06/05/2015 - 14:49

Explotados y además pobres

Vicente Quintana

Vicente Quintana

A estas alturas ya no nos engañan. Esos discursos de que ha pasado la crisis-estafa nada de nada, la mayoría de la población canaria sigue sufriendo las secuelas de la debacle del sistema capitalista: El paro es elevado, las prestaciones sociales se recortan y se ponen todas las dificultades para acceder a ese derecho, los trabajadores pierden poder adquisitivo a pasos agigantados, el empobrecimiento generalizado de la población ya no tiene límites.

 

El objetivo de los cerebros grises del régimen español es claro: Seguir empobreciendo a la mayoría de la población y beneficiar a unos pocos, a esa elite económica a la que los líderes del tripartito en Canarias (PP-PSOE-CC) rinden pleitesía, promoviendo la miseria, los desahucios, el hambre infantil, el desempleo masivo, la carta blanca para seguir saqueando, beneficiando a los multimillonarios españoles y canarios que han incrementado su riqueza un 40% desde el estallido de la crisis.

 

Esta es la realidad amarga para decenas de miles de trabajadores/as de las islas, la subida de un 16% en el número de personas empobrecidas durante estos últimos años, agravando las diferencias sociales de las familias isleñas, disminuyendo su gasto en alimentación, aumentando el desempleo de forma salvaje, una miseria se palpa en cada pueblo, en cada barrio, cientos de miles de familias que sufren la depravación desmedida de una banda política corrupta, ocupada en el beneficio propio y en el de los constructores y empresarios que les financian las elecciones y su vergonzoso modo de vida.

 

En función de los datos disponibles a través de la Encuesta de Condiciones de Vida del INE (instituto Nacional de Estadística) y las Encuestas de Ingresos y Condiciones de Vida de los hogares canarios del ISTAC (Instituto Canario de Estadística), se puede afirmar sin ningún genero de duda que la renta media por hogar en Canarias es un 10% inferior al resto del Estado español.

 

El 22% de los hogares canarios dispone de una renta anual inferior a los 9.000€ y un 38,6% dispone de una renta anual por debajo de los 14.000 euros.

 

La tasa de pobreza en el año 2004 fue del 24,1%, en la actualidad supera el 33% y cerca del 66% de los hogares canarios tienen graves dificultades para llegar a fin de mes.

 

Tomando como ejemplo las ultimas estadísticas, con referencia al drama del paro, en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria en la que se constata que si se aplicase el criterio de la EPA, la población sin empleo en esta ciudad sería de casi 74.000 personas, el 36% de la población activa, siendo la parte alta de la ciudad la que más soporta las cifras de desempleo, el distrito de Tamaraceite, el de mayor territorio y menor población, concentra la mayor parte de los 8.870 demandantes de empleo, el distrito de Ciudad Alta 17.851 parados inscritos en el SCE siendo los barrios de la Feria o Cruz de Piedra, los más poblados de la ciudad y donde los parados representan casi el 17% de su población.

 

El distrito de Vegueta-Cono Sur ( Hoya de la Plata, Zarate, San José…,), más de 12.703, en el entorno de Miller bajo, Lomo Apolinario, el Polvorín, Puerto, Guanarteme e Isleta, donde más de 7.900 personas sufren las consecuencias de un régimen que destruye las vidas de millones de personas en todo el estado español.

 

La contundencia de las estadísticas, no deja lugar a dudas en una profundización de las desigualdades sociales en Canarias, cientos de miles de personas que se verán arrastradas hacia unos niveles de paro de larga duración, a unos salarios cada vez más bajos que harán incrementar la brecha social.

 

Desde “Canarias Decide”, coalición integrada por Izquierda Unida-Los Verdes, Unidad del Pueblo, Alternativa Republicana nos planteamos dar un golpe en la mesa, acabar con esta lacra social generada por políticos sin escrúpulos, sin sensibilidad con la ciudadanía desesperada, que se suicida por razones económicas, que sufre cientos de desahucios mensuales, hambre infantil, exclusión social y carencia de alimentos básicos.

 

No podemos permitir que nos sigan masacrando y por eso pretendemos ser la voz de las personas que soportan la devastación de un sistema podrido, corrupto, destructor de derechos sociales, responsable de los recortes y reformas que destruyen vidas y esperanzas.

 

Las Palmas de Gran Canaria se merece que se acabe este genocidio social, que de una vez por todas la izquierda transformadora sea la voz contra las injusticias, los abusos de poder, la corrupción política, la concepción de un Ayuntamiento entregado a los poderosos, a especuladores, que olvida e ignora a los barrios populares, a las personas humildes, a la gente de bien que no llega a fin de mes, que sufre haciendo cola en los bancos de alimentos, que espera meses y meses para cobrar una ayuda social.

 

Aquí estamos nosotros no traicionamos, somos la izquierda, la que lucha, la que resiste, la que jamás permitirá que siga existiendo hambre infantil, enriquecimiento ilícito de políticos sin escrúpulos.

 

Tenemos mucho que decir, que hacer, que intervenir. Es hora de cambiar y de que el sufrido pueblo entre en las instituciones canarias, en un Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria convertido por los gobiernos del PP-PSOE en un palacio de mercaderes alejados de la realidad social.

 

Es el momento de cambiar, de generar esperanza, ilusión, de que las personas que se dedican a la política estén al servicio de la ciudadanía, jamás de multinacionales y millonarios.

 

Es la hora de la verdad y de la justicia social.

 

Vicente Quintana es candidato a la Alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria por la coalición electoral Canarias Decide.

 

 

Enviar Comentario