10/06/2016 - 18:58

Diarreas mentales

Luis López Sosa

Diarreas mentales

Tal vez, sólo tal vez, podría empezar así una estrofa poética: “Diarreas mentales, en las Casas Consistoriales, es toda una porquería el actuar con tanta osadía”. Podría ser “un poema” pero la verdad es que se convierte en todo “un problema”, que denuncia la realidad de esta negativa y polémica ingobernabilidad.

 

Son tantas las diarreas mentales que se advierten en las formas y maneras de actuar de la actual presidencia corporativa, que en la mayoría de las ocasiones, ante cualquier interpelación que se le hace para que explique sus acciones en actos corporativos, se fundamenta de inmediato en la acusación a algún miembro de la oposición y es que al parecer ha cogido las tablas de ciertos partidillos del gobierno central, cuando alguien llamaba a su oponente de ladrón, aquel lejos de defender su honestidad, espetaba un…”y tu más que yo”.

 

Ahora al parecer es un matiz o característica de cierta personalidad “Arrolladora” de la cual se vanagloria cual mérito personal, con el toque a bombo y platillo de algunas personas de talla XXL, que a codazos quiere hacerse un sitio dentro de circo montado al respecto, a la que habría de aclarar alguien que todo lo que rima no es “poesía”, que si puede llegar a ser “un problema” y no precisamente “un poema”.

 

De igual forma se le tendría que explicar que el plantón primero de lo que posteriormente será un olivo, lleva el nombre de acebuche y que hasta que no de su primer fruto “la oliva”, no se convierte “en olivo”, pobre Sanmao, que mal han tratado su memoria al pretender aprovecharse de algo de lo que no tenían ni pajonera idea, cual es plantar “un olivo” o instalar un letrero totalmente equivocado en la fachada de la edificación donde habitó la famosa escritora, situado en la calle Lope de Vega, de la Urbanización Playa del Hombre. Y es que cuando se juega con el dinero de lo público, poco duelen los derroches o las pérdidas.

 

Al parecer las razones y actuaciones recogidas en actas de sesiones plenarias, cuando su grupo estaba en la oposición, en el anterior gobierno, ahora carecen de fundamento hasta el punto de fundamentar precisamente sus acciones y no constituir ahora “las acciones contra derecho” que denunciaron en su momento y que esgrimieron para abandonar una sesión plenaria junto a otros componentes de otra agrupación política también en la oposición.

 

Ahora, esa agrupación política que compartía el mismo criterio de irregularidad en las acciones gubernamentales denunciadas, al estar actualmente en la oposición, son sus enemigos y pasando por encima de los datos de la hemeroteca (testimonios documentados literalmente y en grabaciones videográficas), desmiente sus propias acciones y acusa a la oposición sistemáticamente de cualquier desaguisado que haya cometido desde su poltrona, lo que demuestra tener poco recorrido en las razones legales que pudiera esgrimir.

 

Ahora, al parecer, solo al parecer, el Sr. Artiles Carreño, número uno de ese grupo de la oposición es culpable de todo, es quien frena las acciones gubernamentales, es el responsable de denunciar cualquier cacicada que se pretenda llevar a efecto por la máxima autoridad, aunque la susodicha cacicada esté respaldada por la mayoría de votos, sumando varias minorías quien sea y como sea, llegando de esta forma al calificativo de “dictocracia”.

 

Esta forma de actuar nos preocupa bastante y es que al conocer a ambas partes, ya estoy viendo al Sr. Artiles Carreño denunciado ante la Jurisdicción Ordinaria, por la presidencia corporativa, como asesino, responsable de la muerte de Viriato, de Atila o del propio Manolete.

 

Y es que las diarreas mentales, son tan peligrosas de manejar, que van dejando rastro por donde quiera que se pase, sirviendo a la larga (próximo período electoral), para dirimir la salud estomacal de algún@s.

 

Luis A. López Sosa es ciudadano de Telde.

 

Enviar Comentario