Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

miércoles, 26 de noviembre de 2014Última actualización: 17:22Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636Año 9 nº 3570Establecer como Página de inicio
PORTADA > HEMEROTECA
OPINIÓN - 01/04/2012 - Actualizada a las 09:41
Las Cuatro Esquinas
Mariano el recortador
Ismael Rodríguez

Imagino que la historia recordará a cada Presidente del Gobierno por alguna característica que resalte en su curriculum. Si bien Rayoy ya era recordado en su época de Ministro, en el Gobierno de Aznar, por las famosos “hilitos de plastilina” que nos anunció a bombo y platillo el día 5 de junio de 2002, cuando el chapapote del Prestige anegaba las costas del norte de Galicia; o cuando siendo candidato del PP en la campaña de las Elecciones Generales, en el mes de febrero del año 2008, sacó del armario a su famosa “niña” y la paseó por España. No hay duda de que Mariano Rajoy es muy ocurrente.
 
Pero Rajoy no se sonroja cuando nos miente, y le va como añillo al dedo esa expresión que dice: “donde dije digo, digo diego” y se queda tan pancho, como si aquí todos fuéramos tontos.
 
Durante la última campaña electoral que le llevó a la Presidencia del Gobierno de la Nación negó rotundamente que si llegaba al gobierno subiría los impuestos. Pues a los pocos días de instalarse en la Moncloa nos subió los impuestos, especialmente a los trabajadores, subiendo las retenciones del IRPF.
 
También aseguró que no abarataría los despidos de los trabajadores y en cuanto pudo hizo una reforma laboral, ampliamente protestada por los españoles y que ya le costó la primera huelga general (y las que le quedan, si no cambia de política de agresión a la ciudadanía), que lo único que conseguirá son más gente en el paro y despidos más baratos, perdiendo los trabajadores derechos que costaron sangre, sudor y lágrimas a generaciones de españoles.
 
Esperando ganar las elecciones en Andalucía y conseguir mejores resultados en Asturias, se guardó la aprobación de los Presupuestos Generales del año 2012, para no perder más votos de los que va perdiendo a chorro cada día que pasa. En esas dos Comunidades Autónomas le han dado un varapalo (comienza el principio del fin del PP en el Gobiernos y en muchas de las administraciones públicas que ahora gobiernan) y han enseñado el camino al resto de los españoles para sacar del Gobierno a quien tanto nos miente y tantos derechos nos quita y quitará mientras ocupe el Palacio de la Moncloa.
 
Los Presupuestos Generales del año 2012, además de ser los de más recortes de la reciente historia de España, sobre todo en temas sociales (la Ley de Dependencia, por ejemplo, sufre un recorte que la paralizará), y de significar una nueva subida de impuesto, serán recordados como los presupuestos de la amnistía fiscal a todos los defraudadores de Hacienda (nunca serán los trabajadores, que apenas malviven con lo que ganan) que nos han estafado al resto de los españoles con nada más y nada menos que 25.000 millones de euros que o bien se han llevado a paraísos fiscales o bien forman parte de la economía sumergida.
 
Lo curioso es que hace menos de dos años, cuando el periódico El Mundo publicó que el Gobierno del PSOE estaba preparando un plan gubernamental para aflorar el dinero negro que incluía una amnistía fiscal, lo que nunca llegó a aprobarse y tuvo que salir a la palestra la entonces Vicepresidenta Segunda y Ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, para negar tajantemente esa información, enseguida aprovechó esa noticia el PP, a través de su número dos y Secretaria General del PP, María Dolores de Cospedad, para asegurar el 8 de junio de 2010 que era “impresentable que la salida que tenga el Gobierno para colocar la deuda sea dando una amnistía fiscal para los que han defraudado a Hacienda”. “Claro que estamos en contra de una amnistía fiscal porque se les está diciendo a los ciudadanos que pagan sus impuestos que se les van a subir los impuestos y a aquellos que defraudan se les va a dar una amnistía es tan injusto, tan antisocial y es tal barbaridad que el PP está en contra”; añadiendo que “Estamos en contra de subir los impuestos, pero también de perdonar a aquellos que no los pagan”.
 
Ese mismo día Rajoy afirmó que “una amnistía fiscal era una ocurrencia”. “Lo que España necesita no es una amnistía, sino confianza en la política económica de un país y en el Gobierno que la deba implementar”, aseguró. “No la vamos a apoyar porque los que pagan van a pagar más y los que no pagan se les va a perdonar lo que no han pagado. Sobre todo, después de lo que se le ha hecho a los pensionistas con la congelación de las pensiones y a los millones de españoles que no pueden trabajar”.
 
Hoy, menos de dos años después de estas palabras, el PP de Rajoy y Cospedad han hecho las dos cosas: han subido los impuestos a los trabajadores y empresas y han aprobado una amnistía fiscal para cuadrar el recorte del déficit.
 
Pinocho era más moderado para mentir, porque le crecía la nariz. Rajoy, Cospedad y el PP mienten más que hablan.
 
Ismael Rodríguez es abogado.
Comentarios de este artículo
Enviado el 02/04/2012 a las 20:25
Tengo la suerte de no ser del Madrid o del Barcelona perdón del PP o del Barcelona , mi plan para salir de la crisis en Gran Canaria sería vender la isla a Noruega con nosotros dentro claro jajaja , modelo economico mucho mejor y social sobretodo. Para lo que pagamos ahora de impuestos todo decir por el despilfarro y descontrol mas sumado a la corrupcion con un ultimo coctel de burbuja inmobiliaria y enchufismo y amiguismo por que no .
Comentario enviado por David
Enviado el 01/04/2012 a las 11:14
No tiene ni idea de lo que dice, Don Mariano no es un recortador, el País ha llegado a estos extremos por la mala gestión Socialista porque mientras nos engañaban y tirabán del carro todo iba bien para Zapatero y su gobierno, pero cuando vió que no podían más convocarón Elecciones Generales y a vivir que son dos días del cuento porque creo que hace unos días estaba en París y me imagino que ahora sepa lo que vale un café.
Comentario enviado por un español
Enviar comentario de este artículo
1.200 caracteres
Use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Nos reservamos el derecho a eliminar o modificar los mensajes que no se ajusten al tema. Su dirección de correo no será publicada.
  • Esta es la opinión de los internautas, no la de teldeactualidad.com.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia. Por favor, céntrese en el asunto de debate.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.
Max: 40 caracteres
A la vista de recientes sentencias, TELDEACTUALIDAD no dará cabida o modificará los comentarios alusivos a personas concretas (representantes públicos o no) con expresiones que persigan su menosprecio o descrédito o que constituyan intromisiones ilegítimas en su derecho al honor y dignidad. La descalificación en el ámbito profesional o personal no puede tener amparo en el derecho a la libertad de expresión, por lo que emplazamos a nuestros lectores a evitar expresiones y frases insultantes, lesivas e injuriosas, cuyo contenido exceda a todas luces de la crítica política.
Publicidad
Tribuna Libre
Homenaje a Isabel María Luisa Ortega
Telde Ciudad Europea del Deporte en Jinámar
Cuando los árboles no te dejan ver el bosque
Moción tormentosa
Nuestra identidad y la supervivencia de la lucha canaria