17/04/2017 - 19:12

La GC-1, con pancartas contra la Ley del Suelo de Canarias

La principal vía de comunicación tuvo durante la mañana letreros en los que se podían leer mensajes contra el proyecto del Gobierno regional

La GC-1, con pancartas contra la Ley del Suelo de Canarias
Pancarta desplegada en el paso de peatones de Las Remudas contra la Ley del Suelo (Foto CAhora)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- Por otra ley del territorio, Canarias no es un solar, Ley del Suelo no o No a la Ley del Suelo fueron los tres mensajes con los que este lunes por la mañana se vieron sorprendidos los conductores que circularon a primera hora por la GC-1 entre la capital grancanaria y el sur de la isla.

 

La protesta ciudadana surgió de varios colectivos y organizaciones de la Isla y consistió en seis pancartas en la autovía más una en San Agustín. Como explica a Canariasahora.com el portavoz de Greenpeace en Canarias, Azarug Justel, las lonas estuvieron instaladas desde las 06.00 horas y en torno a las 06.45 horas ya estaban retiradas por personal de Carreteras del Cabildo de Gran Canaria.

 

Justel apunta que desde su organización piden alternativas por otra ley del territorio en las Islas que sea “sostenible, participativa y socialmente justa”.

 

El portavoz de la organización ecologista opina que en esta ley se debería empoderar a la ciudadanía y que la gente sea partícipe de ella. Así mismo, subraya que en ella se debería el cambio climático en su planteamiento y la adaptación a este y su mitigación en Canarias.

 

 “Creemos que debe recoger la protección del sector primario, se debe proteger el suelo rústico de uso agrario y limitar los usos complementarios del mismo. La ley del Clavijo aumenta los usos complementarios, incluyendo la instalación de usos turísticos. Creemos importante proteger el suelo rústico de uso agrario para así reducir nuestra dependencia exterior en materia alimenticia para así generar menos gases en el transporte y alcanzar la soberanía alimentaria”, sostiene.

 

Además, agrega que si no se protege el suelo rústico, se está amenazando a la biodiversidad en las Islas, donde hay “17.000 especies terrestres y marinas y un endemismo cada dos kilómetros cuadrados”. Así mismo, también abogan desde Greenpeace por favorecer el desarrollo turístico sostenible.

 

Justel afirma que la única forma de parar esta Ley del Suelo es a través de la sociedad civil ya que “por la vía parlamentaria está paralizada”. “El culpable es Fernando Clavijo, la ley está hecha para los empresarios de la construcción y no van a rebajar, no van a descafeinar la ley, Clavijo representa los intereses de los empresarios. Lo que queremos es que la sociedad civil salga a la calle para que se enfrente a esta amenaza contra esta ley depredadora de los recursos naturales y culturales”, concluye.

 

Enviar Comentario