23/07/2017 - 09:48

La Frecuencia Modulada, relegada

Salvador García

Salvador García

Primero digamos qué es Egostreaming. Se trata de un proveedor de servicios de streaming para emisoras de radio. Tiene sus propios centros de datos. Estamos ante una red ultra rápida de alta velocidad, lo que facilita distribuir contenidos de radio a grandes volúmenes de audiencias. Su prestación principal consiste en confeccionar planes para estaciones radiofónicas, así como actuar como servidores dedicados para crear radio y emitir en todo el mundo. Todos los productos y servicios pueden ser contratados y gestionados por el cliente directamente desde su sitio web.

 

Y ahora, ¿qué es el streaming? Bien: es la tecnología que nos permite ver una señal, un archivo de audio o video, directamente desde Internet en una página o aplicación móvil sin descargarlo previamente al dispositivo. Se visualiza a medida que va descargando al ordenador o al dispositivo móvil correspondiente. Una transmisión enstreaming nunca queda almacenada en el equipo del usuario, razón que fortalece su seguridad con el fin de evitar plagios o que capturen el archivo de video/audio. Además, esta tecnología permite ver y oir transmisiones en directo a través de reproductores específicos o en un sitio web a través de las técnicas 'flash player' o HTML 5.

 

Wikipedia hace la siguiente definición de streaming: “Un término que se refiere a ver u oír un archivo directamente en una página web sin necesidad de descargarlo ante al ordenador. Se podría describir como “hacer clic y obtener”. En términos más complejos, podría decirse que describe una estrategia sobre demanda para la distribución de contenido multimedia a través de Internet”.

 

Explicados estos conceptos, ocupémonos del consumo de radio convencional y por Internet a raíz de unos datos estadísticos publicados por Egostreaming, resultantes de una macroencuesta universal (doce mil quinientos oyentes de ambas modalidades, en Europa y Estados Unidos de habla hispana) para conocer las preferencias actuales, las tendencias y el comportamiento de los oyentes.

 

La primera conclusión a la que llega el estudio es que la gran mayoría de los encuestados coincide en que la frecuencia modulada (FM) está siendo relegada a los trayectos en automóvil. También es escuchada en cafeterías y determinados tipos de establecimientos públicos. El consumo de radio on line, o sea, desde la red, crece en niveles considerables en detrimento de la modalidad (FM), nada menos que una diferencia total del 22 %. De esta forma, la radio on line, alcanza un sorprendente 61 % de cuota en su máximo histórico, favorecido por dos factores: el aumento de la oferta, por un lado; y por el acceso cada vez más disponible y directo de las emsioras de radio en Internet, por otro.

 

Siempre según Egostreaming, cada vez se utiliza más el teléfono móvil para escuchar la radio on line. Destaca, en ese sentido, el incremento de un 6 % con respecto al año 2014, el año en que se hizo un estudio similar al que comentamos. Otra conclusión interesante: la radio on lineen el ordenador o computadora es escuchada en casa, la oficina y en ambientes como las cafeterías o los cibercafés. Por contra, la radio on line en el móvil es escuchada sobre todo en los transportes públicos y también en el hogar. Dentro del hogar, es importante indicar que se percibe un aumento significativo de consumo radiofónico en las horas de tarde y noche, tanto en ordenadores como en móviles.

 

En cuanto al consumo por edades, el estudio determina que esta modalidad de consumo crece un 61 % con respecto a la frecuencia modulada, especialmente entre mujeres de 20 a 30 años con predilección por los contenidos musicales, a través del dispositico móvil y escuchando una media de cinco a ocho horas diarias.

 

Lo que son las cosas: allá a finales de los sesenta, en nuestro país, cuando se implantó la FM, muchas emisoras convencionales se vieron obligadas a prepararse para afrontar el que era todo un reto del que surgirían más opciones para expandirse y ampliar programación. Algunas no pudieron afrontar la inversión tecnológica y tuvieron que cerrar, como la memorable La Voz del Valle, en La Orotava. Ahora, es Internet la que relega a la frecuencia modulada, o la constriñe al desplazamiento en automóvil.

 

La macroencuesta de Egostreaming también dedica un apartado específico a la situación en España. Pero de ello nos ocuparemos en una próxima entrega.

 

Salvador García Llanos es periodista.

 

Comentarios

  • Alejandro Illescas
    05/08/2017 - 17:45

    Interesante artículo y por supuesto, es algo que nos imaginábamos, sobre todo escuchando desde el móvil. Ya no es nada raro ver a cualquier persona escuchar la radio por Internet desde el móvil.

    0
    0

Enviar Comentario