12/06/2014 - 20:33

Ojos de Garza recuerda al político Leopoldo Matos

Una calle lleva el nombre del ministro y diputado del Partido Conservador

Luis A. López Sosa

Ojos de Garza recuerda al político Leopoldo Matos
Calle Leopoldo Matos (Foto Luis A. López Sosa)
Luis A. López Sosa
Vamos hoy de paseo por el barrio de Ojos de Garza, concretamente en la zona al Poniente de la Ermita de Santa Rita y, en el núcleo poblacional, buscamos la calle Leopoldo Matos, encontrando su inicio en la calle Tordesillas, desde donde con orientación Norte-Sur y, tras recorrer unos 320 metros, aproximadamente, finaliza desembocando en la calle Burgos.
 
Por el Poniente linda con la calle Severo Ochoa y por el Naciente lo hace con la calle Canalejas.
 
Esta nominación aparece en documentos censales referidos al 31 de diciembre de 1970, aunque no podemos precisar la fecha de su aprobación por carecer de documentación que pueda dar testimonio de ello.
 
No obstante, desde entonces aparece formando parte del Callejero del distrito 6º, sección 7ª del Censo Municipal de Habitantes y Edificios.
 
Sinopsis de la nominación
Leopoldo Matos y Massieu, nace en Las Palmas de Gran Canaria, el día 6 de agosto de 1878, donde realiza sus Estudios Primarios y Secundarios.
 
Luego se traslada con veinte años a la capital de la nación, donde obtiene la titulación de Licenciado en Leyes por la Universidad de Madrid, ejerciendo posteriormente en la Casa Real, como testamentario de la Reina Cristina.
 
En su vida política, fue ministro de Trabajo durante el reinado de Alfonso XIII y ministro de Fomento y de Gobernación, en el Gobierno de Dámaso Berenguer.
 
Miembro del Partido Conservador fue diputado en el Congreso por la circunscripción de las Islas Canarias de forma ininterrumpida entre las legislaturas de 1910 a 1923.
 
Fue asimismo, ministro de Trabajo entre el 14 de agosto de 1921 y el 8 de marzo de 1922 en un gabinete que presidió Antonio Maura.
 
Tras la Dictadura de Primo de Rivera, ocuparía la cartera de Fomento entre el 30 de enero y el 25 de noviembre de 1930, y la cartera de Gobernación entre el 25 de noviembre de1930 y el 19 de febrero de 1931 en el mismo gobierno que presidió Dámaso Berenguer.
 
Fue también gobernador civil de Barcelona y abogado de la Casa Real.
 
Consiguió para Gran Canaria importantes obras, como el Puertito de Arinaga, el Muelle de Melenara, la Ampliación del Puerto de La Luz y mejoras en el Aeropuerto de Gando.
 
Asimismo, tuvo una gran influencia en la división de las provincias en el Archipiélago Canario, en el año 1927, a pesar de no estar integrado en ese momento en ningún ministerio.
 
Murió asesinado por milicianos republicanos el 4 de septiembre de 1936 en el fuerte Guadalupe (Fuenterrabía, Guipúzcoa), junto al ministro de la monarquía e hijo de Antonio Maura, Honorio Maura Gamazo y el político tradicionalista Joaquín Beunza, entre otros, siendo Ramón Brunet testigo de los disparatados hechos.
 
Toponimia del barrio
Según el doctor Don Pedro Hernández Benítez, la toponimia Ojos de Garza, viene de la semejanza de unos riscos existente en esta playa del municipio teldense, con las cuencas de los ojos de una garza.
 
Ya es difícil ver volar por estos lares a esta ave marina, que hasta finales del siglo XIX abundaban por las costas isleñas, junto a las gaviotas, pardelas y otras especies. Nuestras islas fueron hasta esa época, el lugar donde anualmente descansaban las aves migratorias que iban desde el Continente Africano al Europeo o a la inversa, por existir muchas albercas o depósitos, lagunas y nacientes de agua, además de una frondosa vegetación y un clima especialmente idóneo.
 
Este paraíso, en el que se encontraba la incipiente Vega Mayor de Telde y gran parte del suelo isleño, llegó en pocos años a la plenitud de la fertilidad y la producción agrícola, pero como de costumbre, la mano del ser humano interviene en la degradación y el exterminio de la naturaleza y de todo aquello que tenga vida animal o vegetal. Generalmente esto suele pasar por el afán de sobre-explotación del momento, sin que a nadie se le ocurriera pensar en una política de agricultura sostenible, que no fuera la riqueza a corto plazo y el hambre o el desastre social del futuro.
 
Ello se hizo patente cuando en los inicios del siglo XX, por el uso y el abuso de los pesticidas, fugicidas y demás productos químicos, en los cultivos de tomateros que envenenaron el medio ambiente y casi llevan al exterminio a muchas especies animales, entre las que se encontraban las garzas, las cuales ante tal amenaza, inteligentemente y para nuestra desgracia, dejan de pasar en su migración por nuestras islas, seguramente por considerarnos uno de sus mayores depredadores.
 
Si se considerara el beneficio que aportan las garzas, al igual que otros tantos animales, al ciclo evolutivo del medio ambiente, nos daríamos cuenta de la necesidad que tenemos de la presencia de éstos en la expresión positiva de la vida en el planeta, pero desgraciadamente al llegar a este punto en el razonamiento, podemos descubrir sin asombro alguno, que los peores enemigos del planeta somos precisamente los humanos, sí... esa especie animal que además es capaz de pensar como hacer el daño lo más positivamente posible.
 
Efemérides
Hoy precisamente se cumple un siglo, es decir 100 años, de aquel 12 de junio de 1914, día en el que el diputado grancanario Leopoldo Matos Massieu, envía un telegrama al presidente del partido liberal en la isla, Felipe Massieu Falcón, en cuyo texto transmite las instrucciones dada por Fernando de León y Castillo, animándoles a avivar la polémica en torno a la pretendida división provincial, con el objetivo de descentralizar la administración y apoyar las reivindicaciones del grupo de las islas orientales en el Congreso. Tales acciones supusieron una mera estrategia del político teldense, dando a entender en las islas ser partidario de la mentada división.
 
La realidad era que el marqués del Muni, controlaba el grupo canario e incluso el tinerfeño y nunca se tomó en serio el tema de la división provincial. En nuestra isla, esta realidad la vieron clara el líder federal José Franchy Roca y el abogado y periodista, director del periódico “La Mañana”, Rafael Ramírez Doreste, quienes en mítines y publicaciones, respectivamente, trataban de hacer ver a la sociedad canaria la situación latente del tema. Nunca quisieron comprender la verdadera visión de Don Fernando de León y Castillo, en esta temática, dentro del contexto nacional en aquellos momentos en los que el país vivía una etapa de pobreza social y disensiones gubernamentales.
 
La confianza del Marqués del Muni, descansaba totalmente en la persona de Felipe Massieu Falcón, por aquel entonces alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, al cual recurría cada vez que el partido se encontraba en dificultades. Massieu Falcón fue decano del Colegio de Abogados, magistrado suplente, director de Establecimientos Benéficos, diputado a Cortes, presidente del Gabinete Literario y además ostentó la alcaldía en varias etapas. Su prestigio era enorme en la población, acrecentado por la celebración de la gran asamblea divisionista celebrada en la plaza de Santa Ana, en el año 1911.
 
Sucedió hace ahora mismo 90 años, que el 12 de junio de 1924, nace en Milton, Massachusetts , George Herbert Walker Bush, quien fue un político americano que sirvió como el 41º presidente de los Estados Unidos, en el período comprendido entre 1989-1993. Era un republicano, que había servido previamente como el 43º Vicepresidente de los Estados Unidos), un miembro del Congreso , un embajador y director de la CIA . Él es el más antiguo ex presidente y el vicepresidente, y el último ex presidente que es un veterano de la Segunda Guerra Mundial . Bush se refiere a menudo como "George HW Bush", "Bush 41", "Bush el Viejo", Bush I, o "George Bush padre" para distinguirlo de su hijo, el ex presidente George W. Bush .
 
Tras el ataque a Pearl Harbor en 1941, Bush pospuso la universidad, se alistó en la Marina de los EE.UU. en su cumpleaños número 18, y se convirtió en el más joven aviador de la Marina de los EE.UU. en el momento. Sirvió hasta el final de la guerra, luego asistió a la Universidad de Yale . Se graduó en 1948, se trasladó con su familia a West Texas y entró en el negocio del petróleo , llegando a ser un millonario por la edad de 40. Se involucró en la política poco después de fundar su propia compañía petrolera, posteriormente sirve como miembro de la Cámara de Representantes y el director de la CIA , entre otros cargos.
 
Él no pudo ganar la nominación republicana para el presidente en1980 , pero fue elegido por el candidato del partido de Ronald Reagan para ser su compañero de fórmula, y los dos fueron elegidos. Durante su mandato, Bush dirigió grupos de trabajo de la administración en la desregulación y la lucha por la "guerra contra las drogas ". En política exterior impulsó la presidencia de Bush: las operaciones militares se llevaron a cabo en Panamá y el Golfo Pérsico , el Muro de Berlín cayó en 1989, y la Unión Soviética se disolvió dos años más tarde. En el plano interno, Bush dio marcha atrás en una promesa de campaña de 1988 y después de una lucha con el Congreso, firmó un aumento de los impuestos que el Congreso había aprobado.
 
Ahora, en uno de los tantos ocasos de mi vida, contemplo el muelle de Melenara, en este atardecer que me conduce a la muerte del día, para dar paso a una nueva noche, tras la cual, también tengo la ilusión de un nuevo amanecer.
 
La tristeza me visita, recuerdo mis tiempos de juventud de la década de 1960, cuando el muelle ofrecía la tétrica imagen de una gran parte en su extremo, destruida por una tormenta a finales de la década de 1930 y allá a unos 50 metros, quedaba el testimonio de “El Pontón”, como su antiguo extremo.
 
Era “El Pontón” la meta que tenías que alcanzar lanzándote desde el muelle y regresar, si lo conseguías pasabas a engrosar la lista de la chiquillería nadadora, era una valentía, un desafío y la satisfacción del logro te hacía sentirte pletórico de entereza. Aquí tendría que hacer un impac y recordar a mi amigo Juanito Verona Martel (q.e.p.d.).
 
Aunque realmente, en mi caso no fue así inicialmente, ya que, a hombros de mi padre llegué por primera vez a “El Pontón”, me dijo que me subiera en él para descansar y cuando lo hube hecho, dio media vuelta y me dijo que si era capaz de tirarme en los estanques, que saliera solo ahora hasta la playa. Lloré durante algo más de 15 minutos y le pedía que me ayudar a salir, no lo hizo y me vi obligado a realizar la proeza a solas, bajo su atenta mirada.
 
Lo cierto es que aquel muelle llevaba medio destruido algo más de cuatro décadas, hasta que su entrañable aspecto, en los año ochenta del siglo pasado, fue restaurado y posteriormente se instaló ese icono de Telde que es la escultura de Luis Arencibia Betancor “Neptuno” en el idílico peñón de “El Pontón”.
 
Hoy, la incidencia del constante batir de las olas y las marejadas, han deteriorado tanto el muelle como la escultura, los cuales vienen ofreciendo desde hace algo más de seis años, una estampa ruinosa y de abandono, sin que aquellos que están obligados a preservar o conservar el Patrimonio Municipal, el patrimonio de todos nosotros, hagan nada al respecto.
 
Es una vergüenza tener los políticos que tenemos, pero realmente no nos merecemos otra cosa, porque están ahí, por el voto de todos y cada uno de nosotros. Unos a favor y otros en contra, pero después el actual sistema político, que está pensado para eso precisamente, permite que la suma de varias minorías domine sobre la mayoría votada, fusión que en muchos casos se pacta por hacer la guerra a un tercer grupo político, no afín a ninguno de los pactantes, los intereses del municipio no tienen nada que ver en el caso.
 
El arte de dirigir consiste precisamente, en saber cuando hay que abandonar la batuta, a fin de no molestar a la orquesta. Hoy, triste me encuentro, pues no tengo ninguna ilusión a corto plazo, los ideales que tenía para mi ciudad, me han abandonado por otros intereses extrañamente desconocidos, faltos de raciocinio y de consideración distante y fría. No conozco a la gente que gobierna, quienes han dicho una cosa bien distinta a la que han hecho, agrediendo a los intereses de la comunidad, los cuales al parecer importan bien poco, a esos que nos representan, que cobran por ello y que debieran hacer otra cosa bien distinta a la que hacen.
 
Con cada ola que viene hasta la orilla, imparable en su deambular, se deterioran un poco más tanto el muelle que ahora presenta una cinta que pretende prohibir el paso hasta el extremo exterior, no sé si por falta de seguridad, como la propia escultura de Neptuno…”el manco de Melenara”.
 
Hoy, ya no creo en nada y más aún en nadie. El sistema actual está totalmente podrido y en manos de especuladores que sólo abonan y fomentan sus propios intereses. Nadie envejece por el mero hecho de vivir unos años, se envejece por abandonar los ideales y no cumplir con las obligaciones. El peor virus que afecta a la vejez está precisamente en la agresión a las virtudes, que inconscientemente nos priva de la juventud en cada amanecer.
 
No obstante, no abandonaré nunca el sueño de que esto cambie, hasta que la realidad se presente mejor y diferente, porque no abandonaré jamás el amor que tengo a mi ciudad y a mi tierra, ya que, es la única que toca las puertas de mi corazón cuando el resto del mundo me abandona. En ese sueño, espero que algunos entiendan que la libertad y el ejercicio de la gobernabilidad, no consisten en actuar a voluntad propia, sino al contrario en ofrecerla a tus semejantes como un medio de expresión y realización.
 
Damos por finalizada nuestra visita de hoy, guardamos lo positivo que hayamos podido tratar en la gena y, emprendemos una nueva caminata con rumbo al Noroeste, nos vamos al barrio de San Gregorio, donde visitaremos la calle Lepanto, pero bueno… eso será en la próxima ocasión, si Dios quiere, allí nos vemos. Mientras tanto…cuídense.
 
Sansofé.
 
X