02/11/2017 - 06:32

Las lecciones de Cataluña

TA ofrece una reflexión del periodista teldense Gaumet Florido sobre los efectos del desafío catalán

Las lecciones de Cataluña
Gaumet Florido (Foto TA)

GAUMET FLORIDO

No hay mal que por bien no venga. Tampoco de la crisis catalana. Aunque aún se no ha cerrado, propongo sacar varias lecciones.

 

La primera: que por mucho que se empeñe Echenique en sus demagógicos y manipuladores tuits, España no es Venezuela. Con la chepa cargada de defectos, sí, pero no es un Estado fallido. Las instituciones están sólidas, han funcionado y han hecho respetar la ley.

 

La segunda, espero, se la ha llevado el PP. No se puede jugar con fuego, no se puede tensar la cuerda con los nacionalismos históricos a la caza y captura de un puñadito de votos. Al final, ha puesto en riesgo la estabilidad del país. El catalanismo merece respeto y ser escuchado. Y los partidos independentistas lo negarán, pero es obvio que adoran a Aznar y a Rajoy. Les fabrican acólitos como churros.

 

La tercera, confío, la han aprendido los catalanistas e independentistas de a pie. Se fiaron de unos desalmados, una panda de lunáticos irresponsables, los exgerifaltes de la Generalitat, que, además de reírse de la ley, de las instituciones que representan y de su propio pueblo, han demostrado una cobardía insultante.

 

La gente que votó el 1 de octubre aún y a riesgo de llevarse un porrazo policial lo hizo a cara descubierta. No como los señores diputados, que votaron escondidos por lo que tanto aman, o el Puigdemont y parte de su séquito, que han salido pitando para seguir mintiendo allí donde aún no los conocen.

 

Y la cuarta se la debe haber grabado a fuego Podemos. No se puede ser equidistante con el delito. Vale que el PP, en política y en este conflicto, ha estado más tieso que el palo de una escoba, pero los otros violentaron la ley.

 

Y otra más: una lección de coherencia para los de Iglesias. No se puede demonizar el artículo 155 y luego aplicarlo a las primeras de cambio a tus correligionarios catalanes. ¿O es que los estatutos de Podemos valen más que la Constitución?

 

Gaumet Florido es periodista y redactor de Canarias7 en Telde. Artículo publicado en ese periódico.

 

Comentarios

  • Antonio
    02/11/2017 - 10:06

    Enhorabuena Gaumet: diáfano análisis de una realidad política en la que todos han contribuído a crear una caseta de ferias con un titiriteros y 13 arlequines, manejados con destreza y maquiavelismo, que han llevado a las familias catalanas a un estado de shock del que les va costar sustraerse. Muchos han sido los aprendices que han querido forma parte de este nuevo culebrón independentista, desde el inquilino de la Moncloa que con su "actuación en 2006 requiriendo del T.C. la anulación del mismo, y, adaptando la voluntad ciudadana a su caprichos neoliberales y notorio desprecio por una Cataluña próspera, laboriosa y culturalmente intachable. Otra cosa ha sido lo que al socaire de unos Estatus asumidos a regañadientes, cierta clase política contagiada de corrupción y enriquecimiento ilícito, le han llevado a la bancarrota, y, alentando a sus ciudadanos a la "rebelión " a sabiendas que ellos han tenido una alta parte alícuota en la crisis por la que atraviesa la Comunidad. Pienso que la Justicia terrenal, no sentará en el banquillo a tod@s, los responsables directos e indirectos; pero, aunque agnóstico, pienso que esa Justicia Divina de la que presumimos castigue a tantos ladrones.

    2
    3

Enviar Comentario

X