12/02/2015 - 12:11

Guayadeque, hermosura blanca con los almendros en flor

Antonio Estupiñán

Antonio Estupiñán
Aparte de ofrecer a los visitantes canarios, peninsulares, turistas europeos y de todo el planeta de unas impresionantes vistas panorámicas que ofrece el majestuoso barranco de Guayadeque, con millares de plantas naturales, autóctonas y endémicas, así como los clásicos caseríos estilo trogloditas con sus típicos restaurantes-grutas ubicados dentro de la roca volcánica y en el contexto histórico no podía faltar el Museo de Guayadeque como centro de interpretación aborigen de ésta zona.
 
Este barranco por éstas fechas invernales, se viste de blanco en la mayor parte de sus ocho kilómetros turísticos que comienza en el puente entre Agüimes e Ingenio hasta Montaña Las Tierras, Lereta hasta el inicio del citado barranco, donde millares de almendros en flor nos ponen ésa hermosa vista llena de contraste entre la blancura floral y las diversas variedades erosivas de lavas volcánicas, donde sobresale las grandes masas rocosas de su profundo valle con altitudes de más de 400 metros de altura desde la base del barranco. 
 
El barranco de Guayadeque será a corto plazo “Reserva Natural de la Biosfera”, mientras tanto está catalogado como Espacio Natural Protegido, es una pena que los Ayuntamientos de Agüímes e Ingenio, no fomente en éste mes de la floración de los almendros, unos días festivos de fin de semana con sabores gastronómicos propios del sureste de Gran Canaria, como los hacen otros municipios del Centro y Norte de la isla, ésta idea se lo ponemos en conocimiento y así nuestro histórico barranco se apuntaría una importante faceta turística más. 
 
La parte negativa y lamentable es que aún predomina muchos “domingueros” de fines de semana que ocupan éste barranco protegido, creyéndose estar en una “selva virgen”, estropeando plantaciones, arboledas en flor y por estas fechas del esplendor de los almendros en flor, muchos "desgajan" estos almendros para llevárselos a sus casas, esto naturalmente sin contar con los enemigos de la naturaleza que esparcen las basuras en cualquier lugar del barranco. 
 
Indudablemente la falta de vigilancia y las necesarias sanciones por éstos hechos, lo deberían tener en cuenta, tanto los municipios responsables de Ingenio y Agüimes como de los Organismos Insulares y Regionales al respecto, porque de no poner remedio, éste hermoso paraje natural del Barranco de Guayadeque (uno de los más hermosos de Canarias), de cara a su futuro irá perdiendo todo su atractivo y mermará las visitas turísticas que, de momento alcanza más de medio millón de visitas anuales.
 
Antonio Estupiñán Sánchez fue decano de los corresponsales informativos de la prensa escrita en Gran Canaria.
 

Enviar Comentario