04/04/2016 - 23:11

De ninguneos, asaderos, carnets y complicidades

De ninguneos, asaderos, carnets y complicidades

 Lunes 4 de abril. Enésimo capítulo de la crisis de Gobierno de Telde, abierta hace casi un mes con la decisión ¿irresponsable? de Más por Telde de abandonar el barco por un aparente choque de caracteres y cruces de acusaciones entre su líder, Juan Francisco Artiles, con la alcaldesa Carmen Hernández. Esta tarde, NC y PSOE, PSOE y NC, han vuelto a reunirse para intentar zanjar la situación de minoría en la que se encuentra el Ejecutivo desde el 11 de marzo.

 

Poco ha trascendido de la reunión, al menos a estas horas. Sólo que los dos socios principales del pacto actual miran insistentemente hacia los ediles vinculados a Podemos para garantizar la estabilidad y que en los próximos días se asegura que se formalizará el reparto de delegaciones que dejaron vacantes los ediles de MxT y que desde entonces están en manos de la primera mandataria municipal.

 

Ninguneo de Martel

NC y PSOE están mirando mucho hacia los ediles Guillermo Eugenio Ostolozaga y Esther González, en su afán por incorporarles a la acción de Gobierno mediante un acuerdo escrito que plasme sus propuestas de corte social, pero se están olvidando de su otro socio, el centrista Juan Martel.

 

Debe ser que los sesudos analistas de Nueva Canarias y PSOE no han reparado en el mensaje entre líneas lanzado el pasado sábado por la organización con la que se presentó el edil de Festejos a los comicios de mayo de 2015. Los miembros que acompañaron a Martel en la candidatura de Ciudadanos del Centro Democrático están comenzando a cansarse del ninguneo permanente a su concejal por parte de los socios de Gobierno  y de la falta de tacto de la primera mandataria municipal con un hombre que en estos casi 11 meses de Gobierno ha mostrado una lealtad a prueba de bomba y tormentas.

 

Ella, Carmen, mejor que nadie sabe que cuando los hombres y mujeres fuertes de su Ejecutivo están desaparecidos en la crisis meteorológica de finales de octubre del pasado año, Martel estuvo en ese momento a su lado de forma incondicional, al igual que en otras situaciones acontecidas durante lo que va de este duro mandato.

 

¿Es de recibo que Martel se entere por la prensa de una nueva reunión de la comisión de seguimiento del pacto? ¿Es correcto políticamente que el edil del CCD  no haya recibido ni una llamada de la alcaldesa y vicealcalde para comunicarle su intención de cerrar un acuerdo de programa con los ediles afines a Podemos?  Está meridianamente claro que no. 

 

Cierto es que Martel sólo aporta un voto al pacto, pero es igual de importante que los de los ediles de NC y PSOE, así como de los dos concejales que se quieren sumar a la alianza para garantizar la estabilidad.

 

Ojo que al centrista le están lloviendo las novias en los últimos días y su wasap echa fuego con los mensajes de aquí y de allá. Así que no vendría mal que socialistas y nacionalistas pongan oído a Martel.

 

Carnets profesionales de los Policías Locales, vencidos

Y hablando de Martel, titular por ahora sólo de Policía, Tráfico y Festejos, el centrista debería de preocuparse de averiguar si es cierto que la mayoría de los policías locales tienen vencido su carnet profesional, documento que tramita el Gobierno de Canarias. No sería bien visto, por ejemplo, que los agentes vayan por ahí multando a conductores por tener sus carnets caducados cuando su acreditación profesional ante la ciudadanía está en la misma situación.

 

Chuletas

Cambiando de tercio, aseguran fuentes bien documentadas que algunos usuari@s de los servicios sociales municipales no hacen un uso adecuado de las ayudas económicas que reciben para la compra de alimentos. Se habla de que algun@s han llegado a presentar como justificante de los vales entregados por la Institución local decenas de kilos de chuletas de cerdo adquiridos para un asadero. ¿Sabe algo de esto y lo calla el muñidor de recientes acciones de protestas ciudadanas? La pregunta que se nos ocurre es el porqué de esta complicidad.

 

Clemencia real

Acaso la explicación a esta complicidad incomprensible esté en su connivencia con cierto nefasto personajillo sobre-cogedor de todos los colores  y de dudosa reputación  social que hasta hace unas semanas iba pidiendo por las esquinas clemencia real (tenemos pruebas, audios para más señas) y ahora se ha abonado a la mentira y al enredo permanentes en su afán por ganar un protagonismo que la sociedad le ha negado por su burda y torticera manera de entender lo que es la comunicación.

 

Pero eso lo dejamos para otro día, con más tiempo. Les aseguramos que nosotros sí que le hemos puesto oído y pronto, muy pronto, sabrán algo de esas escuchas.

 

Enviar Comentario

X