29/07/2015 - 10:00

Las líneas rojas en nuestras expresiones

Olga María Rivero Santana

Si uno quiere educar en valores a los niños y a los jóvenes, deberíamos ponernos de acuerdo, creo yo, en qué entendemos por "valores democráticos" , "respeto a los demás", "tolerancia cero" con cualquier actitud, sea de obra, o de palabra, que atente contra la dignidad de las personas, por razón de sexo, raza, religión, ideologías...

 

Digo esto, porque, un día sí y otro también, tanto en los medios de comunicación, como en las redes sociales, escuchamos toda clase de barbaridades, y no terminan de ponerse de acuerdo para "condenar" sin paliativos, dichos comentarios, sino que éstos, se condenan o no, dependiendo de "quiénes o de qué partidos" sean. Esto es absurdo, hipócrita y contradictorio, si de verdad creemos lo que decimos, cuando afirmamos que en un Estado de Derecho no se pueden permitir esta clase de actitudes.

 

Comentarios machistas, homófogos, racistas, o que animen a la violencia, sea ésta de cualquier índole, !no se pueden permitir nunca!, las digan o las hagan quien sea, del partido o de la ideología que sean.

 

El derecho a "disculparse" y "pedir perdón", eso sí, públicamente, si lo damos a unos, démoselos a todos y rechazarlos, de ahora en adelante, igualmente! a todos, y más si ocupan cargos públicos o tienen intención de ocuparlos.

 

No hagamos con esto, que es bastante serio, lo mismo que se ha hecho hasta ahora con el tema de la corrupción, donde en vez de asumir cada partido sus culpas y actuar en consecuencias, han estado mirándose unos a otros, para disculparse con el "tú más" Que no pase esto con "las salidas de tono y los disparates" que se han oído, de diferentes partidos, porque la ciudadanía ya estamos muy cansada y hastiadas de estas actitudes.

 

Creemos en la Democracia y estas últimas elecciones (donde la ciudadanía ha tenido un mayor protagonismo en los cambios), así que nade se arrogue el mérito, para no permitirles que, antes con la corrupción y ahora con "los comentarios ocurrentes" pero totalmente rechazables, sigan deteriorándola.

 

Por todo lo dicho !Tolerancia cero! a cualquier salida de tono, !venga de donde venga!

 

Enviar Comentario