06/10/2017 - 09:02

Presupuesto asistencialista

TA ofrece una reflexión crítica del concejal socialista Gregorio Viera sobre el presupuesto municipal para 2018

Presupuesto asistencialista
Gregorio Viera (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- TA ofrece una nueva reflexión del concejal socialista Gregorio Viera Vega en su columna de opinión La pluma del Faycán. En esta ocasión ofrece una visión crítica del borrador de presupuesto municipal para 2018 elaborado por el Gobierno de Telde.

 

Con La pluma del Faycán

Presupuesto asistencialista

Aún me resuena en los tímpanos a modo de eco, la expresión escuchada en un medio de comunicación de nuestro municipio que el presupuesto 2018 para Telde es progresista, y ya no tan solo la expresión, me causa más dolor la explicación que adorna ese comentario, haciendo un relato de lo que es un presupuesto de derechas o un presupuesto de progreso. No me cabe en mi imaginario que todavía se intente adornar de progresista y de izquierda, cuando en realidad es regresivo y de derechas, el presupuesto tiene ideología y ya se le puso, esa ideología, en el año 2015.

 

Llegan tarde y mal, decían, son insensibles, da la espalda al empleo, ofensivo para los colectivos afectados, se mantienen unos costosos contratos por la prestación de servicios como son la recogida de basura, limpieza y mantenimiento de parques, recibiendo la ciudadanía unos servicios de pésima calidad. El presupuesto 2015 está diseñado de espaldas a quienes peor lo pasan. Toda esta retahíla de enunciados y titulares se escribían por ese año por quien hoy encabeza el gobierno de Telde, sin embargo parece un cambio de cromos. El grupo de gobierno actual, apostaba por aquel entonces por unos presupuestos por y para las personas, que garantizaran las prestaciones sociales básicas y unos servicios públicos de calidad, pensados y diseñados para garantizar la participación ciudadana, empezando por el acceso a la información y continuando con la propuesta y debate de los grupos de oposición. Todo un alarde de buenas intenciones y de praxis, si no fuera porque ahora, precisamente ahora que gobiernan, intentan explicar las bondades de este presupuesto 2018 sin contar con nadie, no se debate, no se discute previamente, no, se lleva a la Junta de Gobierno para aprobar el inicio y que comience la cuenta atrás para las alegaciones, enmiendas, etc., y luego al pleno.

 

¿Dónde está esa iniciativa para llegar a acuerdos con los partidos de la oposición para lograr un presupuesto de mayor consenso?, un gobierno minoritario que se dice progresista y sin embargo, hurta el debate del presupuesto. Un gobierno que debe de dejar de hacer asistencialismo, parchear las cuentas, en definitiva mejorar en sus prácticas y hacer unos presupuestos que impulsen políticas progresistas, dada la situación que tenemos. Ya se que me dirán de los condicionantes que nos marca la ley en relación al techo de gasto, que el plan de ajuste nos coge hasta el 2022, que los presupuestos se han de ajustar ingresos y gastos con determinadas normas presupuestaras e impuestas por Ley por el Partido Popular, ya lo sabemos, pero no nos trate como niños chicos, y cuando no hay voluntad política, no hay y por mucho que se intente explicar con la boca chica que es un presupuesto para la ciudadanía, progresista, tu nariz indica lo contrario, como me dice un amigo mío – “es lo que puedo hacer, es lo que me dejan hacer”.

 

El asistencialismo tiene como finalidad la de prestar auxilio, soporte o ayuda, pero no combate el problema de fondo, de raíz, no mejora las condiciones de vida de las personas, parchea una situación y este presupuesto hace eso, no va a la raíz estructural del problema, no hace que toda la ciudadanía gocen de los mismos derechos y oportunidades. Aplico el principio igualitario sobre los derechos de las personas, todas las personas somos iguales y tenemos que ser tratados por igual, pero eso no quita para dar a cada persona lo que realmente necesita, ni más ni menos. No son unos presupuestos de progreso, son continuistas, aunque alardeen del plan integral de Jinámar, de las aportaciones de otras administraciones para grandes obras en el municipio, que está bien, muy bien, del aumento en 200.000€ la partida de Servicios Sociales, sin embargo según la liquidación de cuentas del 2016 Servicios Sociales dejó de ejecutar el 44,42% de su presupuesto, o sea 830.677€ - no te eches a la boca aquello que no puedas revolver.

 

Con todo ello y según los datos que aportan en las cuentas 2016, una vez realizado el arqueo de las cuentas públicas, nuestra ciudad tenía como saldo en distintas entidades bancarias más de 61 millones de euros, - cuanto se podría hacer si hubiese una voluntad política para pelearse con el Sr. Montoro - y dada la situación de nuestro municipio, exigirle que nuestras cuentas se ajusten más a reconocer Derechos y Servicios que asistencialismo.

 

Con La pluma del Faycán.

 

Gregorio Viera es concejal del PSOE en la oposición en el Ayuntamiento de Telde.

 

Comentarios

  • Carlos
    07/10/2017 - 08:36

    Hablar sí que se le da muy bien, pero escribir aún mucho mejor, y hacer, ¿Se le da bien hacer? Me da que no. A los hechos me remito. Los socialistas estaban en el gobierno y se fueron, pero además mientras estaban qué hicieron? Sólo demagogia pura y dura, además de pelearse entre sí. Así que menos plumas y menos del faycán que los antiguos y verdaderos faycanes eran hombres recios, duros, luchadores en el terreno hasta la muerte

    1
    0
  • Alejandro González
    06/10/2017 - 13:50

    Como suele decir un vecino chapeau Sr. Viera. Sinceramente no estoy muy de acuerdo de muchas de sus "plumas", pero hoy sí que ha acertado Vd. poniendo en entredicho a su amiga Dª Carmen que parece estudió Ciencias del Mar, no sólo para impartir, sino para saber nadar en ese charco tan de moda en la política actual, que le llamen de los lebranchos. No le interesa a nuestra alcaldesa y sus correligionarios las obras y servicios, pues con la partida de Servicios Sociales, dará "cobijo" a una fija clientela que viste su mismo color. Poca diferencia hay entre ese Cuentacuentos de C.C. y las novelas por entrega de su NC. Visto lo visto, no me quedará más remedio que volver a emigrar, pues lo que es trabajo, na de na, como diría un andaluz. Que Dios le de mucha salud, pero lejos, muy lejos de los poderes políticos espero ¡Que Dios me oiga!

    2
    19

Enviar Comentario

X