta que había un trasiego de gente diario.
 
En la iglesia de San Roque me bautizaron el uno de abril de 1.972, hice mi primera comunión y aquí bautizó, Don Eugenio, a mi hijo, Juan Miguel, el día de San Francisco de Asís de hace casi cinco años. Mis suegros que vinieron de Zaragoza para el bautizo de su nieto quedaron prendados de este templo y del entorno que lo rodeaba, este valle, estas vistas, este palmeral, que le da un carácter distintivo a este lugar.
 
Soy devota de San Roque, un santo por el que he sentido admiración desde siempre, de pequeña me quedaba mirando su imagen en la iglesia y en las procesiones, su cantimplora, su perrito. Me quedé con el concepto de la entrega al prójimo del santo.

Cuando supe que iba a hacer la lectura del pregón, contacté con una buena amiga, Sor Carmen Peña, misionera teldense que lleva muchos años en África, quería darle la noticia y mostrarle nuevamente la admiración que le tengo. Así mismo, ella desde Ruanda me amplió la historia de este santo tan venerado como es San Roque, un santo que es abogado de las epidemias, que ayudó en la curación de muchos enfermos de la peste en el siglo XIV, enfermos a los que nadie se acercaba por temor a contagiarse, hasta el punto que San Roque enfermó y se retiró a una cueva para no suponer una carga, ni fuente de contagio. Y no puedo dejar de mencionar al perrito que llevaba una rosquilla de pan cada día a San Roque en su retiro, además de lamerle las úlceras que la enfermedad le había producido en su cuerpo.
 
El dueño de este perrito era Gottardo Pallastrelli, un hombre acomodado, que al ver que cada día su perro cogía una rosquilla de pan y abandonaba la casa, decidió seguirlo. El buen hombre al ver a San Roque y presenciar lo que su querida mascota estaba haciendo con él, decidió hospedarlo en su casa, donde tanto él como el perrito, lo alimentaron y cuidaron, mientras San Roque instruía a Gottardo en el Evangelio.
 
El culto a San Roque, en lo que a mascotas se refiere, está muy extendido, en especial en Sudámerica, donde es muy frecuente encomendarse a él, cuando las macotas enferman. El Papa Gregorio XIII declaró santo a San Roque en el siglo XVI y en muchos pueblos y ciudades lo veneran con gran devoción. Mencionar entre otros, los templos de Montpellier, París y Venecia.
 
Desde este pregón quiero que recordemos a las personas que desinteresadamente realizan labores de ayuda al prójimo sin esperar nada a cambio, como es el caso de mi querida amiga Sor Carmen Peña. Estas fiestas tienen un componente un tanto distinto de otras fiestas y son los dos días consecutivos en los que se celebra el día de la Virgen en su advocación de Madre del Socorro, y el día del patrón San Roque de Montpellier, con sus procesiones correspondientes. También quiero mencionar la festividad de la Virgen de la Milagrosa, aunque su fiesta se celebre en otras fechas, lo que demuestra la devoción de este barrio e implicación en las celebraciones religiosas tradicionales.
 
El recorrido de las procesiones es enormemente bello, con el sonido de los voladores retumbando desde la salida. Me cuentan que antiguamente, al no tener los medios de transporte de hoy en día, o personas que no se podían desplazar, se veían las lomas llenas de gente a lo lejos viendo las procesiones, desde Montaña de Las Palmas, La Gavia, etc.He hecho acopio de recuerdos de mi niñez relacionados con este barrio, con los buenos amigos que tengo aquí, con las catequesis de primera comunión, el día de la Primera Comunión, la celebración de las Fiestas de San Roque.
 
Y voy a hablar de las Fiestas...Cada año con la llegada del verano, el evento más esperado eran Las fieestas de San Roque.
En mi casa, unos meses antes de las fiestas el ambiente festivo comenzaba, con mi madre cosiéndonos los “estrenos”, los estrenos de ropa para la ocasión, los vecinos pintando las casas y engalanando las fachadas. Precisamente, el mes pasado, mi tío Paco López iba apurado porque estaba pintando su casa para las fiestas y entre risas, le dije, “Paco, eso lo voy a poner en el pregón”.
  
Cuando nos dejaban el programa de las fiestas en casa, recuerdo que prácticamente me lo aprendía de memoria. Jamás me imaginé que yo aparecería en ese programa como pregonera. Las fiestas de San Roque son un punto de encuentro, aquí cada año veo a muchos amigos de la niñez, y si no vienen porque están ausentes, siempre me entero por sus familiares cómo les va. Es el caso de los hijos de Paco Bolaños, Javier y Gerardo, que somos amigos desde la infancia, y donde nos vemos es en las fiestas, de mi amiga Yuka, y de tantos amigos más. Ese es el aspecto más humano de la fiesta, ¡el encuentro festivo!.
 
En mi niñez, como había menos coches, recuerdo aquellas guaguas del SALCAI o coches de hora, llenos a reventar de peregrinos, que acudían a las celebraciones. Viejitas con sus pañuelos en la cabeza, que hoy en día ya no se ven. Mucha gente que hacía promesas venía de todas partes de la isla. Muchos se quedaban a almorzar debajo de los olivos para esperar a las actividades de la tarde, principalmente las carreras de caballos, espectaculares.
 
De las carreras recordar el recorrido antiguo, que atravesaba La Solana y tenía una entrada apoteósica en San Roque. Un recorrido muy vistoso que llenaba las lomas de aficionados. Me cuentan que hace muchos años, quizás algunos de ustedes los recuerden, hubo unos caballos, El Veloz y El Alazán, que protagonizaron durante varias temporadas unas carreras muy competitivas.
 
Tras finalizar las carreras la gente se dirigía a los ventorrillos que se instalaban alrededor de la plaza, algunos decorados con hojas de palmera. Junto a los ventorrillos, los vendedores de helados y granizadas, por cierto, helados que eran de obligado cumplimiento tomar después de las procesiones.
 
Bueno, ¿y qué decir de las verbenas?, las verbenas, tremendas verbenas de San Roque. Son históricas, ¿cuántas parejas se han formado en esas verbenas y posteriormente han creado familias?.  Yo recuerdo que se ponía la lona verde a rayas rojas alrededor de la plaza. Los chicos sacando a bailar a las chicas, ¡y, ojo, no hace tanto de eso!  He recopilado algunos de los nombres de los conjuntos que actuaban en las verbenas, Los Rayos de Plata, Los Diamantes y su Bandurria que eran primos de mi padre, Los Escobinas, Los Melódicos, Los Caballeros, y un largo listado, espero que a muchos les traiga buenos recuerdos.
 
La gran verbena por excelencia, la víspera de San Roque, con los fuegos artificiales, ¡esa noche de los fuegos!!, ¡con un lleno absoluto!. 
Hoy en día nos hemos acostumbrado a ver fuegos en muchos barrios, pero hace unos años, muy pocos tenían posibilidad de que formaran parte de sus fiestas. Y es que los fuegos de San Roque eran memorables. El día de San Roque, mencionar la feria de ganado, donde orgullosamente se exhiben los animales por sus propietarios. Recuerdo de pequeña, ver las caras de los niños felices llevar a sus mascotas a la feria.
 
Y uno de los días más concurridos de los últimos años, La Romería, que se ha convertido en un día muy especial en el calendario festivo. Tanto es así, que cada vez más gente me pregunta, ¿sabes qué día es la Romería de San Roque?. Es un punto de unión de los barrios cercanos, donde cada uno pone su granito de arena.
 
Además de mis recuerdos, recopilé vivencias de otros allegados, como es el caso de mi abuela Julia Perera, Mamá Julia. Me contaba que a finales del S XIX y principios de S XX, mi bisabuela Pino Santana Sosa, que era de aquí, de San Roque, relataba que los peregrinos venían barranco arriba y se instalaban unos ventorrillos en el Morrete, que para el que no lo sepa está situado en la subida del Callejón, en el Barranco a la altura de La Solana.
 
Estos ventorrillos se colocaban para atender a las personas que tan largo camino habían hecho para llegar a la fiesta. La gente venía en alpargatas, y el que tenía zapatos los traía en una talega, (no había bolsas de plástico). Al entrar en San Roque se ponían los zapatos y escondían las alpargatas debajo de unas tuneras.  Así mismo, en mi familia hay un fuerte vínculo con la música canaria y tanto mi abuelo Florencio, como mi padre, dirigieron sendas rondallas. En concreto, en los años setenta la rondalla de La Solana actuó en una Misa del Gallo celebrada en San Roque, donde además se hacía una representación viviente del nacimiento. Me cuentan que aquella actuación fue memorable y eso es algo que he oído desde pequeña.
 
Años posteriores, se reactivó la rondalla de La Solana y actuamos en varias ocasiones tanto en las misas de las Fiestas de San Roque y la Virgen, como en actuaciones por la tarde de música canaria.
 
Ya que estamos hablando de música, les voy a relatar una anécdota de mi familia: cuando yo era pequeña, mi abuelo me contaba que su hermano mayor murió joven, y cuándo yo le preguntaba la causa, me decía: “murió de parrandista”, a mí me extrañaba que alguien muriera de parrandista, pero con el paso de los años me explicaron que en aquella época se formaban parrandas, que tocaban por las noches, y venían de La Solana para San Roque, y viceversa, y luego iban a más barrios. Pues, a mi tío abuelo, como era tanto lo que le gustaba salir de fiesta, acabó enfermando del pulmón, y las enfermedades pulmonares eran muy peligrosas al no existir los avances médicos de hoy en día.
 
Por tanto, a los efectos, la causa de su óbito fue “muerte por parrandista”. También quise preguntar a conocidos de otros barrios sobre anécdotas de las fiestas vistas desde fuera y me cuenta la abuela de una amiga de Los Caserones, que en su época el día de San Roque era el día del año que más coches pasaban por la carretera y eso era todo un acontecimiento.
 
No voy a extenderme mucho más y quiero mostrar mi agradecimiento a las personas que me han dedicado un ratito para charlar y contarme sus recuerdos y vivencias como mi abuela Julita Perera, mi tío Paco López Verde, mi tío Francisco Amador Brito, nacido y criado en la entrada al barranquillo Juan Inglés, mi madre; Pino Ramos Perera, y todos aquellos que me aportaron recuerdos de las fiestas.
 
 Por último y ya para finalizar el pregón, me gustaría homenajear al Palmeral de San Roque, para ello, voy a recitar un poema de mi amiga, a la que tanto admiro, la poeta y maestra, Pinito Monzón, cuyas raíces paternas son, precisamente, de San Roque.
  
El poema se titula, La Palmera Solitaria
 Solitaria en un paraje,
Se divisa una palmera,
Brindando al viento sus ramas
para que juegue con ellas.
  
De su corazón desciende
Una cascada de trinos,
Es una orquesta especial
Formada por pajarillos.
  
Sus poros destilan miel,
Dulces lágrimas vertidas
En frutos, enracimados
Para endulzar nuestras vidas.
  
La palmera solitaria
No estará sola este Otoño,
Junto a su tronco desnudo
Ya le ha nacido un retoño.
  
Gracias a todos, ¡Viva la Virgen!, ¡Viva San Roque!. ¡Qué se inicien las fiestas!!!
  
Comentarios de esta noticia
Enviado el 12/08/2013 a las 01:41
Muchas gracias por tus palabras, Pepe. Un fuerte abrazo.
Comentario enviado por María José López Ramos
Enviado el 05/08/2013 a las 11:10
Muchas Felicidades por el pregón María José!! Acabo de leerlo y me ha gustado mucho. Además que es muy bonito que se hayan acordado de tí para comenzar las fiestas de San Roque, que yo también asistía de niño. Un saludo, Pepe.
Comentario enviado por Pepe
Enviado el 05/08/2013 a las 00:05
Gracias por tu felicitación, Alejandro. Todo un honor ser la pregonera. Espero que nos veamos en las fiestas. Un abrazo
Comentario enviado por María José López Ramos
Enviado el 05/08/2013 a las 00:02
Muchas gracias, Dolores Suárez, por tus bellas palabras. Nosotros también los apreciamos mucho a ustedes.
Comentario enviado por María José López Ramos
Enviado el 04/08/2013 a las 18:48
ENHORABUENA Mª JOSÉ POR UN BONITO Y ENTRAÑABLE PREGÓN. COMO HAS MENCIONADO CARIÑOSAMENTE EN EL MISMO, TU PADRE SE HABRÍA SENTIDO MUY ORGULLOSO, PERO TAMBIÉN TUS ABUELOS. ME IMAGINO EL REGOCIJO Y SATISFACCIÓN DE TU MADRE, A QUIEN APRECIO MUCHO. LA FAMILIA VERDE-SUAREZ EN CONJUNTO, TE FELICITA SINCERAMENTE Y TE DESEA TODO LO MEJOR, HOY, MAÑANA Y SIEMPRE.
Comentario enviado por Dolores Suárez
Enviado el 04/08/2013 a las 10:04
FELICIDADES Maria Jose , del barrio higuera canaria, que nos conosemos desde pequeños , creo que la fiesta de SAN ROQUE , van a estar bien , por que an el elegido , a una gran persona como pregonera.
Comentario enviado por Alejandro R
Enviar comentario de este artículo
1.200 caracteres
Use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Nos reservamos el derecho a eliminar o modificar los mensajes que no se ajusten al tema. Su dirección de correo no será publicada.
  • Esta es la opinión de los internautas, no la de teldeactualidad.com.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia. Por favor, céntrese en el asunto de debate.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.
Max: 40 caracteres
A la vista de recientes sentencias, TELDEACTUALIDAD no dará cabida o modificará los comentarios alusivos a personas concretas (representantes públicos o no) con expresiones que persigan su menosprecio o descrédito o que constituyan intromisiones ilegítimas en su derecho al honor y dignidad. La descalificación en el ámbito profesional o personal no puede tener amparo en el derecho a la libertad de expresión, por lo que emplazamos a nuestros lectores a evitar expresiones y frases insultantes, lesivas e injuriosas, cuyo contenido exceda a todas luces de la crítica política.
Publicidad
Tribuna Libre
Ayuda para buscar a un desaparecido en Gran Canaria
Nuevo régimen sancionador ante las infracciones en el comercio
Que no se olvide a las Escuelas Infantiles
Gracias por las muestras de pesar
¿Quiénes se sentarán en las poltronas municipales en el sureste? (IV)