03/04/2013 - 22:09

Guillermo Reyes: "El tripartito transmite la imagen de unión y de estar trabajando por sacar adelante a Telde"

El vicealcalde asegura que "las Escuelas Infantiles se han equivocado de aliados"

Guillermo Reyes:
Guillermo Reyes, con el periodista Gaumet Florido (Foto TA)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- El primer teniente de alcalde asegura que Ciuca “está bien, segura” y transmite la imagen de un tripartito fuerte, unido y trabajando por sacar adelante un año complicado desde el punto de vista presupuestario y también social, por las dificultades económicas que atraviesa el Consistorio, en una entrevista concedida al Canal4 TV Telde.
 
Preguntado por su participación en la última reunión de la Federación Canaria de Municipio, Guillermo Reyes, ha puesto de manifiesto la opinión común de todos los municipios contra el borrador de la futura Ley de Bases de Régimen Local que ya ha sido aprobada por el Consejo de Ministros y que sigue su curso a pesar de la oposición de las Administraciones locales.
 
Reyes insiste en que “perjudica tremendamente a los municipios” y ha calificado de declaración de guerra entre estos y el Estado la situación actual. “En la FECAM se llegó a una conclusión, una moción para que cada ayuntamiento lo apruebe en su respectivo pleno, para después trasladarla al Gobierno para que vea que es un crimen lo que están haciendo, para que cambie”.
 
El primer teniente de alcalde de Telde explica que la futura ley trata de simplificar duplicidades entre administraciones, “tiene parte de razón porque hay competencias que las llevan los ayuntamientos, también el Cabildo, la Comunidad Autónoma y en casos muy concretos, también el Estado. A voz de pronto parece que está bien, pero hay competencias que por su naturaleza deben llevarse entre ayuntamientos y Cabildo, como la cooperación”.
 
Según Reyes, la futura Ley de Bases retirará las competencias en materia de sanidad, educación y asuntos sociales a los ayuntamientos, pero no especifica quién las asume ni con qué presupuesto. A los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes, como es el caso de Telde que supera los 100.000, se les permite reclamar las competencias que consideren oportunas, pero sólo si tienen saneadas sus arcas municipales y no tienen deudas.
 
Además, expone el edil de Ciuca, las competencias cedidas exigen que el interventor estatal asuma las funciones del actual secretario municipal en materia económico financiera y de legalidad. Este interventor también fiscalizará que ningún concejal invierta partida presupuestaria en áreas para las que no tenga competencias atribuidas, bajo pena de dos meses de inhabilitación. “Aunque se quiera no se puede, ellos [el Estado] no saben lo que es estar enfrentándose día a día con ciudadanos que están necesitados, la mayoría de ellos nunca ha sido concejal”,- dice Guillermo Reyes.
 
Reyes explica que hay dos términos que resumen la futura Ley de Bases a la que se opone el grueso de los municipios canarios: sostenibilidad financiera y estabilidad presupuestaria, y en base a eso, los ayuntamientos no pueden salirse de sus previsiones. “Si usted ahorra, eso es del Estado para pagar a la banca. La nueva ley castiga a los que ahorran y castiga mucho a los que se exceden, es duro, van a bloquear la administración”,- asegura el edil teldense.
 
Escuelas Infantiles Municipales, “se han equivocado de aliado”
“Las escuelas infantiles en Telde son un tema complejo, creo que ha habido un error de los que han querido defender su puesto de trabajo agarrándose donde sea y pidiendo ayuda”. Reyes defiende la profesionalidad de los trabajadores y asegura que abandonó las negociaciones con el Gobierno de Canarias porque le boicotearon los sindicatos y comenzaron a producirse manifestaciones, “cuando se negocia no se manifiesta uno, se negocia”.
 
El edil de Ciuca explica que se comprometió con los trabajadores a defenderles y a pedir un millón de euros al Gobierno autonómico para al menos “ganar un año”. Asegura que es responsabilidad del Gobierno de Canarias pagar lo que debe a Telde y que en esa línea se trabajo desde el tripartito para poder salvar las escuelas infantiles. “En el Gobierno de Canarias nos dijeron textualmente: no vamos a dar dinero a nadie, si se abre el melón vienen todos los ayuntamientos”, asegura Reyes.
 
“Abandoné las negociaciones y les deseé suerte, pasándole el tema al sindicato. A pesar de eso y de que me boicotearon, he ganado un año porque las escuelas siguen abiertas, y todavía no ha venido nadie a darnos las gracias ni a la alcaldesa, ni a Pablo ni a mí”. Guillermo Reyes pone de manifiesto que, en contra de ese agradecimiento que dice debería haberse producido, lo que reciben son insultos, escándalos en la calle y falta de respeto en el salón de Plenos.
 
Preguntado por la solución que ha permitido a los centros seguir funcionando este curso, Reyes explica que es fruto de su decisión de prorrogar el presupuesto del ejercicio anterior. “Si hubiéramos aprobado el presupuesto, la oposición nos hubiera denunciado, en cuanto lo aprobemos las escuelas infantiles están muertas, porque no podemos”.
 
Envía también un mensaje a los que luchan por mantener los centros en el ámbito público, trabajadores y padres, “se han equivocado de puerta, de aliado, tendrían que estar con nosotros para pedirle al Gobierno de Canarias que cumpla con su responsabilidad, sin embargo, se han aliado con la oposición, que no pinta nada y no tiene poder”.
 
Habla además de manipulación por parte de los partidos de la oposición y de “sindicalistas que juegan a la política”. Asegura que el tripartito a defendido a las escuelas y que es la oposición quien entorpece este objetivo poniendo trabas en otros asuntos, como el pago de las parcelas P1 y P2 en La Mareta, que supondrían un ingreso de 20 millones de euros a las arcas municipales.
 
“La alcaldesa se ha enfrentado a su propio partido, que será sancionada, por prorrogar ese presupuesto y ganar un año a las escuelas infantiles, el Gobierno de Canarias tiene la competencia, que la asuma”, concluye Reyes.
 
 
X