Los vertidos de la depuradora de Jinámar, a control externo

El Cabildo encarga los análisis de la salmuera que arroja en el mar 11 infraestructuras costeras de la Isla

Los vertidos de la depuradora de Jinámar, a control externo
Estación depuradora de Jinámar (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- Una empresa privada será la encargada de llevar a cabo el control de la calidad de los vertidos de las desaladoras y depuradoras que gestiona directamente, sean propias o cedidas, el Consejo Insular de Aguas (CIA). Son 11 infraestructuras de tratamiento de aguas, entre las que se encuentra la planta de Jinámar.

 

El CIA ha sacado a concurso el control de calidad de los vertidos al mar de salmuera y efluentes líquidos de 11 desaladoras y depuradoras, siete de ellas en la costa de Cardones a Agaete. Hay otra en La Aldea, dos en Mogán (El Pajar Viejo y Puerto de Mogán) y una en la frontera entre Telde y la capital (Jinámar).

 

Son, en concreto, las desaladoras de Arucas-Moya y Roque Prieto, las depuradoras de San Felipe, Agaete, El Pajar Viejo y Puerto de Mogán, las depuradoras/desaladoras de La Aldea y Bocabarranco y las depuradoras con tratamiento terciario localizadas en Bañaderos, Jinámar y Cardones.

 

El presupuesto asciende a 250.000 euros en 3 años, aunque se reparte casi a medias entre 2017 y 2018. El plazo de presentación de ofertas acaba el 7 de noviembre.

 

El pliego incluye las autorizaciones de vertido al mar de las instalaciones, que son ocho. Entre ellas están la que tienen para tirar salmuera las plantas de Arucas-Moya, Roque Prieto; y para aguas residuales depuradas y salmuera, la depuradora de Bañaderos y la depuradora/desaladora de Bocabarranco.

 

Fuente: Jesús Quesada (C7)

 

Enviar Comentario