Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

lunes, 20 de octubre de 2014Última actualización: 20:52Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636Año 9 nº 3532Establecer como Página de inicio
PORTADA>HEMEROTECA
CULTURA -20/06/2012 - Actualizada a las 18:35

Rosario Valcárcel y Moby Dick en Las Canteras

La escritora grancanaria presenta su última novela
Rosario Valcárcel y Moby Dick en Las Canteras
La escritora firma un ejemplar de su nueva obra (Foto Jesús Ruiz Mesa)
JESÚS RUIZ MESA
Telde.- La pasada noche del martes 19 tuvo lugar en el Gabinete Literario la presentación de la última novela de la escritora Rosario Valcárcel, “Moby Dick en Las Canteras Beach”, editada por Anroart Ediciones, S.L. perteneciente a la Colección Laurisilva 15, bajo la dirección de Jorge A. Liria Rodríguez, ilustraciones interiores de Andrés Padrón, cubierta de Marietta Samper, corrección y maquetación de Beginbook.
  
El acto presentado por el presidente del Gabinete Literario, D. Juan José Benítez de Lugo, con la presencia de Andrés Padrón Morales, coleccionista de cine, a cargo de la documentación gráfica del Archivo Fotográfico de Cine, que vivió paso a paso el rodaje y posteriormente tuvo algún contacto con el actor Gregory Peck, en relación a fotos captadas por Padrón. D. Luis Roca, en el que expresa que este libro es un proyecto realizado para salvar la memoria de los cincuenta años de Tirma y Moby Dick, como uno de los principales hitos culturales y sociales de Canarias del siglo XX. Trabajos logrados gracias a la sensibilidad de personas, instituciones, iniciativas que hay que agradecer por la voluntad de mantener nuestra cultura y nuestra historia social. D. Luis León Barreto, escritor, periodista, y la autora, Da. Rosario Valcárcel.
 
En este trabajo literario interesante como bien documentado de una época de nuestra capital de Las Palmas de Gran Canaria, en la que se iniciaron una serie de rodajes y en proyecto otros que no llegaron a serlo, pero precisamente el título de esta novela, Moby Dick en Las Canteras Beach, nos trae el recuerdo de un episodio cinematográfico de importancia, siendo el litoral capitalino el elegido para el rodaje de los exteriores, básicamente marineros, todos recordamos los que, con la mayor de las ilusiones leíamos y luego presenciábamos ante la pantalla las novelas llevadas al cine, las obligadas lecturas de aventuras, historias y que muchas de ellas tuvieron como origen el relato contado desde el comic, con excelentes dibujantes que hicieron de su trabajo una extraordinaria labor pedagógica y educativa de la lectura y el entretenimiento a falta de los desarrollados sistemas de comunicación, información y medios tecnológicos que vendrían años más tarde.
 
Entonces, el cine, en blanco y negro, en color, como único y mejor recurso de ocio desde que se inventaran y desarrollaran los medios de lograr las mejores imágenes, mediante un complejo trabajo de equipo, proyecto, guión establecido, producción, casting, medios técnicos de rodaje, búsqueda de exteriores idóneos, etc, todo un mundo de verdaderas realidades que nos traían a las pantallas de nuestros cines locales, o capitalinos, las películas que nos hicieron soñar, algunas veces temblar, reír, llorar, y, sobre todo, imaginar, dar rienda suelta a los sueños infantiles el observar cómo se movían aquellos artistas de primera fila, del Hollywood de la industria floreciente del cine y sus grandes producciones, coproducciones, de las Europeas y, cómo no, las películas rodadas en España, con la censura, el tijeretazo a cuestas por la clasificación que dicha censura obligaba por las escenas “escabrosas, de sexo y temas prohibidos o tabú”, establecidos por la dictadura.
 
La novela presentada trata de una de aquellas películas de aventuras en el mar, Moby Dick, de producción extranjera, rodadas en parte en nuestro litoral grancanario, en un curioso y ameno relato visto desde la infancia que la protagonista relata con sumo cuidado y bien documentado archivo gráfico, cuyo seguimiento comercial de la cinta rodada en technicolor, fue publicado en los medios periodísticos de aquellos años, y desde su estreno en el Royal Cinema de Las Palmas. Bajo el punto de vista histórico la película nos retrotrae al paisaje marinero de los puertos y el horizonte del velamen de aquellos barcos que visitaban nuestro puerto de La Luz para descargar, limpiar, abastecerse y zarpar para travesías a lo ancho y largo del Atlántico.
 
Rosario Valcárcel expresa el agradecimiento a Luis Roca Arencibia la labor de investigación hecha en el 2006, en la celebración del cincuenta aniversario, Salvar la Memoria de Tirma y Moby Dick, dos producciones cinematográficas que eligieron nuestros paisajes canarios, y entrevista a los personajes que intervinieron de alguna manera, participantes en el rodaje de la ballena blanca, Moby Dick.
 
La película, basada en la novela de un clásico literario, Herman Melville y dirigida por John Huston, encabezando el casting el actor Gregory Peck, en el papel del capitán Ahab, Orson Welles, Richard Basehart, Leo Gen, James Robertson Justice, Harry Andrews, Bernard Miles, y un excelente cuadro de actores que dan carácter a una de la actividades pesqueras que a finales del XIX y principios del XX, en este tipo de barcos a vela se dedicaban a la pesca de la ballena.
 
Esta vez, a finales de 1954, la dirección de la película decide estudiar las posibilidades de rodaje del resto de las escenas marinas en nuestras aguas, ya que perdieron durante el rodaje en aguas galesas la segunda ballena blanca artificial. John Huston en sus memorias narra y elogia cómo se construyó un tercer cetáceo en Canarias, en los astilleros Hull Blyth de la Compañía Carbonera de Las Palmas, en los que participaron mecánicos, carpinteros de ribera, como D. Juan Socorro y D. Pedro Gálvez, que se encontraban entre el público en esta presentación literaria de Rosario Valcárcel.
 
La novela cuyo principal personaje, María Teresa, nos lleva de la mano, desde la llegada a Gando del equipo y actores hasta que finaliza el rodaje con el hundimiento del cachalote y los marineros al mando del capitán Ahab. Se suceden anécdotas, como el bautizo de la ballena con champán a cargo de la niña Amalita Guillén, hija del Gobernador Civil de entonces. Gregory Peck acababa de rodar con la actriz Audrey Hepburn, Vacaciones en Roma. Una novela que refleja el momento social, histórico de la capital y los alrededores del Puerto, Las Canteras, para conocer su entorno vital, popular y de costumbrismo vecinal, dirigida a jóvenes, adolescentes con un relato muy entretenido, ameno y con buen ritmo, sigue las pautas de la producción y bien documentados relatos en sus capítulos a través de las 210 páginas que completan esta edición: La llegada al Aeropuerto. El Periódico informa. El hidroavión. Las ballenas son cariñosas. Vacaciones en Roma. La cola vino directamente de Londres. Gregory Peck en la Calle Mayor de Triana. Me gustaría elegir los sueños. Champán en la cabeza de Moby Dick. Silencio, se rueda. La comida de las gaviotas. El circo gallera. La caza de Moby Dick. La caza y San Borondón.
 
Para completar la visión general de lo tratado en la novela se proyectan imágenes de la película en formato audiovisual, corto realizado por Fran Quintero, y apoyo de Diego Casimiro de Espacio Cultural, con la escenificación final de la caza de la ballena, la lucha del hombre contra el gigante marino, el reto, el esfuerzo, el valor, el miedo y la osadía del humano por dominar el mundo y sus seres vivos, sensaciones reflejadas en sus rostros, perfectamente caracterizadas y dirigidas por Huston………Desde la proa del Pequod, Ahab da la orden, en medio de una tormenta espantosa, no recoged las velas, está bien así, cargad la vela mayor, arriba con ellos, deprisa, y como una premonición aparecen los fuegos de San Telmo, Dios nos proteja, sí, nos señala el camino hacia la maldita ballena blanca. Al siguiente día, en la calma, gritan como emerge de las profundidades la gran ballena blanca, Moby Dick y se preparan para el desenlace final, ¡preparad los botes!, te odio, te odio, siempre te he odiado, y mi último aliento de odio será para ti, lo he jurado, gritaba Ahab a punto de ser alcanzado contra el cuerpo del cetáceo. La caza y la muerte se ciernen sobre todos los marineros, y un único testigo de aquella tragedia, flota sobre un ataúd para dar cuenta de lo acontecido.
 
La escritora agradece todas las colaboraciones culturales y comerciales prestadas, y la asistencia del numeroso público, dando lectura a uno de sus capítulos, expresa en las páginas del libro: Pienso que la película Moby Dick ha quedado para siempre en la historia de nuestras islas y en el panorama cinematográfico. Me detengo en las emociones ingenuas que me provocó mi ballena blanca, grande, muy grande, con su cabeza levantada y su expresión bondadosa, y me llega a la memoria la serenidad de su mirada, el latir e su corazón, aquel candor tan infantil que emanaba de ella desde la primera vez que la vi.
Que sobre el horizonte de nuestro mar, sobre las arenas de nuestras playas, sobre las milenarias rocas de lava de nuestras orillas y acantilados veamos siempre en nuestro sueños la ballena blanca de buenas esperanzas, que las aguas vivas, vuelvan a sus profundidades y el azul del mar nos devuelva la calma de estas molestas crisis que parecen seguir ahogándonos, y poder disfrutar de un verano en paz, sin sobresaltos, que comienza ya.
 
Enhorabuena Rosario Valcárcel por este extraordinario trabajo literario y ánimos para seguir descubriendo el misterio de nuestros mares, gracias a tu ilusión y dedicación por la literatura hecha en nuestras islas, en nuestro mar, la que quedó en el recuerdo del capitán Ahab y su tripulación. Muchas gracias.
Comentarios de esta noticia
Enviado el 21/06/2012 a las 15:40
Muchas gracias Jesus por este texto tan entrañable. tan literario. Y gracias Sr. abogado por sus palabras. D. Matias Romero que gran noticia me ha dado usted! Son tantos los que intervinieron. ¡qué alegría! Ellos son los verdaderos protagonistas de mi libro Moby Dick en Las Canteras Beach y a ellos he querido hacerles un homenaje. Gracias
Comentario enviado por rosario valcárcel
Enviado el 21/06/2012 a las 08:35
enhorabuena rosario, por tus éxitos profesionales. j l l n
Comentario enviado por abogado de telde
Enviado el 20/06/2012 a las 21:55
HE DE DECIR,QUE D. MATIAS ROMERO MEDINA, TRABAJADOR DE LA BAZAN, COMO ASI SE LLAMABA, EN ESE ENTONCES , LOS ASTILLEROS CANARIOS. NOS HA CONTADO SIEMPRE CUANDO EN AQUELLA EPOCA , EL TAMBIEN PARTICIPO EN DICHA OBRA.VIVE TODAVIA Y CUANDO LO VEA LE HARE SABER DE TODO ESTO.
Comentario enviado por D. MATIAS
Enviar comentario de este artículo
1.200 caracteres
Use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Nos reservamos el derecho a eliminar o modificar los mensajes que no se ajusten al tema. Su dirección de correo no será publicada.
  • Esta es la opinión de los internautas, no la de teldeactualidad.com.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia. Por favor, céntrese en el asunto de debate.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.
Max: 40 caracteres
A la vista de recientes sentencias, TELDEACTUALIDAD no dará cabida o modificará los comentarios alusivos a personas concretas (representantes públicos o no) con expresiones que persigan su menosprecio o descrédito o que constituyan intromisiones ilegítimas en su derecho al honor y dignidad. La descalificación en el ámbito profesional o personal no puede tener amparo en el derecho a la libertad de expresión, por lo que emplazamos a nuestros lectores a evitar expresiones y frases insultantes, lesivas e injuriosas, cuyo contenido exceda a todas luces de la crítica política.
Publicidad
Tribuna Libre
Que no se olvide a las Escuelas Infantiles
Gracias por las muestras de pesar
¿Quiénes se sentarán en las poltronas municipales en el sureste? (IV)
Gando, cinco años al margen de la ley
Agradecimiento a TELDEACTUALIDAD