03/11/2017 - 07:09

Política y traición

TA ofrece una nueva reflexión del concejal socialista Gregorio Viera Vega

Política y traición
Gregorio Viera (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- El concejal socialista Gregorio Viera ofrece una nueva reflexión personal sobre la vida política local en su columna de opinión Con la pluma del Faycán. En esta ocasión, bajo el título Política y traición, Viera se refiere al debate para aprobar los nuevos presupuestos municipales.

 

Con la pluma del Faycán

Política y traición

El concejal socialista Gregorio Viera recurrió al título de un conocido film de para encabezar su nueva reflexión en la columna Con la pluma del Faycán. De fondo, las recientes primarias celebradas por el PSOE grancanario para elegir a su nuevo secretario general.

 

En unos de los pasajes de la película sobre la vida del presidente de la república francesa François Mitterrand se recogía que para llegar a ser alguien en la política había que utilizar la traición. No debiera sorprenderme estas declaraciones de quien fuera durante 14 años presidente de la república y conocidas sus andanzas de juventud, casi en su lecho de muerte, sobre todo, porque visto lo visto en la política actual no ha cambiado mucho. En política hay mucha mentira y traición, también teatro, bastante teatro. Vivimos periodos convulsos. Actualmente, estamos en un terremoto político que todo el mundo prevé pero para el que nadie tomó las medidas adecuadas para evitarlo. Es preocupante e inquietante que eso ocurra porque refleja mucho la inoperancia y la falta de algo tan necesario en estos momentos como es el ejercicio de la política.

 

La capacidad política de los dirigentes se nota en los momentos de crisis, en cómo actúan. Telde se ha acostumbrado a un gobierno en minoría, que teatraliza mucho en el salón de plenos y cierta oposición que juega con la apatía y a no hacer nada; a que las cosas se desgarren solas o bien dejando pasar el tiempo, inclusive, traicionando a sus votantes.

 

Pero en política eso es peligroso, te puede salir bien la jugada unas veces, pero otras no. Y al gobierno le puede ocurrir que en realidad ya no gobierna y que en realidad gobiernan las circunstancias y otros elementos. Si en la oposición productiva no decide las acciones, otros que también están en la oposición lo decidirán.

 

Ahora mismo, en el proceso de los presupuestos pasa eso mismo. Es una iniciativa, los presupuestos de la ciudad, que se podía mejorar con las aportaciones realizadas - como tantas veces se ha ayudado al gobierno a sacar iniciativas adelante - pero que ahora, con el esfuerzo realizado en la presentación de enmiendas, las tumban todas.

Los intereses electoralistas y particulares de algunos partidos están impidiendo que se haga una reflexión profunda y que se consensuen determinados temas imprescindibles para la ciudad. Hay que tener en cuenta las diferencias. Hablo de eso que se conoce como el Estado del Bienestar, hay que reconocer que tras todos estos años de crisis e incertidumbre hace falta que repensemos todo para que otro marco relacional sea posible y asumir la realidad que tenemos ahora.

 

“Cualquiera que camine dentro del circuito de la política sabe que la traición va asociada a la ambición y ésa no tiene techo si va carente de valores. Los hechos y el resultado social/político en el que nos encontramos indica una alevosía aceptada por la sociedad de una forma inconsciente en nuestra democracia, si son los míos, no importa. Existen innumerables casos de corrupción y traición política en nuestro entorno inmunes a un “castigo” acorde al delito cometido por parte de la sociedad, la justicia y por la propia política”.

 

Hay quienes nos roban, quienes ponen el grito en el cielo, quienes nos traicionan, quienes ya no escuchan y el resultado es una sociedad que se preocupa más por sus problemas reales y diarios - que no son pocos-, para poder seguir hacia adelante; y una actitud de desapego ante una realidad que parece no ir con ellos. Esta aceptación por todas las partes conlleva determinadas actitudes de inamovilidad que paralizan la capacidad de cambiar las cosas a corto plazo cierto que cuando nos supera, nos arrastra como un vendaval todo lo que quieran justificar y no tiene cabida, ninguna explicación posible porque el destrozo ya es irreparable…

 

Con la pluma del Faycán.

 

Gregorio Viera Vega es concejal de la oposición en el Ayuntamiento de Telde por el PSOE.

 

Comentarios

  • mamaises
    05/11/2017 - 18:35

    Sr.Viera, acaso conoce algun politico que este en politica por mejorar la ciudadania, diga quienes, porque yo solo conozco politicos que estan para su beneficio propio, ilumineme

    0
    0
  • Manolo sin Bombo
    03/11/2017 - 13:32

    Con todo el respeto ¿ que ha aportado usted al gobierno de nueva canarias ? deje trabajar

    1
    0
  • Antonio
    03/11/2017 - 12:31

    Sr. Viera: Bienvenido al Club de los desencantados de cierta clase política, que, ya por 1977, aún el dictador dando su coletazos, en esta vida; el malogrado Tierno Galván, nos advertía del peligro que nos podría acechar, el que la política se convirtiese en una profesión bien remunerada, donde los intereses personales, se antepusieran sobre los de la ciudadanía. ¿Premonición o conocimiento de nuestros endémicos males? . Son muchos los ciudadanos que, por edad, y, desagradables vivencias políticas, hoy, están desencantados del devenir socio-político de este rincón Sur del viejo continente, en el que el archipiélago Atlántico, padece también esa grave "enfermedad" que parece ser endémica, y, que sus primeros síntomas, los están padeciendo los ciudadanos de la fértil y próspera Cataluña. O los profesionales de la política, cambian su rumbo o tarde o temprano, el virus tocará en nuestra C.A.. Triste, pero cierto..

    0
    5

Enviar Comentario

X