01/03/2017 - 21:25

La diversión, la opinión y la reparación

Olga María Rivero Santana

La diversión, la opinión y la reparación

Esto no está reñido, me parece, con que se debe cuidar es el respeto a las creencias de los demás, sea de la religión que sea, cuando se trate de temas religiosos, o de cualquier otro tema donde algún colectivo se pueda sentir herido en sus sentimiento.

 

Dicho esto y sin darle más vueltas al tema, también tengo que manifestar mi apoyo total a las víctimas del terrible accidente del Spanair que se han sentido, con toda la razón, ofendidas por las palabras del Obispo (no entiendo, la verdad, qué quería decir realmente), pues el Dios en el que creemos los cristianos, es un Dios al que le duelen sus hijos y sus sufrimientos.

 

Espero, como cristiana católica que por parte del Obispado aclaren y rectifiquen lo dicho, por las víctimas de este accidente, por sus familiares y por el conjunto de los cristianos católicos que, si una imagen puede desagradar y ofender, unas palabras lo pueden hacer más.

 

Por una convivencia festiva desde el respeto y una mayor convivencia en la solidaridad y cercanía con los que han pasado y siguen pasando mucho dolor.

 

Comentarios

  • javier burón monís
    28/03/2017 - 13:30

    Me dirijo a Olga María con el mayor de los 'respetos', el que tú no has tenido a bien con los que tenemos unas creencias 'religiosas' y que tú 'alardeas' de ser cristiana y católica, porque si es así no veo cómo 'defiendes' algo tan 'irreverente' como la actuación de este drag que traspasó todas las 'líneas rojas', habidas y por haber. Y me explico. Solo con la famosa frase: "Si quieres mi perdón, agáchate y disfruta", "siéntelo en tu boca", "arrodíllate", queda dicho todo. Ya puedes hablar de las ´víctimas del accidente' (el Obispo se 'retractó de la burrada que había cometido) pero cuando se argumenta algo hay que hacerlo desde el 'respeto' y la 'seriedad'... La 'ambigüedad' queda para estos 'transformistas' o 'drags' que son los que transgreden porque se les permite, aunque ¡no todo 'vale'! Y tú terminas hablando de 'respeto' y de 'convivencia solidaria'. ¿En dónde empieza una y termina la otra? La 'ofensa' del drag ha sido tan 'aberrante' que no merece otro calificativo que 'vejatorio' y sacrílego' contra tu 'religión, estimada Olga María. Y si no he entrado a comentar el tema es porque ya escribí sobre él. Un saludo 'delicado' pero no de mi 'agrado'. Javier Burón, colaborador.

    2
    0
  • Antonio
    03/03/2017 - 10:02

    Eso se llama cordura. El resto de lo leído en prensa y Redes Sociales, son calenturas esnobistas de quienes intentan de desmesurada formar darle más protagonismo al espectáculo del Drag.

    0
    0

Enviar Comentario